Públicos negocian máximo de faltas por presentismo

COFE dice que no avalará “avivadas” en licencias médicas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El BPS prometió un incremento en los controles en esta administración.

La Confederación de Organizaciones y Funcionarios del Estado (COFE) negocia con el Poder Ejecutivo fijar un máximo de días habilitados a faltar por enfermedad que no condicionarían el pago por asiduidad de 2017 y 2018 previsto por decreto la semana pasada. El secretario general de COFE, José Lorenzo López, dijo a El País TV que "una persona con una enfermedad oncológica estamos de acuerdo con el gobierno de que acceda a todos los beneficios", pero "estamos discutiendo cuál es la cantidad de días que podría tomarse por enfermedad" sin afectar el pago del presentismo. "Se va a poner un rango de faltas máximo por enfermedad" para el resto de los casos, acotó. Para todos los casos se deberá presentar una constancia médica.

Consultado el funcionario por la cantidad de certificados médicos que se verifican a nivel público, López dijo: "Partimos de la base que nadie falta de gusto (…) Si hay avivadas es culpa del trabajador y del médico que dispone la licencia médica; no vamos a avalar esas situaciones".

El sindicato de funcionarios del Estado también negocia que la partida por asiduidad no se vea afectada por la licencia por estudio. En este caso también se trabaja para definir "cuántos días de licencia por estudio por año pueden tenerse para poder cobrar la partida y cuántos no", dijo López.

La partida por asiduidad forma parte del convenio salarial firmado por el gobierno en diciembre pasado y busca privilegiar los salarios más bajos. Este decreto abarca a los funcionarios públicos con excepción de los diplomáticos, consulares, militares, policiales y a los magistrados del Ministerio Público y Fiscal. En este sentido, existe un tercer punto en la negociación que es que la partida por presentismo esté ajustada a la carga horaria que tienen los trabajadores, dado que hay quienes trabajan seis horas y quienes lo hacen ocho horas.

"Las partidas deberían ser proporcionales a las cargas horarias; ese es un tema que tenemos controversia con el Poder Ejecutivo", dijo López.

El Estado repartió la semana pasada $ 220 millones (unos US$ 7 millones) entre los casi 19.000 funcionarios de la Administración Central como parte de esa compensación anual de "estímulo a la asiduidad" en el sector público, aunque el pago no diferenció si asistieron o no a trabajar.

Los fondos fueron distribuidos de acuerdo a tres franjas: 100% del salario a quien tenía una remuneración menor a 10 Bases de Prestaciones y Contribuciones (BPC), hoy $ 33.400; 75% a quien gane entre 10 BPC y 15 BPC ($ 33.401 y $ 50.100, respectivamente) y un 50% a quien tenga salarios superiores a 15 BPC ($ 50.101). López explicó que quienes ganan salarios superiores a los $ 70.000 no perciben este beneficio.

Para 2017 y 2018 sí está dispuesto que se mida el presentismo, pero sus condiciones son las que se negocian ahora. El próximo año quienes cobren la partida ajustada por inflación serán solo "los que hayan cumplido con las exigencias de la carga horaria". Para 2017 el pago será de $ 200 millones de enero 2015 ajustados al 31 de marzo y para 2018 a los $ 220 millones de este año se agregarán otros $ 100 millones (a valores de enero de 2015).

El presidente del sindicato enfatizó que el pago por presentismo no es algo que haya demandado COFE sino una salida que encontró el Poder Ejecutivo. Sostuvo que los $ 200 millones son "escasos" y que hubiesen preferido un ajuste salarial.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)