UYCHECK

"No se producirían los 10.000 abortos que hoy tenemos por año, que aumentan año tras año"

UyCheck somete a chequeo una frase del diputado nacionalista Carlos Iafigliola, ¿dice la verdad?

Carlos Iafigliola. Foto:Gentileza secretaria de Iafigliola
Carlos Iafigliola. Foto:Gentileza secretaria de Iafigliola

El diputado nacionalista Carlos Iafigliola se proclamó independiente dentro de su partido y no descartó una candidatura para las próximas elecciones. En una entrevista a En Perspectiva reiteró su postura en contra de las leyes relativas a la llamada “nueva agenda de derechos” que han promovido los gobiernos del Frente Amplio. Entre ellas destacó su oposición al aborto, sosteniendo que en nuestro país se practican 10 mil abortos por año, cifra que ha aumentado. ¿Nos dicen la verdad?

La interrupción voluntaria del embarazo.

Luego de ser vetada la primer iniciativa de despenalización del aborto en 2008, fue aprobada la ley 18.987, llamada “Interrupción Voluntaria del Embarazo”. Entre los primeros artículos de la misma, se establece la despenalización del aborto antes de las doce semanas de gravidez.

En términos legales, el proceso requiere de cuatro etapas. Primero, se asiste a una consulta con una partera, ginecólogo o médico general, quienes indican un examen de sangre para confirmar el embarazo. En segundo lugar, y una vez confirmado el embarazo, hay una segunda consulta con un equipo multidisciplinario integrado por un ginecólogo, un psicólogo y un trabajador social, quienes proveen información sobre el procedimiento que se va a seguir. Luego de una espera de por lo menos cinco días establecidos por ley, la mujer concurre a una tercera consulta donde ratifica o no su decisión de interrumpir el embarazo firmando un consentimiento médico. En caso de hacerlo el médico receta las pastillas a tomar y explica su uso. Finalmente hay una cuarta consulta donde se confirma que el embarazo fue interrumpido sin complicaciones.

Los abortos legales.

De acuerdo a la última publicación del Ministerio de Salud Pública, en 2016 se realizaron 9.719 abortos legales, con un promedio de 810 abortos por mes. La gran mayoría de las interrupciones de embarazo se realizaron en mujeres de 20 años y más (82,8%), y en una proporción mucho menor entre mujeres de 15 y 19 años (16,4%). Apenas el 0,8% fueron a menores de 15 años.

El principal motivo es la propia voluntad de la mujer, declarado en el 98,97% de los procesos realizados. El resto de los motivos identificados -violación, riesgo de salud de la mujer, anomalías del feto- acumulan apenas el 0,1%.

Geográficamente, el mayor número de interrupciones se realizan en Montevideo: un 57% en la capital y un 43% en el Interior. Por otro lado, la centros de salud privados realizan menos abortos que los públicos. El 53% se llevaron a cabo en un prestador público y el 47% en uno privado.

El documento registra también el número de consultas por interrupción de embarazo, alcanzando en 2016 las 10.304. De ellas, el 94% deciden practicarse el aborto y el 6% continuar con el embarazo.

En términos evolutivos el Ministerio de Salud Pública registra datos desde 2013. En estos cuatro años, el número total de abortos ha evolucionado de forma creciente año a año. La variación muestra que en 2016 se produjeron 35% más de interrupciones que en 2013.

Fuente: MSP

La brecha.

Como con todos los fenómenos y conductas que son legalizadas o despenalizadas de un momento a otro, las comparaciones tienen la gran limitación de no contar con registro oficiales previos a las aprobaciones de las leyes. En este caso, los problemas de contabilización del número de abortos que se practican en Uruguay, no sólo refieren a lo que sucedían antes de 2012 sino también a la cantidad de procedimientos que se continúan realizando en forma clandestina.

Según un reciente informe del Observatorio Nacional en Género y Salud Sexual y Reproductiva de la organización Mujer y Salud (MYSU), antes de la implementación de la ley se estimaban entre 16.000 y 33.000 abortos clandestinos por año. El informe constata que el uso de los servicios legales va en aumento de forma progresiva pero no ha sustituido la práctica clandestina, la cual continúa apareciendo como prevaleciente. Aún así, no hay estimaciones de cuántos son los abortos que se realizan por fuera del marco legal en la actualidad.

Entre los principales problemas que remarca MYSU para el correcto funcionamiento de la ley, se destacan: la falta de información sobre los servicios, la falta de profesionales, servicios que no funcionan con regularidad y la objeción de conciencia. Esta última, que ha sido de los asuntos que más ha repercutido sobre la aplicación de la ley, alcanza al 100% de los médicos en localidades como Young, Mercedes y Castillos, y supera el 60% en departamentos como Salto, Paysandú, Soriano y Rivera, según las propias estimaciones de la organización.

Conclusiones.

El diputado nacionalista Carlos Iafigliola afirmó que se realizan 10.000 abortos anuales en Uruguay, cifra que aumenta año a año. Estos datos se constatan si se observan las cifras de interrupciones voluntarias de embarazo realizadas al amparo de la ley 18.987, las cuales alcanzaron en 2016 a 9.719 abortos, cantidad más alta desde 2013. Sin embargo, de acuerdo a las estimaciones de la organización MYSU la práctica clandestina continúa siendo prevaleciente, aunque no se registren datos de cuántos son los abortos ilegales en la actualidad. Por lo tanto, la frase es una Verdad a Medias.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)