EL PECHO A LAS BALAS

El Presidente contraataca a los que lo critican por inseguridad

“No están bien informados, o no conocen la realidad”, dijo Vázquez en el Consejo.

Tiene una rutina armada que rara vez elige romper. Cuando lo hace es por causas sumamente fundadas, o cuestiones de agenda que lo llevan a estar fuera del país. A pesar de eso intenta imitar, casi a raja tabla, su ritual de todos los días: un desayuno liviano y una profunda lectura de los medios. La condición es clara, arrancar todos los días bien temprano. Más aún si está de descanso en la estancia presidencial de Anchorena, o en su casa de verano en San Luis; el pequeño balneario de la costa de Canelones. Allí el presidente de la República, Tabaré Vázquez, elige su balcón que tiene vista a la playa para comenzar la lectura de los diarios. Lo hace a las seis o siete de la mañana, durante un rato largo. Y lee todo. Por eso cuando algo le molesta le queda grabado en su memoria a la perfección. Pero más aún si está convencido que la información es errónea y tiene los elementos para refutarla.

Eso fue lo que pasó este fin de semana cuando se encontró con declaraciones del presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Jorge Chediak, opinando sobre la situación de la seguridad pública en el país.

En entrevista con El País, publicada el domingo 19, el magistrado dijo que Montevideo tiene una situación preocupante. "No se trata de sensación de inseguridad; hay una situación importante de baja de la seguridad que es relativa en relación a la región. Sí es verdad que el interior del país es de las zonas más seguras de toda América Latina. Montevideo tiene una situación preocupante. Fuimos entrando lentamente en esta situación, así que no se puede esperar de una medida concreta o de un conjunto de medidas una mejora sensible en el corto plazo", opinó el presidente de la SCJ.

Para Chediak la aspiración es que los delitos se estabilicen y dejen de crecer, pero esperar a que la situación mejore es muy complicado, dijo el principal jerarca del Poder Judicial.

El presidente leyó la entrevista. Y en materia de seguridad tiene a un asesor superdirecto: su hermano de sangre. Jorge Vázquez es el subsecretario del Interior y hoy es uno de los principales asesores del mandatario.

Pero al mismo tiempo tiene muy buena relación con el titular de esa cartera, y ha reiterado su apoyo al ministro Eduardo Bonomi en varias oportunidades.

La última vez fue a principios de año cuando el sector (el Movimiento de Participación Popular) de Bonomi manejó la posibilidad de pedirle que dé un paso al costado para evitar que su imagen se siga desgastando. Hasta en ese momento Vázquez lo reafirmó en el sillón principal del Ministerio del Interior.

Por eso ayer en la primera parte del primer Consejo de Ministros abierto del año, el jefe de Estado contraatacó. Y eligió una forma clara y dura para criticar a Chediak.

Con algo de ironía, y una larga lista de números, la cabeza máxima del Poder Ejecutivo le dijo a la principal autoridad del Poder Judicial que estaba observando una realidad desdibujada. Una realidad que no era y por eso estaba dispuesto a demostrárselo.

"Le pediría al señor ministro (Bonomi), dado que hay personas que parece que no están bien informadas, que no conocen la realidad de cómo vienen disminuyendo los delitos contra la propiedad y las personas. Los homicidios, los robos, las rapiñas", dijo el presidente.

El jefe de Estado agregó que las cifras de esos delitos dejaron de tener la tendencia creciente, y que ese fenómeno no es de ahora. "Ya desde hace algún tiempito atrás que se habían estacionado en número y que ahora vienen descendiendo francamente", explicó el presidente Vázquez.

A pesar de esos números que maneja el gobierno y ha dado a conocer a la ciudadanía, Váz-quez dijo que hay personas que siguen saliendo a los medios a intentar mostrar otra realidad, pero solo con palabras.

"Pero hay personas que dicen que Montevideo es tremendamente inseguro y se ve que no están al tanto de los números de cómo vienen bajando estos delitos", opinó. Pero Váz-quez no se quedó solo en los números. Para reforzar su teoría de que el país está mejorando en seguridad, recurrió a los análisis internacionales.

"Parecería que tampoco están al tanto que Montevideo ha sido declarada como la ciudad más habitable de todas las ciudades latinoamericanas, la más confortable. Y eso incluye los niveles de seguridad", dijo el jefe de Estado.

Vázquez aprovechó a anunciar que los planes que han mejorado los números en seguridad para Montevideo serán trasladados a gran parte del territorio nacional. Una vez más el mandatario respaldó el trabajo de Bonomi; quien es ministro desde la llegada del Frente Amplio al poder (primero en Trabajo y luego en Interior).

El ministro tomó la posta y desplegó una larga lista de cifras que muestran la mejora en la situación.

Recordó que el año pasado se registró una baja de las rapiñas en todo el país de casi 4%, y los homicidios cayeron un 9.8%. Sin embargo admitió un "pequeño aumento" en los hurtos.

El jerarca optó por comparar las cifras de los destinos turísticos de América Latina con los de Uruguay. En Acapulco hay una tasa de homicidios de 104 cada 100.000 habitantes, y Uruguay tiene 7.6 cada 100.000. Bahía con 62 homicidios cada 100.000 habitantes, y el destino con mejor situación en Brasil se ubica en los 32 casos cada 100.000.

"Nosotros con una visión más doméstica estamos preocupados porque comparamos con un pasado que era mejor. Pero el año pasado ya empezó a bajar. Y este año las rapiñas llevan una baja de 8,8%", adelantó Bonomi.

VISIONES ENCONTRADAS.

¿Con qué ojo se ve? - Tabaré Vázquez, presidente de la República.

"Hay personas que parece que no están bien informadas, que no conocen la realidad, de cómo vienen disminuyendo los delitos. (...) Dicen que Montevideo es tremendamente insegura y se ve que no están al tanto de los números".

La ayudita vecinal - Eduardo Bonomi, ministro del interior.

"Estuvimos con vecinos de San Luis, Costa Azul y Jaureguiberry. Nos dimos cuenta que estábamos hablando el mismo idioma, que vemos los mismos problemas. Que la participación activa de los vecinos es la única forma de solucionar los problemas".

Más que sensación - Jorge Chediak, presidente de la SCJ.

"No se trata de sensación de inseguridad; hay una situación importante de baja de la seguridad que es relativa en relación a la región. Montevideo tiene una situación preocupante. Fuimos entrando lentamente en esta situación".

LAS "CLAVES" DE SAN LUIS.

El Fonasa, la montaña y el ratón.

Previo a la reunión abierta del Consejo de Ministros, el presidente Vázquez se refirió a la estafa que sufrió el Fonasa. El mandatario opinó que la situación se magnificó en los medios de comunicación. "De los 31 mil asociados que iba a haber en esta megaestafa, fueron 600, y de los 5 millones de dólares que iba a perder el Estado, quedaron en 30 mil dólares. No hay que magnificarlo", dijo. Para el presidente el manejo del tema generó una alarma tremenda: "y la montaña parió un ratón", concluyó. Para Vázquez es importante dar libertad de acción a los afiliados. En ese sentido adelantó que el Ministerio de Salud Pública está trabajando en eliminar el llamado "corralito mutual", pero con medidas que protejan al sistema.

La vuelta de las tropas desde Haití.

La permanencia de tropas uruguayas en misiones de paz de las Naciones Unidas en Haití ha sido un gran debate dentro de la izquierda. En varias oportunidades legisladores del partido de gobierno, Frente Amplio, se han opuesto a votar su permanencia en ese país.

Ayer el presidente Vázquez durante el Consejo de Ministros en San Luis, Canelones, adelantó que todas las tropas uruguayas que aún permanecen en Haití retornarán a Uruguay en abril. El jefe de Estado explicó que llevará un tiempo porque deben terminar de completar trámites administrativos y recolección de material militar. Las tropas uruguayas se establecieron en el país caribeño desde junio de 2004 por resolución del Consejo de Seguridad.

Los estudios que le dan la razón.

No es muy amigo de las encuestas. Incluso ayer, el presidente Vázquez volvió a criticarlas porque mantiene su opinión de que se equivocan. Sin embargo en la noche de ayer la consultora Cifra publicó un estudio que da la razón al mandatario y al ministro Bonomi.

"Uno de cada diez hogares en todo el país sufrió algún robo, de ellos, la mayoría sin violencia. Esto corrobora lo que decían el ministro Bonomi y el presidente Vázquez", dijo la representante de Cifra en Telemundo Mariana Pomiés.

Según el informe, en los últimos doce meses, un 90% de los encuestados dijo que no, mientras un 8% afirmó haber padecido un robo, pero sin violencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)