APLICABAN DISCIPLINA "DECIMONÓNICA" A LOS NIÑOS

A prisión: sometían a crueles tormentos a sus hijos

Juez de Maldonado remitió a la cárcel al padrastro y la madre.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Juzgado de Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo / Archivo El País.

En el juzgado de Maldonado, una madre de cuatro hijos consideró que eran "acertadas" las medidas disciplinarias aplicadas a dos de los niños, de 9 y 10 años de edad. Esas medidas consistían en aplicarles puntapiés y golpes de puño, obligarlos a mantener durante un buen rato un puñado de sal en la boca, bañarlos con agua helada en pleno invierno o golpearlos con una vara, entre otros tormentos.

La mujer entiende "lógico" que los niños, producto de una anterior relación, vivan bajo un régimen decimonónico de disciplina. Sin embargo, esa dura disciplina jamás alcanzó a los dos hijos, de 6 y 3 años, que tuvo con su actual pareja, un violento sujeto de nacionalidad argentina, de 32 años.

La intervención judicial fue motivada por una denuncia efectuada por las maestras de la escuela rural donde concurren los cuatro hijos de la pareja. En la emergencia no solo actuaron los docentes sino también el equipo de inspección de Primaria con asistentes sociales y psicólogos. Los técnicos relevaron en este caso todos los indicadores de maltrato físico y psicológicos que puedan existir.

"Parecen como si fueran hijos de dos familias distintas. Unos sumisos, mirando el suelo todo el tiempo y aterrorizados de sufrir un escarmiento por cualquier cosa", explicó una de las maestras a las autoridades.

Los dos hijos mayores, que habitualmente viven con la vista clavada en el piso y son introvertidos, concurrieron a clase el pasado martes 28 con inequívocas señas de haber sufrido una golpiza. Ambos niños tenían heridas en el abdomen y en las piernas.

El examen practicado por el médico forense y la propia confesión de sus responsables dejó en evidencia que el padrastro los había golpeado con el atizador del fuego. ¿Cuál fue la causa? Durante el temporal que se abatió días atrás en la costa de Maldonado, los niños dejaron abierta una ventana de la casa lo que provocó el ingreso de agua a la vivienda. Los padres montaron en cólera. El padrastro tomó el atizador de fuego y les aplicó una de las golpizas habituales.

El relato de la mujer de 28 años realizado ante el juez Gonzalo Arzuaga y el fiscal Rodrigo Morosoli culminó con el pedido de procesamiento y prisión. Arzuaga remitió a la cárcel al padrastro, quien había sido denunciado el pasado martes por las maestras de la escuela rural N° 44 "Petrona Fontes de Bonilla" del paraje Rincón de Olivera.

En el mismo auto de procesamiento, el juez penal dictó la prisión de la madre, por omisión de los deberes inherentes a la patria potestad.

El encarcelamiento fue una medida cautelar porque ahora la justicia de Familia deberá resolver el destino de los niños.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)