En Salto hubo incendios de viviendas de varios efectivos

Preocupan los ataques a policías en el litoral

El sindicato policial de Salto planteó a las jerarquías del Ministerio del Interior su preocupación por atentados a viviendas de efectivos, en hechos no aclarados, ocurridos en los últimos días.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Salto: la zona de la Seccional 3ra de la capital departamental es la más problemática. Foto: L. Pérez.

Además, los policías salteños están preocupados por las reiteradas apedreadas que sufren los uniformados en procedimientos y en recorridas.

Estos mismos hechos de ataques a policías se registraron en Paysandú el pasado jueves, cuando una turba de unos 40 vecinos intentó impedir la detención de tres menores sospechosos de un arrebato.

Patricia Spinelli, presidente del Sindicato de la Policía, dijo que mas allá de las agresiones que sufren los funcionarios, lo más preocupante han sido los casos de atentados perpetrados en viviendas de efectivos cuando ellos no estaban y en el interior dormían sus esposas e hijos. A una de las casas intentaron incendiarla y a otra le balearon una puerta y una ventana. Nadie resultó herido. Los ataques son atribuidos a venganza de delincuentes.

"Estos han sido los más recientes, pero existen otros casos anteriores en los que se sospecha que dos viviendas más de compañeros fueron incendiadas y han perdido lo poco que tenían en circunstancias muy extrañas", acotó Spinelli.

La integrante de la Unión de Sindicatos Independientes Policiales (Usip) dijo que el mayor flagelo que afecta a los funcionarios se produce en jurisdicción de la Seccional 3ª, que abarca a los barrios Salto Nuevo, Don Atilio, Quiroga, Belho Horizonte, Saladero, Cien Manzanas y asentamientos con una población estimada de más de 30.000 habitantes.

Spinelli indicó que el jefe de Policía ha sido receptivo en la inquietud del sindicato y que está dispuesto a trabajar juntos en este aspecto. "Estamos procurando la seguridad laboral de los compañeros", dijo.

Recordó que las agresiones mediante apedreos a los efectivos y móviles policiales es una constante en la zona Sur de la ciudad. Un policía dijo a El País que no respetan ni cuando acuden a trasladar a un vecino por problemas de salud.

Paysandú.

Según el diario El Telégrafo, el jueves un grupo de unas 40 personas intentó impedir que efectivos llevaran detenidos a tres menores de edad como sospechosos de un arrebato y con anotaciones varias.

La turba enardecida ante la presencia policial lanzó grandes piedras y ladrillos contra los efectivos de la Seccional 3ª, que debieron solicitar apoyo a sus pares de Radio Patrulla los que también fueron amenazados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)