TRASLADAN AL DELINCUENTE A MONTEVIDEO

Procesan con prisión al Pato Feo y hoy declaran otros 10 detenidos

Hubo fuerte despliegue policial en el Juzgado de Toledo para evitar fugas.

El "Pato Feo" ingresa al juzgado de Toledo. Foto: Ariel Colmegna.
El "Pato Feo" ingresa al juzgado de Toledo. Foto: Ariel Colmegna.

Anthony Martín Rodríguez Silvera, conocido por el alias de Pato Feo, fue procesado anoche con prisión por la jueza Patricia Ferreira, que tiene a su cargo la investigación judicial del asalto a la sucursal del BROU en la localidad de Sauce, Canelones.

El peligroso delincuente, que ya estaba recluido en el Penal de Libertad antes de fugarse el pasado 3 de septiembre, volverá a ser trasladado a Montevideo, donde la Justicia proseguirá las actuaciones por los otros robos que cometió contra locales de cobranza.

Durante la jornada de ayer, la Policía desplegó un fuerte operativo en torno al juzgado de Toledo donde el Pato Feo, detenido el viernes de noche junto a siete miembros de su banda, prestó declaración.

En la mañana de ayer, otras tres personas que presumiblemente ayudaron a la banda, fueron detenidas en una vivienda de la Ruta 33. La Policía practicó un allanamiento y detuvo a dos mujeres y a un hombre. En total, 10 personas permanecen detenidas por la ola de robos a bancos y locales de cobranza que fueron perpetrados en los últimos 41 días.

La jueza Ferreira se ocupó exclusivamente del asalto a la sucursal del BROU en Sauce, donde el Pato Feo a cara descubierta, y cinco cómplices con rostros cubiertos por pasamontañas y fuertemente armados, se llevaron unos 300.000 pesos.

La violenta irrupción de los maleantes a la sucursal quedó registrada por las cámaras de vigilancia del banco. En las imágenes se veía al cabecilla de la banda, vestido con camisa blanca y corbata, armado con un fusil y dirigiendo las operaciones.

La banda huyó en una camioneta con matrícula falsa, que fue abandonada sobre la Ruta 33. Los delincuentes se subieron allí a otros dos vehículos, uno de los cuales fue detectado poco después desde un helicóptero policial que sobrevolaba la zona.

Captura.

El líder de la banda fue capturado en una estación de servicio ubicada en el empalme de Ruta 33 y Avenida de las Instrucciones, donde la policía lo aguardaba tras haber identificado su paradero en una vivienda cercana.

La captura se concretó sobre las 21:00 del viernes. El operativo comenzó luego de dos detenciones que se realizaron minutos más tarde del asalto a la sucursal del BROU en Sauce.

Personal policial de Canelones logró atrapar a dos de los cómplices que habían tenido participación en el atraco y se encontraban huyendo.

En el operativo posterior, dirigido por el Departamento de Información Táctica (DIT), también se incautó un arsenal de armas, incluyendo escopetas calibre 12 y pistolas 9 mm. También se recuperó el dinero robado al banco.

Hoy proseguirán las actuaciones judiciales en Toledo con un desfile de indagados que anoche permanecían en dependencias policiales de Canelones en medio de una fuerte custodia para evitar fugas.

Anthony Rodríguez Silvera se hizo conocido el pasado 3 de septiembre, cuando fue rescatado a tiros por tres delincuentes en momentos en que era trasladado desde el Penal de Libertad al Instituto Nacional de Traumatología y Ortopedia (INOT), para ser atendido por un corte en un dedo.

Desde la fuga hasta su captura pasaron 41 días, en los cuales junto con su banda efectuó al menos cuatro rapiñas en locales de redes de cobranza de Montevideo y el viernes sumó un golpe más en Sauce.

Delincuente con vasto prontuario y dos fugas.

Anthony Martín Rodríguez Silvera tiene 31 años y estaba procesado por homicidio muy especialmente agravado en grado de tentativa y un delito de violencia privada. Se encontraba recluido en el Penal de Libertad. Su prontuario también incluye delitos de copamiento y receptación (2004) y dos delitos de rapiña en el mismo año; un delito de homicidio y una tentativa de rapiña especialmente agravada por el uso de arma de fuego con lesiones personales

(ambos en 2011). Además, la tentativa de homicidio y un delito de violencia privada en 2015. Ese mismo año, el delincuente logró fugarse por primera vez luego de ser trasladado al Hospital de Clínicas. Le robó el arma a un policía y lo baleó en el abdomen, tomó de rehén a una enfermera y logró escapar en taxi, pero fue atrapado poco después.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)