VIOLENCIA EN EL CAMPO

Presunta agresión a trabajador rural puso en alerta al gobierno

Justicia Penal y el Ministerio de Trabajo investigan el caso en Salto.

Trabajador rural denunció que fue castigado a rebencazos. Foto: Florida Diario.
Trabajador rural denunció que fue castigado a rebencazos. Foto: Florida Diario.

Un trabajador rural de 53 años que cumplía tareas en la estancia "Flor del Ceibo" en la localidad de Estación Itapebí, a 55 km al noreste de la ciudad de Salto, denunció ante la Policía que tras realizar varios reclamos laborales, fue agredido por el capataz del establecimiento que lo golpeó con un rebenque en la espalda.

El caso, que ya se encuentra en la órbita de la Justicia Penal, puso en alerta a todo el sistema político, sindical y a las autoridades del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS). El ministro, Ernesto Murro, llamó a conferencia de prensa y consideró la situación "gravísima y poco habitual", en caso de confirmarse la agresión por parte del capataz.

La Jefatura de Policía de Salto emitió un comunicado el pasado miércoles 20, un día después de la agresión, en el que señala que un hombre denunció "lesiones personales" como consecuencia de discusiones con su capataz. A su vez, según el parte policial, el trabajador denunció que sus patrones no respetaban su horario laboral que se extendía por 14 horas.

El parte, al que accedió El País, agrega que el trabajador rural herido fue citado por la Justicia para ser examinado por un médico forense, quien constató las lesiones.

Murro indicó ayer que si se confirma la agresión al trabajador "estaríamos condenando y trabajando a los efectos de buscar la mejor resolución del problema". El MTSS dispuso la actuación de oficio, acción que motivó la presencia de funcionarios de la Inspección Nacional del Trabajo y de policías en la estancia. La notificación llegó al ministerio por intermedio de los delegados de la Unión Nacional de Asalariados, Trabajadores Rurales y Afines (Unatra). La Unatra denunció ayer la golpiza que recibió el peón la semana pasada. Los principales dirigentes del Pit-Cnt tuitearon las fotos del agredido cuyas iniciales son HL.

Marcelo Amaya, integrante del sindicato, dijo a Inicio de Jornada, de radio Carve, que el trabajador se presentó frente a su jefe para reclamarle el pago por las horas extras que había realizado. El denunciante, que según informaron cesó su actividad de forma voluntaria, concurrirá este viernes junto a su abogado al Ministerio de Trabajo para radicar la denuncia a su empleador. La abogada del propietario del campo prefirió no hacer declaraciones.

Repudio.

La Asociación Rural del Uruguay y la Federación Rural del Uruguay rechazaron la situación. La ARU expresó a través de un comunicado que se "repudia absolutamente y con total severidad, todo acto de violencia en cualquiera de sus formas". Además, "exhorta al cumplimiento estricto de las normas laborales vigentes y por sobre todo al respeto de la persona del trabajador rural y sus derechos".

El texto agrega que "encontrándose en trámite denuncias penales y administrativas sobre los hechos ocurridos, confía en su aclaración y que en consecuencia se determinen las responsabilidades que pudieren corresponder".

Por su parte, la Federación Rural del Uruguay manifestó su rechazo "a la pretendida generalización de este tipo de hechos en el ámbito rural, pues se trata de casos aislados que no representan a la comunidad rural". En un comunicado, la gremial agropecuaria, expresó su apoyo y confianza a las autoridades "para dilucidar lo realmente ocurrido".

El Pit-Cnt también se manifestó sobre el caso. La central obrera consideró que es "intolerable" que "se quiera imponer en los hechos y violentamente el trabajo esclavo por parte de algunas patronales".

Sistema político rechazó el ataque.

La bancada de diputados del Frente Amplio repudió lo sucedido al trabajador rural. En un comunicado, indicó que "está atenta" a las acciones que adopten las autoridades a nivel del Poder Ejecutivo o Judicial: "Impulsaremos un tratamiento parlamentario", adelantó. Mientras tanto, desde la oposición política también repudiaron la situación. La integrante del Directorio del Partido Nacional, Beatriz Argimón, escribió en la red social de Twitter: "Repudiable agresión (...) Realmente es de no creer que estas cosas sucedan en nuestro país en estos tiempos".

Por su parte, el diputado del Partido Colorado, Fernando Amado, dijo en Twitter que "estas prácticas de algunas lacras inhumanas que creen que existe la esclavitud; no pueden quedar impunes (...) hay que erradicarlo", agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)