Solo 5,24% no lograron aprobar; equivale a 18.000 en un total de 343.526

Primaria tiene el mínimo histórico de repetidores

Los índices de repetición de 2014 en Primaria fueron los más bajos de la historia. Solo 5,24% de los niños no lograron aprobar. Los alumnos de primero son los que más se ven obligados a recursar, mientras que los de sexto son los que muestran menos dificultades.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Otra vez: Primaria con un mínimo histórico de repetidores.

"Las cifras representan índices muy bajos, y la repetición se sigue concentrando en el primer año", dijo a El País el director general del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), Héctor Florit.

Los números indican que de un total de 343.526 alumnos (106.291 en Montevideo y 237.235 residentes en el interior del país) que cursaron Primaria el año pasado, 18.000 no lograron aprobar. En 2013, el índice de desaprobación había sido de 5,41%, y en 2012 de 5,63%.

Para Florit los resultados tienen que ver con una serie de planes que apuntan a evitar el rezago, mientras que desde la oposición al gobierno se ha señalado que la naturaleza de estos números es el pase social.

Las críticas radican en la diferencia que hay entre los alumnos que pasan sexto año de escuela y los que luego repiten primero de liceo. En 2013, mientras solo el 1,43% de los estudiantes de sexto de Primaria no logró pasar de grado, en primero de Secundaria repitió el 33,4%.

Desde la Federación Uruguaya de Magisterio (FUM), su presidenta, Elbia Pereira, en tanto advirtió en declaraciones a El País que "aunque las lecturas sobre la repetición son diversas, es cierto que (las autoridades) se han focalizado en aquellos alumnos con algún tipo de rezago, de la mano de programas como Maestro más maestro, que se aplica a partir del mes de agosto con los alumnos que presentan algún tipo de dificultad".

Faltan.

La carencia de docentes es lo que más preocupa a Florit de cara al inicio de clases. Como ya había informado días atrás a radio El Espectador, el director general de Primaria sostuvo a El País que harán falta más maestros de los que hay para cubrir los cargos en todas las escuelas del territorio.

La crisis por la falta de maestros se hace sentir cada vez más. El año pasado menos de 700 egresaron de la carrera de Magisterio, lo que implica una cifra récord pero por su pequeñez. En 2001 la cantidad de egresados era de 1.560, pero diez años más tarde, en 2011 pasó a 688. En 2012 volvió a crecer, llegó a 853. En 2013 bajó de nuevo a 712. Y en 2014 volvió a caer, aunque Florit dijo aún no tener la cifra exacta. Esto, mientras unos 1.000 maestros dejan de dar clases cada año, ya sea porque se jubilan, porque deciden desempeñar algún otro tipo de tarea o porque pasan a la educación privada.

Al mismo tiempo cada vez se necesitan más docentes. "Desde hace algunos años, por lo menos 10, hay una política en Primaria de reducción de los grupos: antes eran de 30 alumnos, ahora no son de más de 22. Esto implica que se necesiten más docentes", advirtió Florit.

Desde el sindicato, en tanto, Pereira manifestó que la falta de docentes no tiene tanto que ver con la existencia de más cargos, debido a la reducción de los grupos, sino que tiene relación directa con el salario. Hoy por hoy un maestro grado uno, recién recibido, tiene un sueldo que anda en el entorno de los 17.000 pesos nominales por mes. Los maestros no cambian de grado por mérito, esto se da automáticamente cada cuatro años, y cada vez que esto sucede se le incrementa el salario en un 8%. "El problema es salarial, hay maestros que deciden dedicarse a otras actividades porque la plata no les alcanza", sostuvo la presidenta del gremio.

Medidas.

Para combatir la falta de maestros, Florit señaló que en Primaria ya está tomando medidas. Se están ofreciendo cargos en Montevideo, San José y Canelones para maestros que viven en otros departamentos, al tiempo que se están abriendo cupos para jubilados que quieran volver a dar clases. También existe la posibilidad de que quienes ejerzan la docencia indirecta —es decir que lleven a cabo actividades que impliquen funciones de dirección, orientación y supervisión, u otras ejercidas fuera de la relación directa enseñanza-aprendizaje— también sean convocados a dar clases, "con la ventaja salarial correspondiente". Además, se piensa en reubicar a alumnos "que estén por ejemplo en grupos donde no haya más de 15 estudiantes". Y se pretende apurar, ya para mediados de marzo, la posibilidad de los maestros de acceder a un segundo cargo, es decir a dar clases de mañana y de tarde.

Pereira, por su parte, alertó que "muchos compañeros jubilados" no aceptan esta propuesta, debido a que en caso de hacerlo se les pagará nuevamente como maestros grado uno. E insistió en que "todo es un problema salarial" y que Primaria lo que propone son "soluciones paliativas que no le ponen punto final a las causas problema".

De todas formas, aunque Pereira sostuvo que varios grupos comenzarán las clases y no tendrán maestro asignado, Florit prometió que esto no será así, pero que sí habrá dificultades para cubrir con suplentes los cargos vacantes en caso de que los maestros titulares no puedan ir a trabajar.

"Si hay un maestro asignado y este no va por lo que sea, licencia médica, licencia maternal, porque pasa a comisión a otra dependencia, o por cualquier otra cosa, la lista de suplentes que tenemos es muy corta y va a ser difícil que se consiga con rapidez maestro para esos grupos", manifestó Florit. En total son unos 20.000 los cargos de docentes de Primaria que se deben cubrir.

Escuelas a 40 kilómetros de la luz


20.000 cargos de maestros (entre ellos también inspectores, directores y subdirectores) para cubrir y cada vez menos egresados. Para Primaria, el organismo más grande de todo el Estado, el problema no va a estar en cubrir los cargos por docentes titulares, sino en que la cantidad de suplentes que hay es muy poca, y que si alguno deja el cargo o pide licencia, por maternidad, enfermedad o directamente renuncia, va a ser difícil de cubrirlo. Sobre todo en los centros alejados de las capitales. "Podemos tener dificultades para cubrir cargos, por ejemplo, en escuelas rurales que están a 40 kilómetros de los tendidos eléctricos o a 200 kilómetros de las capitales departamentales. También está el tema de los internados rurales, las escuelas de discapacitados, las de tiempo completo, las colonias de vacaciones", sostuvo a El País el director general de Primaria, Héctor Florit.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)