DENUNCIA PENAL A COLEGIO DE CARRASCO

Prendió un papel en clase y lo acusaron de fumar un porro

Ocurrió en Carrasco. Padres efectuaron denuncia penal

Un estudiante de un colegio de Carrasco, hijo de un conocido pintor, prendió fuego un papel en clase e hizo que lo llevaba a la boca. Una compañera lo filmó y lo subió a Snapchat con la leyenda "Fumando porro en clase".

Una madre se enteró y se quejó ante las autoridades del colegio. En un principio, la dirección del centro evaluó la expulsión del estudiante. Como su familia estaba vinculada con la institución desde su fundación, decidieron sancionarlo con sacarlo de un grupo que iba a viajar a Sudáfrica a fin de año.

Los padres del estudiante presentaron una denuncia penal para que se investigara si hubo un delito de difamación e injurias a través de un medio de comunicación.

También elevaron una queja al Consejo de Secundaria por entender que el colegió acusó a su hijo en forma injusta y en base a dichos "falaces" de una compañera de clase de 15 años.

El reconocido pintor y su esposa demandaron al centro educativo en un juzgado civil por entender que la sanción le provocó daño moral a su hijo. "El chico quiso abandonar los estudios. El colegio violó el Estatuto del Estudiante porque no le dio posibilidad de defensa. Luego encubrió a la persona que lo filmó", dijo a El País el abogado de la familia del estudiante, Gumer Pérez.

La denuncia fue presentada el 19 de agosto de 2016 al Departamento de Delitos Complejos de la Dirección de Crimen Organizado y luego derivada a una sede penal. "En el video se ve claro que el chico prendió un papel. Luego subtitularon el video con que estaba fumando porro", dijo una fuente policial.

Errores.

La denuncia penal, a la que tuvo acceso El País, señala que el relato realizado por la directora y administradora del colegio "resulta a todas luces carente de veracidad y plagado de errores fácticos y conceptuales respecto del actuar de nuestro hijo ilegítimamente divulgadas en la red social".

Los padres del estudiante acusado indicaron en la denuncia: "Tamaña ofensa no merece pasar desapercibida, pues de avalar la misma, conllevaría a una patente de corso respecto de todos los educadores del país, que por ejercer la docencia y la legítima defensa de los derechos de sus institutos, serían capaces de transformar una mentira en una realidad".

La dirección del colegio declinó declarar sobre el caso para "salvaguardar el bienestar del alumno".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)