elecciones municipales

Si prospera idea del FA, Contribución crecería 40% y sería de las más caras

El operador inmobiliario, Julio Villamide, sostuvo a El País que de concretarse habría que bajar las alícuotas porque de lo contrario serían excesivas comparando con otras ciudades del mundo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Diferencias entre el catastro y el mercado de inmuebles.

De prosperar la idea de adecuar la Contribución Inmobiliaria de su valor catastral al de mercado como se maneja en el programa del Frente Amplio para Montevideo, el impuesto aumentaría como mínimo un 40% y se posicionaría como uno de los más caros del mundo.

Los candidatos a intendente de la coalición de izquierda no se hacen cargo de una medida de ese tipo en caso de ganar en las elecciones de mayo. Además, la novedad recibió críticas de los candidatos de la oposición.

De todas formas, de prosperar la iniciativa, según dijo a El País el operador inmobiliario Julio Villamide, un dato a tener en cuenta que esto generaría que la Contribución aumentaría "al menos un 40% en promedio en Montevideo aunque podría llegar a estar más cerca de un 50%". 

"Hay casos en que los valores catastrales y del mercado están iguales, en otros casos están muy por debajo y supongo que esos serán los casos que querrán corregir con este planteo", precisó.

Consultado sobre si la adecuación de la Contribución supone un aumento de la misma, Villamide indicó que "si la administración pretende tomar el valor del mercado de los inmuebles a la hora de calcular la Contribución es porque entiende que va a mejorar la recaudación".

"El tema sería que se llevara el universo de los inmuebles a los valores del mercado, en ese caso habría que bajar las alícuotas de la Contribución sino serían excesivas; la carga fiscal sería insoportable", señaló.

Un informe realizado por Ferrere en 2010, cuyos autores eran Gianni Gutiérrez y Alberto Varela, reflejaba que mientras un apartamento de US$ 50.000 en Madrid pagaba una Contribución Inmobiliaria de US$ 290 por año, en Milán pagaba US$ 220, en Roma pagaba US$ 230 y en París pagaba US$ 100, en Montevideo el costo era de US$ 500, esto es, de las más caras del mundo. Asimismo si el inmueble tenía un valor catastral de US$ 100.000 en París pagaba US$ 200 al año, US$ 440 en Milan, US$ 460 en Roma, US$ 581 en Madrid y US$ 1.200 en Montevideo.

Según Villamide, las diferencias que ocurren en Uruguay entre valor catastral y valor de mercado "ocurren en muchas ciudades de América Latina porque de esa manera se compensan los altibajos del mercado, porque los precios de los inmuebles no suben siempre y con esa diferencia se asegura que nunca los de Catastro van a estar por encima de los de mercado que sería absurdo".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)