La corrupción policial

A prisión un comisario y un cabo que extorsionaron a una pareja

La jueza Canessa ordenó más actuaciones para el martes y pidió informes a otro juzgado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En diciembre de 2015 y enero de 2016, Zona III se destacó por operativos exitosos. Foto: M. Bonjour

El mismo día que el Ministerio del Interior anunció una campaña para mejorar la imagen de la Policía, la jueza penal Fanny Canessa procesó con prisión por coimas a un comisario y a un cabo de la Zona III de Montevideo, una de las que presenta los mayores niveles delictivos (ver infografías). Por su parte, en Maldonado hace un mes otro policía fue enviado a la cárcel por un delito de torturas (ver notas en esta página)."Asuntos Internos, Asuntos Internos", advirtió a viva voz dentro de la Zona III un funcionario policial. Tenía el "claro objetivo" de alertar sobre la presencia de los efectivos de Asuntos Internos a fin de "tomar recaudos", señaló en el auto de procesamiento la jueza Canessa.

Los policías de Asuntos Internos detuvieron al comisario y al cabo acusados por una pareja de haberles pedido $ 100.000 para no ser procesados por delitos que no cometieron.

Canessa dijo a El País que la investigación aún está abierta y agregó que el próximo martes habrá nuevas actuaciones. "Generalmente la Policía trabaja en equipos. Se va a seguir investigando a todo el equipo para ver si otros integrantes del mismo tienen o no responsabilidad penal", dijo la magistrada.

Billetes marcados.

La investigación de Asuntos Internos comenzó el pasado miércoles 10. En esa repartición policial, los denunciantes —un hombre de 30 años, poseedor de antecedentes penales, y su concubina de 27 años— señalaron que el día anterior, el martes 9, ocurrió un allanamiento en su casa.

Tras exhibir una orden judicial, los policías, al mando de quien dijo ser un comisario, efectuaron una inspección en la vivienda incautando una notebook y unos mamelucos de trabajo color anaranjados.

En la casa no se encontraba el hombre. Los policías dijeron a la mujer: "tu esposo es un chorro". De inmediato, ella fue detenida y conducida a la Zona III. La mujer denunció a Asuntos Internos que, al recuperar su libertad, los policías le ordenaron que, al día siguiente (jueves 11), les llevara $ 100.000. En caso contrario, la iban a "embagayar" con cualquier cosa a ella y su pareja.

Según los denunciantes, un funcionario policial extendió un trozo de papel escrito de su puño y letra donde constaba el apodo y un número de teléfono celular a efectos de que por medio de éste, vía mensajes de texto, coordinaran detalles posteriores sobre la entrega del dinero requerido.

El hombre vendió un camión y una bloquera para pagar a los policías. Logró reunir $ 70.000. Pretendía entregar el dinero para "no ser acosados como lo habían sido en otras oportunidades en que les habían solicitado dinero", pero decidió denunciar el hecho en Asuntos Internos", señala la fiscal Ferrero en el pedido de procesamiento.

Los billetes fueron marcados por un escribano. Varios funcionarios de esa unidad policial acompañaron a la pareja y una hermana con el dinero hasta la Zona III en dos autos. Los policías tenían como objetivo detener a los autores del pedido de "coima" y recuperar los $ 70.000. El operativo fue informado a la jueza Canessa, quien lo autorizó.

Si no puede ver el mapa haga click aquí

A fin de obtener más tiempo para coordinar el procedimiento de Asuntos Internos, el denunciante envió un mensaje de texto al teléfono proporcionado por uno de los policías de la Zona III. Textualmente decía: "Estoy acá con mi mujer. Te animas A Desirle al Muchacho K N Yego, K Tengo 70 El Hermano Ya le Consiguió Lo K Falta Cuando El Yege Bamos Para Ai". El policía respondió con un escueto "OK".

En otro mensaje, el denunciante insistió en que le dieran más tiempo hasta que pueda cobrar el dinero de la venta de un camión. El agente respondió en un mensaje de texto: "A las dies anda con ella y cuando ella entre quedate en la vuelta yo te saco al hombre para afuera para que hables con él en otro lado; yo no hago camas viejo; yo si doy mi palabra".

Según los denunciantes, al ingresar a la dependencias de la Zona III ubicada en Camino Mendoza y Paso del Andaluz, fueron atendidos por el cabo S. y luego conducidos hasta la Sala de los Clases. Minutos más tarde, el comisario acusado entró a la sala.


Si no puede ver el mapa haga click aquí

Los policías revisaron a la pareja para detectar si traían celulares, o algún equipo de grabación o filmación.

Luego el denunciante les dio la bolsa con $ 70.000. "Ante lo cual, luego de maltratar a la mujer, (los policías) le dicen que deben llevar $ 300.000 para resolver la situación del hombre, ya que la de ella ya estaba resuelta", señaló Canessa.

Los policías sabían que el denunciante iba a recibir más dinero en un futuro inmediato porque había vendido un camión y una bloquera. Luego la pareja fue conducida a la sala de espera de la Zona III. "Si fueran delincuentes como declararon los policías acusados, deberían haberlos puestos en el carcelaje de la Zona III y no en una sala de espera", explicó una fuente de la investigación.

En ese instante, el denunciante aprovechó para salir al exterior de la subjefatura y llamó a los efectivos de Asuntos Internos. Estos ingresaron a la sede policial e incautaron al cabo S. un celular Samsung, táctil. Al efectuar una inspección bajo los roperos metálicos del personal, en el interior de una cartera gris, se encontraron un revólver Smith & Wesson, calibre 38 de procedencia de Estados Unidos y otro con su numeración limada, calibre 38 largo. Ningún policía dijo que era propietario de las armas. No recuperaron los $ 70.000.

Pitufo.

Durante la indagatoria a los dos acusados, la jueza Canessa y la fiscal Ferrero colocaron el acento en el allanamiento realizado el martes 9 por los policías a la casa de los denunciantes munidos de una orden emitida por el Juzgado Penal de 16° Turno. Los policías pretendían encontrar a un sujeto conocido como "Pitufo" e incautar armas y chalecos. Sin embargo, detuvieron a la pareja del denunciante y se llevaron una notebook y dos uniformes color naranja de la IMM.

Canessa comprobó que no existió denuncia penal de hurto de esos objetivos.

Según el auto de procesamiento, la denunciante quedó detenida en la Zona III desde las 8 de la mañana hasta las 20:00 horas a la espera que apareciera su esposo para ser interrogado. La mujer fue liberada por orden judicial.

Canessa solicitará al Juzgado de 16° Turno que envíe una copia de la solicitud de allanamiento a la casa de los denunciantes y de la carpeta fotográfica de los efectos incautados.

OTRO PROCESADO Y LA NUEVA POLICÍA.

Procesan a oficial por torturas.

La jueza Adriana Navarro dispuso el procesamiento y prisión de un oficial principal de la Policía por un delito de "tortura" aplicada a un detenido en la Seccional Segunda de la ciudad de San Carlos, Maldonado. El procesamiento fue dictado semanas atrás a partir del pedido del 22 de octubre del año pasado efectuado por el fiscal Jorge Pasarón. El titular de la acción penal pidió el procesamiento por el delito de "tortura" que tiene una pena de prisión de tres meses a una de penitenciaría de ocho años. La Justicia tomó conocimiento del hecho a partir de la denuncia efectuada por los propios policías de la repartición. El oficial fue enviado al Complejo Penitenciario de Santiago Vázquez donde deberá esperar su enjuiciamiento. El hecho ocurrió en la madrugada del 17 de junio de 2015 cuando un hombre fue detenido por tener en su poder una "lágrima" (una dosis) de pasta base. Los golpes comenzaron a partir de la llegada del detenido a la repartición policial. "Me dio con un palo en los pies. Y me dio en la cabeza", declaró el detenido. "Luego me ataron a la intemperie", relató el denunciante. (Producción en Maldonado: Marcelo Gallardo).

Campaña la "Nueva Policía".

El Ministerio del Interior anunció ayer la campaña denominada "Nueva Policía". Tras una breve introducción a cargo del ministro Eduardo Bonomi, fue el comisario mayor Alfredo Clavijo el encargado de presentar en sociedad la que será —a partir del próximo lunes 15— la campaña informativa nuevapolicía.uy. Según el jerarca policial, "se publicitó logros obtenidos y hemos difundido los avances obtenidos en esas áreas. Sin embargo, no tuvimos ocasión de destacar, con la importancia que merecía, el profundo cambio que implica la nueva concepción que consagra la nueva Ley Orgánica Policial, que consagra los principios fundamentales que se expresan, también, en el Código de Ética Policial". Enseguida agregó: "La Policía debe trabajar en un marco de respeto a la ley y los derechos humanos, con transparencia y honestidad profesional". La campaña consiste en cartelería pública (gigantografías y refugios peatonales) donde se resaltan los valores éticos y profesionales que marcan la nueva impronta de la Policía. El Ministerio del Interior pautó spots radiales y anuncios en redes sociales sobre esta iniciativa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)