JUSTICIA

Un procesado por el homicidio del policía en Malvín

Un hombrefue procesado como autor de un delito de homicidio muy especialmente agravado por el asesinato del policía en un intento de rapiña. El otro delincuente está identificado, pero sigue prófugo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Auto del funcionario policial asesinado por delincuentes. Foto: Unicom

En las últimas horas, un hombre fue procesado con prisión como autor de un delito de homicidio muy especialmente agravado por el asesinato de Roberto Cortés, un policía de 40 años, que el martes pasado estaba en su auto estacionado en Malvín, en las inmediaciones de Candelaria y Asamblea, aguardando a que su mujer saliera de trabajar de un conocido spa de la zona.

Esa noche el agente baleado por dos delincuentes que intentaron rapiñarlo. Recibió varios balazos y murió.

Agentes que pasaban por el lugar trataron si éxito detener a los delincuentes. Fue así que se generó un intercambio de disparos en el que uno de los rapiñeros resultó herido. Los dos escaparon, de todas maneras, en direcciones opuestas.

El Ministerio del Interior informa hoy lunes que además del procesado, "el otro autor se encuentra identificado y esta requerido por la Justicia".

La cartera detalla que en el marco de las investigaciones, "el Juzgado Penal de 11° Turno dispuso cinco órdenes de allanamiento para fincas ubicadas en el barrio Piedras Blancas con el fin de detener a los autores.
Los allanamiento realizados con el apoyo del Grupo GEO perteneciente a la Guardia Republicana, permitieron la captura de Juan José Romero de 30 años, uno de los autores. Al momento no se ha logrado ubicar del segundo rapiñero".

Romero Capó tiene 29 años y posee un antecedente correspondiente al año 2008 por un delito de lesiones graves.

En cuanto al otro delincuente, se libró la requisitoria y cierre de fronteras. Tiene 22 años y sus iniciales son J.N.R.C, pero no se ha autorizado la divulgación de su foto debido a que no cuenta con antecedentes penales.


El hecho.

La noche del homicidio, los delincuentes se detuvieron frente al agente y lo amenazaron con un arma de fuego exigiéndole que descendiera del auto, según explicó el Ministerio del Interior. 

Cortés demoró unos minutos y antes de que pudiera bajarse uno de los delincuentes le gritó al otro: "¡Tirale que es policía!". Siguiendo las órdenes, el rapiñero que iba armado le efectuó siete disparos al efectivo, que esa noche se encontraba vestido de civil por tratarse de su día libre.

Los compañeros de Cortés, sostienen que lo identificaron como policía al verle la pistola Glock que llevaba consigo.

Cuatro proyectiles lo hirieron en la parte izquierda del tórax, otro en la entrada del esternón y dos balazos alcanzaron sus miembros inferiores, uno en la pierna derecha y otro en la pierna izquierda.

La emergencia médica que se hizo presente en el lugar atendió al herido y lo trasladó al Hospital Policial, donde poco después falleció.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)