fotogalería

Proyectan edificio en Club Banco Comercial

Mientras se tramitan los permisos darán en comodato la casona de la rambla por 2 años.

Señales de abandono en el Club Banco Comercial. Foto: Fernando Ponzetto
Señales de abandono en el Club Banco Comercial. Foto: Fernando Ponzetto
Señales de abandono en el Club Banco Comercial. Foto: Fernando Ponzetto
Señales de abandono en el Club Banco Comercial. Foto: Fernando Ponzetto
Señales de abandono en el Club Banco Comercial. Foto: Fernando Ponzetto
Señales de abandono en el Club Banco Comercial. Foto: Fernando Ponzetto
Señales de abandono en el Club Banco Comercial. Foto: Fernando Ponzetto
Señales de abandono en el Club Banco Comercial. Foto: Fernando Ponzetto
Señales de abandono en el Club Banco Comercial. Foto: Fernando Ponzetto
Señales de abandono en el Club Banco Comercial. Foto: Fernando Ponzetto
Señales de abandono en el Club Banco Comercial. Foto: Fernando Ponzetto
Señales de abandono en el Club Banco Comercial. Foto: Fernando Ponzetto
Señales de abandono en el Club Banco Comercial. Foto: Fernando Ponzetto
Señales de abandono en el Club Banco Comercial. Foto: Fernando Ponzetto
Señales de abandono en el Club Banco Comercial. Foto: Fernando Ponzetto
Señales de abandono en el Club Banco Comercial. Foto: Fernando Ponzetto

Dentro de la casona abandonada no hay olor a encierro, a pesar de que nada ha funcionado allí desde fines del año pasado. Se mantiene muy ventilada por una simple razón, la puntería de los vándalos que destrozaron todos los vidrios. Tampoco hay puertas ni artefactos del equipamiento de baños y cocina, y la mayoría de las maderas que pueden apreciarse aparecen en algunos marcos, en los pisos de parquet o en los techos, en vigas o tirantes desnudos debido a que también se han dañado cielorrasos.

Sobre las paredes, las firmas, sellos y signos pintados de distintos colores dan fe del pasaje de grafiteros. De la red eléctrica, apenas vestigios.

En estos días, sin embargo, al caminar por las habitaciones no hay que eludir huéspedes ni obstáculos, el viernes solo había un colchón de polifón tirado en un corredor exterior. Algunos vecinos cuentan que el veranillo sostenido hizo desaparecer a ocupantes indigentes, aunque debe agregarse que hubo intervenciones municipales o del Mides que permitieron realojar en refugios a algunas de las primeras personas que se habían establecido en lo que fue la sede emblemática del Club del Banco Comercial, en la rambla y Luis Alberto de Herrera, junto al Museo Naval.

En donde muchos celebraron casamientos y cumpleaños o pasaron días de sus vacaciones, con el paisaje estropeado de la esquina no solo colabora la edificación sino también los jardines. Hoy la piscina está llena de agua estancada.

El penoso estado de conservación podría empero revertirse en caso de que sea exitosa la intermediación de la Intendencia de Montevideo.

Próximo destino.

Mientras comenzaron a sumarse numerosas y variadas denuncias, radicadas en sedes policiales o en el Municipio CH, los propietarios del inmueble tomaron conocimiento de las pérdidas y para evitar más disturbios, robos y otras muestras de vandalismo de mayor cuantía estuvieron a punto de tapiar todas las aberturas hasta tanto no se les apruebe un proyecto arquitectónico a erigir allí.

Pero antes de clausurar puertas y ventanas mantuvieron algunas reuniones con la Intendencia durante las cuales surgió una alternativa. Hasta el 3 de julio podrán presentarse propuestas para desarrollar en la casona, durante dos años, un proyecto de corte cultural o recreativo, dijo a El País el prosecretario de la Intendencia, Christian di Candia.

"El comodato sería privado con privado, nosotros lo que estamos intentando es seleccionar un buen proyecto para la zona y para Montevideo, que sea sustentable la inversión por dos años", afirmó.

"Estamos actuando simplemente como intermediarios. Si llegan propuestas elegiremos la mejor y si no llegan buscaremos con los inversores alguna otra opción para que ese lugar no quede inutilizado", concluyó Di Candia.

El empresario y contador Carlos Lecueder, integrante del grupo inversor que adquirió la propiedad del espectacular predio en Pocitos, anunció a El País que se está conversando directamente con la Intendencia, que tiene más de una idea.

"Después que se hizo la exposición de Arte y Diseño lamentablemente empezó a entrar gente al edificio y fue difícil de controlar, hoy en día es difícil. Ante eso, la alternativa era tapiarlo para que no pudiera entrar gente. Pero conversando con la Intendencia acerca de los caminos de salida surgió la posibilidad de que ella explotara esto, no en forma directa sino a través de un tercero. Nosotros accedimos inmediatamente y estamos esperando la respuesta. Si la Intendencia logra un proyecto viable vamos a firmar un comodato a favor de la Intendencia para cederlo por dos años", contó Lecueder.

—¿No harían el comodato a favor del tercero sino de la Intendencia?

—Esa es nuestra idea, obviamente tenemos que verlo.

—Para cuando se termine el plazo de ese comodato, ¿cuál es el proyecto, una torre de oficinas o de apartamentos?

—Todavía no lo tenemos definido. La idea es hacer un edificio, estamos trabajando con la Intendencia en el proceso de obtener los permisos.

—Ahí existe un límite de altura para construir, ¿de cuánto es, de cinco pisos?

—Depende, porque es una zona que tiene un gran desnivel, cambia en función de la zona del terreno en donde se esté, pero más o menos es sí de cinco pisos.

Fantasmas en un emblema de las fiestas.

La piscina que otrora disfrutaron los socios del Club Banco Comercial se encuentra repleta de agua estancada. Salas y salones aparecen fantasmales, sin vidrios en sus ventanas. Señales de abandono y de la acción vandálica aparecen por todas partes, en espacios que estuvieron dedicados a fiestas de casamiento o de cumpleaños durante décadas. Entre las instalaciones del Museo Naval y un predio de la IMM, antes de que un grupo inversor construya un edificio en proyección, la casona vendida hacia 2013 podría entregarse en comodato a particulares que tienen plazo hasta el 3 de julio para presentar proyectos culturales o recreativos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)