ENTREVISTA

"El PT necesita de nuevos líderes, los que están ahora perdieron prestigio"

Marco Antonio Carvalho - Analista

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Marco Antonio Carvalho Teixeira. Foto: Archivo El País

—¿Es posible interpretar lo ocurrido con Dilma Rousseff como un "golpe de Estado", tal como se argumenta desde la izquierda?

—El motivo del impeachment no tuvo un sustento jurídico consensuado. Existió incluso un senador que votó en favor de la destitución afirmando que nunca hubo un delito contra la Constitución, pero que la destitución de la presidenta se daba por la pérdida de gobernabilidad. O sea, esto ocurrió por una decisión política.

—¿Se aprovechó la situación para quitarla del gobierno?

—Es lo que decía, no es que haya habido un sustento jurídico en la decisión. Es más, la mayor parte de la población no sabe los motivos de fondo y piensa que todo ocurrió por la corrupción del sistema político.

—¿Era esperable un apoyo tan contundente al impeachment (60 votos contra 21) de parte del Senado?

—Sí, se esperaba. Dilma Rousseff perdió el apoyo de varios partidos y su soporte político quedó restringido al Partido de los Trabajadores, al Partido Comunista y algunos senadores dispersos en otras partes. Este era un resultado esperado.

—¿El haber perdido capacidad de realizar alianzas y de negociación política puede poner en riesgo el futuro del PT como fuerza política?

—Sí. El Partido de los Trabajadores necesita presentarse ante la población con nuevos líderes. Los actuales perdieron prestigio y capacidad de negociación.

—¿Cuánto pesaron los casos de corrupción y la crisis económica en todo este proce- so de destitución de Dilma Rousseff?

—Para la pérdida del apoyo popular estos aspectos de corrupción pesaron más que el crimen fiscal del que se la acusa.

¿Cómo reaccionaron las masas populares ante la caída de Dilma?

—Después de la destitución de Dilma por parte del Senado ocurrió una conmoción social y también despertó muchas muestras de solidaridad.

—¿Temer traicionó a Dilma?

—Sí, él se fue alejando y dejando que el gobierno perdiera apoyo dentro de su propio partido.

—¿Qué tipo de políticas se pueden esperar ahora del presidente Temer?

—Vendrá una mayor restricción del gasto y un programa de privatizaciones, además de reformas en la seguridad social y en las normas laborales.

—¿Es posible esperar que el sistema político brasileño, superada esta instancia, retome la normalidad institucional?

—Creo que no. Temer también tiene riesgos relacionados con la investigación de corrupción por el pago de sobornos en la operación Lava Jato, las cuentas de la campaña de 2014 que lo involucran demasiado e incluso puede llegar a ser declarado incapaz de competir en las próximas elecciones. Además, hay otros líderes de su propio partido que están siendo investigados por la Justicia.

—¿Qué grado de profundidad tiene la corrupción en el sistema político brasileño?

—Las investigaciones están demostrando que la corrupción corroyó al sistema político a través de los dos grandes partidos de Brasil.

PERFIL.

Docente de la Getúlio Vargas.

Graduado en Ciencias Sociales en la Pontificia Universidad Católica de San Pablo. Actualmente es profesor en el Departamento de Gestión Pública de la Fundación Getúlio Vargas de San Pablo

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)