el negocio de las ocupaciones en rocha

Puente de Garzón desata guerra en los balnearios

La Justicia investiga a supuestos testaferros de personas inescrupulosas para quedarse con cientos de terrenos costeros. Sobre esos casos hay varias denuncias en la Justicia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La familia del comerciante argentino Martínez reclama terrenos cerca de Valizas. Foto: R. Figueredo.

Hace treinta años, los hermanos Ramiro y Honorio Martínez adquirieron 40 terrenos en Valizas y en el balneario Garzón.
Años después, Ramiro le dijo a sus hijos Cecilia y Santiago que eran propietarios de buenos terrenos en la costa atlántica, algunos de ellos ubicados en la primera línea de la playa. Los terrenos estaban sin lotear.

Hace tres años, Ramiro y Santiago decidieron ver en qué estaban sus terrenos y viajaron a Uruguay. Los Martínez no llegaron tranquilos. Por otros propietarios argentinos sabían que muchos predios habían sido ocupados ilegalmente.

Apenas pisaron Uruguay, contrataron a un abogado. Luego se dirigieron a Rocha.

"Nuestros terrrenos habían sido cercados con alambres. Un hombre armado y con perros no dejó pasar a mi padre ni a mi hermano", dijo a El País la argentina Cecilia Martínez, hija del comerciante Honorio.

Ramiro y su hijo se dirigieron a la Intendencia de Rocha a reclamar la propiedad de su terreno. Una funcionaria les explicó que las ocupaciones de predios eran un fenómeno habitual en la costa rochense. También les señaló que los contribuyentes dejan de pagar impuestos y que ello es aprovechado por personas inescrupulosas. "Grupos de argentinos invirtieron en el balneario Garzón. Muchos de ellos abandonaron sus terrenos y dejaron de pagar tributos. Los ocupantes comenzaron a pagar los impuestos con el objetivo de reclamarlos judicialmente", dijo la joven argentina.

Si no puede ver la imagen haga click aquí 

Los ocupantes tienen los derechos posesorios por vivir en el lugar. Le hicieron arreglos y lo alambraron. Al cumplir los 30 años ininterrumpidos, el ocupante puede reclamar judicialmente la propietad mediante la denominada"prescripción treintenaria".

Martínez y otros propietarios argentinos con propiedades en el balneario Garzón se interesaron por sus terrenos luego de que el gobierno anunció la inauguración del puente sobre la Laguna Garzón antes de Navidad. "Nos estamos juntando los propietarios para iniciar un juicio contra los ocupantes ilegales de nuestros terrenos", advirtió Martínez.

Muchos argentinos compraron terrenos de Rocha en la década de los 80 a una empresa inmobiliaria porteña que los vendía financiados. La mayoría de estos pequeños inversionistas son comerciantes, empleados y personal militar.

"Balnearios enteros".

La abogada uruguaya Martha Olascoaga Silveira viaja seguido a Buenos Aires a entrevistarse con sus clientes, los cuales llevan adelante juicios contra ocupantes ilegales.

Clientes argentinos de esta abogada señalaron a El País que los damnificados son unos 300.

Olascoaga Silveira mantuvo en reserva la cantidad de clientes argentinos, uruguayos y de otras nacionalidades que se vieron afectados por las ocupaciones en los balnearios Las Garzas y Valizas.

"Esta problemática es muy grave. Mis clientes tienen una cantidad importante de terrenos en Rocha, balnearios enteros", expresó la profesional.

El Palenque.

La Policía de Rocha poco puede hacer ante esta situación. Si la denuncia de ocupación no se realiza dentro de las 24 horas del hecho, el caso debe ser dirimido en la Justicia Civil. Esta deberá determinar quién es el verdadero dueño del terreno en cuestión.

En Rocha hay tres juzgados Letrados y juzgados de Paz que tramitan miles de expedientes por reclamos de terrenos.

"Hay horrores de casos de ocupaciones ilegales en la costa de Rocha", dijo una fuente de la Jefatura de Policía. El balneario El Palenque había sido ocupado por intrusos cuando se habló de construir el puerto de aguas profundas. Ahora que se le puso paños fríos al proyecto, los ocupantes "se fueron a otras zonas" de Rocha, dijo la fuente.

Las batallas judiciales por esas propiedades han generado incluso la destitución de un magistrado. En 2011, la Justicia Civil de Rocha otorgó el balneario Mar del Plata a un soldado retirado. La prescripción incluía varias calles que pertenecían a la Intendencia de Rocha. La jueza Amalís Martínez, que manejó el caso, recordó ayer a El País que le preguntó "tres veces" a la comuna si tenía intereses allí y no recibió respuesta.

La Suprema Corte destituyó a la jueza por ineptitud, y hace dos meses, ratificó el fallo. Martínez presentó un nuevo recurso de nulidad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)