LA SITUACIÓN EN LA EDUCACIÓN PÚBLICA

Puente enfrenta a Arismendi y gremio reconoce falta de cupos

ADES dice que el problema es la falta de infraestructura en Secundaria.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Puente salió al cruce de Arismendi, que cuestionó falta de cupos en liceos públicos. Foto: A. Colmegna

La directora general del Consejo de Secundaria, Celsa Puente, salió ayer a desmentir los dichos de la ministra de Desarrollo Social, Marina Arismendi, que dijo que "a veces pasa que cuando (los jóvenes) van a la puerta de un liceo, hacen cola y les contestan que no hay cupos". El gremio, en tanto, sostuvo que la superpoblación en algunos centros hace que les digan a los estudiantes que no hay más lugar.

"La inscripción de alumnos en Secundaria es universal. Nosotros NO (sic) dejamos alumnos fuera del sistema. Siempre les adjudicamos un lugar", escribió Puente, que evitó nombrar a la ministra, pero se refería claramente a una nota publicada ayer por El País, en la que se recogían declaraciones de Arismendi advirtiendo sobre los problemas con los que se enfrentan a veces los jóvenes para cursar sus estudios.

Los dichos de Arismendi tienen que ver con la suspensión de 16.000 asignaciones familiares que el Banco de Previsión Social (BPS) pretende efectivizar a partir de agosto, dado que los niños y jóvenes beneficiados por esta prestación no están yendo a estudiar. El BPS hace esto en cumplimiento de un decreto firmado en diciembre pasado por el presidente Tabaré Vázquez, que advierte que las asignaciones se suspenderán a quienes no están yendo a estudiar y no tengan los debidos controles de salud.

"Como gobierno, como Estado, controlamos que los niños vayan o no a la escuela o a la enseñanza media. Pero a veces pasa que cuando van a la puerta de un liceo, hacen cola y les contestan que no hay cupos. Yo, que soy maestra y tengo marcado el legado vareliano, lo que me pregunto es, cómo si no hay cupos después les voy a quitar la asignación familiar porque no van", precisó la ministra en un evento el miércoles en la Facultad de Ciencias Económicas.

Arismendi fue a más, advirtió que "hay otro montón de problemas" en este sentido, y se refirió de forma especial a "los adolescentes que esperan tener 15 (años) para poder entrar en Jóvenes en Red, porque es mucho más divertido (que el liceo) y más útil". Y añadió que los alumnos a veces expresan: "Ahí nos quieren, en otros lados no".

Jóvenes en Red es un programa educativo en el que, aunque participan Secundaria y UTU, la dirección es llevada a cabo por el Mides.

Situación.

A inicios de año se efectuó una serie de denuncias por faltas de cupo, pero sobre todo en UTU, donde se presentaron largas colas y donde unos 8.000 jóvenes quedaron sin poder anotarse.

En el caso de Secundaria las denuncias han sido aisladas. Se dio la situación, por ejemplo de dos ediles frenteamplistas, Sergio Duclosson y Federico Martínez, que denunciaron ante la Junta Departamental de Maldonado que en tres liceos del departamento se estaba diciendo que no había cupos.

Desde la Asociación de Docentes de Enseñanza Secundaria (ADES-Montevideo), el sindicalista Luis Martínez dijo a El País que "a veces pasa que no hay cupos" y añadió que el gremio "ha denunciado históricamente que faltan liceos, faltan edificios".

"Hay muchos liceos donde el primer ciclo está superpoblado con 35 o 40 estudiantes, cuando lo apropiado es tener de 20 a 25. Se prometió grupos de menos de 25 pero eso fue una gran mentira. Nosotros necesitamos nuevos liceos, con aulas mejores. Ese es el problema de fondo", añadió el líder sindical.

"Salones sobrepoblados en condiciones indignas".

El dirigente de ADES, Luis Martínez, aunque reconoció que "a veces no hay cupos en los liceos", como advirtió la ministra Marina Arismendi, criticó a la jerarca por "hablar con mucha soltura de cómo se excluye gente".

"Esta es la misma ministra que firmó un recorte feroz a la educación pública. Viene a decir suelta de cuerpo que se excluye gente en Secundaria", añadió Martínez a El País.

Debido a la situación económica del país, el gobierno pretende postergar $ 1.500 millones de incrementos del gasto para la ANEP, la UdelaR, la UTEC y el INAU.

Martínez señaló que más allá del tema de los cupos, "que los estudiantes tengan lugar, no quiere decir que los centros no estén superpoblados". Y dijo que en algunas instituciones "las condiciones son indignas".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)