VERANO 2016

Primeros días de enero con 5% más de turistas que en 2015

Llegada de argentinos creció 15%; la de brasileños cayó 24%; mejoró alquiler de autos, hoteles y gastos en restaurantes en Punta del Este.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Peaje de Pando. Foto: Marcelo Bonjour

Se termina la primera quincena de enero y comienza el fin semana de recambio de la temporada. Se vienen horas de carreteras atestadas por el comienzo del descanso o la vuelta a la rutina.Por primera vez, el operativo retorno cuenta con vigilancia aérea desde un avión del Ministerio del Interior. En su interior hay oficiales superiores de Policía Caminera que aportan datos precisos sobre el movimiento de vehículos.

En Punta del Este se espera que la primera quincena de la temporada culmine el domingo, según estimó el alcalde del balneario, Andrés Jafif.

El jerarca aseguró que la presencia de un número mayor de argentinos permitió que la calle "Gorlero volviera a ser lo que era, con los comercios trabajando mucho y con restaurantes que debieron habilitar un segundo turno".

También los uruguayos tuvieron que ver con el nuevo auge de Punta del Este. "No pensamos que iban a venir tantos argentinos aunque sabíamos que caería un poco la cantidad de brasileños; otra vez, por suerte, los uruguayos volvieron", aseguró el alcalde Jafif.

Aseguró que la tendencia es a pensar en quincenas porque "el público ya no alquila por un mes como antes".

En los primeros 10 días de enero ingresaron al país 136.000 visitantes extranjeros, un 4,95% más que en el mismo periodo de 2015, dijo ayer la ministra de Turismo, Liliam Kechichian. De ellos, alrededor de 99.000 fueron argentinos, unos 17.000 brasileños y el resto de otras nacionalidades, especificó la ministra.

Estas cifras suponen un crecimiento del 15% en arribos de argentinos y un descenso del 24% de brasileños frente al mismo período del año anterior. El descenso de brasileños, pese a todo, fue menor al esperado.

Arranque fuerte.

La Cámara Uruguaya de Turismo, que reúne a todas las asociaciones empresariales vinculadas con los servicios turísticos, emitió algunas alertas.

El presidente de la cámara, Juan Martínez Escrich, aseguró a El País que "esta temporada viene siendo muy complicada". Los vaivenes de la política y la economía de Argentina y Brasil están dejando su marca en el turismo. "Tuvimos un arranque fuerte pero tardío. Los brasileños llegaron más tarde de lo previsto. En el primer fin de semana, que fue largo, estaba todo lleno. El lunes se fueron los montevideanos y se sintió un bajón. Después reenganchamos el movimiento durante el fin de semana siguiente, y así hasta hoy", dijo el empresario.

"Hoy tenemos un nivel de ocupación entre semana de entre 75% y 80%; los fines de semana alcanza el 90%", apuntó.

"Hay mucha gente pero no se la ve alquilando casas. Parece que se abrió un gran mercado informal", señaló.

Al respecto, ayer la Cámara Inmobiliaria de Punta del Este realizó un primer análisis de la quincena y concluyó que apenas el 20% de los arrendamientos pasó por las inmobiliarias establecidas en la zona.

Una de las características de esta temporada estival es que los argentinos están manejando más efectivo y menos tarjetas que en años anteriores.

Martínez destacó que Punta del Este recibió a un público de alto poder adquisitivo, mientras que en Piriápolis y Rocha la mayoría tiene otro perfil.

Lo que queda de temporada es un gran signo de interrogación para los hoteleros.

"No están haciendo reservas; vienen y se quedan con lo que encuentran y rotan en distintos lugares. Todo esto hace que no se puedan realizar muchas previsiones", mencionó Martínez.

No obstante, el empresario aclaró que se ha registrado una mejoría en promedio de 5% en arrendamientos de autos, hoteles e inmobiliarias en comparación con el año 2015.

Los restaurantes tuvieron un crecimiento desparejo.

Leandro Quiroga, presidente de la Corporación Gastronómica de Punta del Este, dijo a El País que en general "en la península se está por encima del 20% (de aumento), lo mismo que en José Ignacio; en Punta Ballena llegó al 15%, pero en Piriápolis se está igual o por debajo de la temporada pasada". En José Ignacio, restaurantes como La Huella o La Caracola tuvieron reservas completas en la primera quincena.

El empresario destacó que para el sector "fue muy importante no haber cambiado la hora oficial este año".

También destacó los beneficios que ha tenido la devolución del IVA.

Los uruguayos "han movido mucho durante el invierno pero su nivel de consumo bajó y eso se nota en Piriápolis donde los uruguayos son mayoría", dijo.

Cada público tiene su perfil turístico

1. Argentina protagonista


Son los principales clientes del turismo uruguayo. El presidente Mauricio Macri liberó el cepo cambiario, y en esta primera etapa de la temporada estival sorprendió a propios y extraños. Llegaron unos 100.000 argentinos en los primeros diez días de enero y cambiaron el ánimo en el Este. En comparación con 2015, fueron 15% más.

2. Brasil vivió su crisis


Llegaron tarde, en menos cantidad y con poca plata. Las cifras oficiales indican que vinieron un 24% menos turistas de esa nacionalidad. Los efectos de la crisis económica y política de Brasil están frenando el trasiego de visitantes. El Ministerio de Turismo anunció que seguirá invirtiendo en promover a Uruguay en el sur de Brasil.

3. Uruguayos en el este


Los empresarios turísticos coinciden en que se ha producido un cambio de hábitos en un sector de uruguayos que no acostumbraba a veranear en Punta del Este. Ahora se puede ver a familias uruguayas alquilando o comprando casas y apartamentos que tradicionalmente eran ocupadas por los turistas que llegaban de Argentina.

4. Europeos codiciados


Es uno de los públicos más codiciados por el rubro turístico del mundo entero. Si bien en los últimos años ha crecido su presencia en el país, aún siguen estando en el renglón de "otros" para Uruguay. Desde enero, ingresaron unas 136.000 personas; unas 20.000 de ellas no eran argentinos ni brasileños, según Migración.

Carnaval en Valizas y vacaciones en Cuba


La ministra de Turismo, Liliam Kechichian, confesó a El País que está "cansada y estresada" y necesita tomarse unos días para descansar.

Comenzó el año tomándose tres días en la muy montevideana playa Honda, localizada entre Malvín y Punta Gorda.

En este período, la actividad de su área de gobierno es intensa. Este verano, dijo, fue tres veces al Este. Entre ellas, una para asistir a un coloquio del ministro Danilo Astori y el ex presidente del BID Enrique Iglesias, y otra para firmar un acuerdo con la Fundación Pablo Atcugarry.

Tiene planeado viajar el 19 de enero a Madrid, a la Feria Internacional de Turismo. Allí la espera el frío intenso de la capital española y oportunidades de negocios. A su retorno, previsto para los últimos días de enero, le aguarda más trabajo en el ministerio hasta que el mes de febrero traiga el feriado de Carnaval y pueda tomarse unos días para descansar en Valizas. "Voy a estar con mis mejores amigos. No sería yo si falto un año a Valizas", dijo a El País la secretaria de Estado.

Su licencia anual se la tomará en el mes marzo. "Tengo pensado ir unos días a Cuba", contó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)