JUSTICIA

Procesaron con prisión a la madre que golpeó a maestra y directora

El juez de la causa hizo lugar al pedido del fiscal y procesó a la mujer agresora por dos delitos de lesiones personales en reiteración real.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Escuela

Esta mañana el juez Huberto Alvarez hizo lugar al pedido del fiscal Juan Gómez y procesó a la mujer agresora de la maestra y directora de la escuela 251.

Según informa Telenoche Online, la mujer fue procesada por dos delitos de lesiones personales en reiteración real.

"No se puede permitir que sigamos con esta historia de que un padre o madre adopte la agresión como respuesta" ante los docentes, había dicho esta mañana el fiscal Juan Gómez, antes de conocer el fallo del juez.

En diálogo con el programa Fuentes Confiables de radio Universal, el fiscal había dicho que lo que ocurrió "a juicio de la Fiscalía, es el peor ejemplo que se puede dar en un centro educativo".

Gómez sostuvo que "se dio un esquema de desestabilización en una jornada normal de clase" y que "desde luego eso debe afectar a la sensibilidad de los niños, todo lo que vivieron". Y que si bien la agresora "no tenía antecedentes", pero que "el hecho de no tenerlos no le quita trascendencia a la conducta cumplida".

Detalló además los motivos por los que la mujer había sido citada para hablar con la maestra: "Desde el mes de marzo la madre había sido llamada reiteradamente por la escuela para atender necesidades de su hijo. Por ejemplo, debía asistir a una piscina, para lo que necesitaba toalla y jabón, elementos que no eran proporcionados por la madre. En este caso hubo un nuevo llamado de atención por otras necesidades del niño, quien había sido visto deambulando por las calles del barrio en horas de la noche sin supervisión de sus mayores, y esto enfureció a la mujer que la emprendió con la maestra”.

"Hay cosas con las que no se juega. No sé si lo vamos a lograr, pero estamos intentando dar el ejemplo", agregó Gómez, opinando que "es patético escuchar el relato de que muchos de los 250 niños testigos de la golpiza a la maestra intentaron separar a la agresora de la agredida”.

Sostuvo que la agresora "mostró señales de arrepentimiento, con llantos, pero en este caso eso no es suficiente".

El fiscal señaló además que "el domicilio de la agresora está a 50 metros del local escolar" y que "las víctimas manifestaron temor a represalias". Destacó que se solicitó "que la Justicia Especializada en Violencia Doméstica analice si hay riesgos para los hijos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)