DOCENTES EN PIE DE LUCHA

Profesores acusan a Netto de "demagogo" y "maniqueísta"

El aumento concedido a la ANEP no cubre el convenio del año 2015.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Ariel Colmegna

Es la crónica de una "muerte intencionada". Así definió José Olivera, dirigente de la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes), el "fracaso" de la negociación colectiva. "Acá hay una intencionalidad política de vaciar los Consejos de Salarios, de acatar lo que el Poder Ejecutivo pide y, de lo contrario, te decretan la esencialidad", sostuvo.

La prueba más clara, según Olivera, fue lo que ocurrió en la mañana de ayer, en la sede del Ministerio de Trabajo, en la tercera reunión de negociación. "Los representantes del gobierno nos explicaron que ya tenían cerrada la Rendición de Cuentas desde el lunes y que la irían a presentar en la tarde (de ayer)", como finalmente terminó aconteciendo.

El diálogo, recreado por algunos de los participantes, fue el siguiente:

—No le den más vueltas, nuestra oferta está cerrada y no les vamos a dar nada más. Andrés Masoller, representante del Ministerio de Economía.

—Ustedes nos están tomando el pelo, con la Rendición anterior nos hicieron lo mismo. Uno de los seis sindicalistas de la Coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza (CSEU).

La discrepancia resultó en que el Poder Ejecutivo presentó en la Rendición de Cuentas un aumento de $ 1.500 millones (US$ 50 millones) para la ANEP y $ 348 millones (US$ 11,6 millones) para UdelaR. Es decir: el gobierno envió ayer al Parlamento solo el planteo inicial y no tomó en cuenta los entendimientos logrados en las tres jornadas de negociación.

El presidente del Codicen, Wilson Netto, acusó a los sindicatos de haber rechazado los $ 250 millones que el Ejecutivo había aceptado incrementar para el rubro educación. "Con esta decisión de la Coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza del Uruguay, la Administración ahora arranca de más atrás en su discusión parlamentaria", dijo al portal de Presidencia.

Para Olivera este discurso es "demagógico y "maniqueísta". En la primera reunión de negociación, hace una semana, "el propio Netto le hizo notar al Poder Ejecutivo que se estaban equivocando con la cuentas". El Ministerio de Economía dijo que tenía la intención de replicar el convenio firmado en 2015. En realidad, luego aclaró, que pretendía aplicar solo el artículo 4 de ese acuerdo que significaba un aumento salarial de 3,53% para docentes y 3,21% para directores. La contadora del Codicen, recordó Olivera, señaló que eran necesarios "$ 1.936 millones" para que se cumpla el objetivo. Tras un repaso de números, y luego de que los representantes de Economía reconocieran el "error" según consta en el acta, se fijó la cifra en $ 1.700 millones.

"El MEF dijo que no había problema, porque significaba ajustar por inflación a los $ 1.500 millones planteados, pero aclaró que era necesario firmar un preacuerdo porque no podían asegurar la mayoría parlamentaria para que se aprobara la Rendición", resumió el dirigente de Fenapes.

Al no garantizarse el cumplimiento del aumento, los sindicatos se negaron a firmar cualquier preacuerdo. Y, al no haber un pacto, el Poder Ejecutivo quitó los $ 200 millones que separan a los $ 1.500 millones de los $ 1.700 millones, y una partida extra para inequidades por otros $ 50 millones.

En conclusión: el dinero que el Poder Ejecutivo le dará a la ANEP "no da ni para cubrir los aumentos correspondientes a 2018 y los trabajadores rechazan la situación porque no se está cumpliendo con lo mínimo ya alcanzado", dijo el consejero Robert Silva, representante de los docentes en el directorio de la ANEP.

"Más allá de los recursos adicionales que el gobierno volcará a la educación en este quinquenio, las instituciones educativas cuentan con un importante monto de recursos para inversión que podrán seguir utilizándose para el desarrollo de las obras de infraestructuras requeridas", justificó el Ejecutivo en la Rendición de Cuentas. "Este monto de partida, con el que ya cuentan las instituciones educativas a partir de 2018 asciende a $ 2.645 millones anuales en el caso de ANEP, a $ 721 millones anuales para UdelaR, $ 364 millones anuales para CAIF a partir de 2018 y $ 82 millones anuales para la UTEC".

En base a estas cifras, el Ministerio de Economía estima que el gasto en educación represente el 5% del PIB, un punto por debajo de la propuesta del Frente Amplio y de la CSEU.

En cuanto a la mejora salarial, se especificó en el proyecto de ley, si bien "en el período 2005-2015 el salario real de los funcionarios de ANEP y UdelaR aumentó 69% y 75% respectivamente, se entiende necesario seguir avanzando en incrementar los salarios de los funcionarios". Y se aclaró que "avanzar hacia un salario de ingreso de $ 25.000 a precios de 2015 para todos los docentes supone, a la vez, terminar de resolver esta inequidad salarial".

Al parlamento.

Una delegación de la Federación Uruguaya de Magisterio protestó ante legisladores del oficialismo y la oposición porque los recursos asignados en la Rendición de Cuentas para cumplir con el convenio salarial firmado con ANEP "no alcanzan" y, según los números del Codicen, faltan $ 50 millones. Además, dijeron que hay 1.023 auxiliares de servicio que no son funcionarios de ANEP y a quienes los directores de las escuelas contratan como unipersonales, y se les paga con dinero del Impuesto de Primaria.

Docentes a la guerra con voz y sin voto.

La educación cumple hoy con un paro general de 24 horas. La medida involucra a toda la enseñanza privada y pública (incluyendo UdelaR). Los sindicatos de funcionarios del ramo irán en una columna caminando desde la Intendencia de Montevideo hasta el acto del Pit-Cnt en 18 de Julio y Andes. Pero ni bien termine la manifestación, darán comienzo a la reformulación de la estrategia de lucha.

"Íbamos a fijar un paro de 48 horas, para la semana que vienes, pero como el gobierno ya entregó la Rendición de Cuentas no tiene mucho sentido", dijo José Olivera, dirigente de la Federación de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes). Esta agrupación, al igual que la mayoría de los sindicatos, mantendrá reuniones durante la tarde para coordinar nuevas medidas.

Fenapes le pedirá al Pit-Cnt la realización de un paro general de 24 horas, "porque el Ejecutivo no cumple con los Consejos de Salarios", señaló Olivera y aclaró que, por ahora, "se descarta una huelga por tiempo indeterminado".

Según Elbia Pereira, presidenta de la Federación Uruguaya de Magisterio (FUM), uno de los objetivos es que los legisladores prioricen los reclamos de los docentes. Para ello "el Codicen deberá entregar su mensaje, previo al 30 de junio, con una propuesta distinta a la del Poder Ejecutivo".

Mientras, los distintos sindicatos seguirán buscando convencer a los legisladores de la importancia de atender los reclamos y que voten teniendo en cuenta estas reivindicaciones.

Por su parte, fuentes del Codicen confirmaron que trabajan contra reloj para la redacción de un mensaje que contempla el trienio próximo y no de un único año como el proyecto del Ejecutivo.

La ANEP, según la fuente consultada, "intentará contemplar el convenio de 2015, en todos sus términos". Ello quiere decir que se tendrán en cuenta las correcciones de inequidades, el ingreso de nuevos funcionarios y el salario variable por presentismo.

Por tanto, son de esperar más negociaciones antes de que termine este mes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)