PARQUE RODÓ

A prisión guardia de boliche que empujó e hirió de gravedad a joven

Un hombre de 40 años de edad, guardia de seguridad de un boliche, fue procesado con prisión por empujar a un joven que cayó desde una importante altura en las canteras del Parque Rodó, quien quedó internado en estado de coma y con riesgo de vida.

Un guardia de seguridad de un boliche ubicado en la zona de las canteras del Parque Rodó fue procesado con prisión por empujar a un joven de 18 años, provocando su caída desde una gran altura, quedando luego internado en un nosocomio en grave estado con riesgo de vida.

La Justicia lo procesó por un "delito de lesiones graves ultraintencionales en concurrencia fuera de la reiteración" y por "un delito de omisión de asistencia" por no ayudar ni permitir que ayudaran al herido, así como por "un delito de amenazas" contra la familia de otro empleado del local bailable.

La jueza Fanny Canessa también procesó sin prisión a otros tres empleados del local, quienes deberán concurrir a prestar tareas en la OSLA dos días a la semana durante 90 días.

La agresión.

Según el fallo de la magistrada, se establece que el guardia de seguridad les reiteró en varias ocasiones a dos jóvenes de 18 y 19 años, que se encontraban dentro de la zona de exclusión, que se retiraran del lugar.

Los jóvenes no hicieron caso, lo que generó una discusión que terminó cuando el "guardia empujó fuertemente (o golpeó)" al joven de 18 años "a la altura del pecho, quien se precipita desde una importante altura, lo que le ocasiona politraumatismos graves con peligro de vida y tiempo de inhabilitación por un período superior a 20 días", expresa el auto de procesamiento. 

"Si bien los jóvenes estaban en el fin de la zona de exclusión, se encontraban muy alejados del ingreso al local bailable y previo a la discusión, explicaron que solo estaban esperando a unos amigos", agrega el fallo.

Una muchacha de 19 años, que trabaja como encargada de los baños de damas, confesó ante la Justicia que "caminaba por el lugar donde estaban los jóvenes junto (al ahora procesado), porque mantenía un vínculo extra laboral con ella, es decir, no estaba vigilando a sus dependientes, que estaban situados en otros puntos. Tampoco —obviamente— estaba en ese momento trabajando", agrega el texto oficial. El trabajo del indagado, de 40 años, además de ser guardia de seguridad es supervisar que todos cumplan su trabajo correctamente.

Luego del episodio, el indagado y la joven de 19 años se fueron del lugar sin verificar el estado de salud de la víctima. 

Una vez en la carpa bailable, el guardia de seguridad le dice un subalterno: "Le pegué una trompada a uno, se puede armar cagada". "Tiré a uno al agua", le dijo a otro, ambos posteriormente indagados en la investigación judicial.

Estos dos guardias que se enteraron de lo ocurrido fueron al lugar donde había caído la víctima y encontraron al joven que estaba con el que había sido golepeado, muy angustiado porque había caído desde un gran altura y por la oscuridad no lo podía ver.

Con una linterna, uno de los guardias ve al joven caído, al que creyó muerto, por lo que decidió no decirle nada a su compañero. "Me hice el boludo", declaró en una actitud deplorada por la magistrada. Y al irse no le expresa a su compañero que había visto el joven.

Al llegar nuevamente al boliche, el guardia que había visto el cuerpo le dice a su jefe que el joven está tirado abajo de la cantera. La respuesta que recibe es "Vos no saliste de tu lugar, no te moviste en toda la noche" y lo hace en presencia del resto de los involucrados.

Pero quien vio el cuerpo le dice que para él, el joven está muerto. "Quedate en tu lugar, hacete el boludo y que no entre nadie al baile", es la nueva respuesta de su jefe. Poco después le reitera lo que debe hacer y agrega una amenaza: "Vos de acá no te moviste en toda la noche, no viste nada y recordá siempre que tenés familia".

Ambos guardias que salieron a buscar al joven hacen caso y nada dicen a la Policía o los servicios médicos cuando llegan al lugar, llamados por el amigo del joven, quien además indicó que fue el guardia de 40 años quien empujó al joven.

Tras las posteriores detenciones e indagatorias, se dictaminó el procesamiento con prisión del guardia y el de sin prisión de los otros tres funcionarios del local bailable.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)