NECRÓPOLIS DE MIGUES

Usan un predio privado como cementerio público

Edil pide aclaración a jerarcas de Intendencia de Canelones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
De un lado del camino es propiedad de la Intendencia, del otro de un privado. Foto: archivo El País

En Migues, una pequeña localidad de Canelones con unos 2.000 habitantes, las personas de bajos recursos son sepultadas en la tierra. Pero en un terreno que no pertenece a la Comuna Canaria.

"Hace más de una década que la Intendencia de Canelones está sepultando cuerpos en un predio privado lindero al cementerio de Migues, caso que las autoridades municipales actuales desconocían dicha irregularidad", afirmó a El País el edil Joselo Hernández.

En las próximas horas el legislador departamental llamará a sala al director general de Administración y Necrópolis de la Intendencia de Canelones, Javier Rodríguez, para que ofrezca las explicaciones correspondientes. Ayer El País intentó localizar al director Rodríguez pero no fue posible.

El edil Hernández también solicitará al plenario que se conforme una comisión pre-investigadora en la Junta Departamental con relación a su denuncia. "Los primeros registros de uso del predio de la ampliación del cementerio de Migues por parte de la Intendencia son anteriores al año 2004", dijo.

El objetivo del llamado es conocer los detalles y desde cuando se está produciendo esta irregularidad. También pretende conocer el nombre de los funcionarios o jerarcas que tomaron la decisión.

Padrón.

Ante la suposición de que existía una irregularidad, el edil Joselo Hernández realizó varias averiguaciones con el fin de confirmar o desestimar la posibilidad de un error.

Al parecer, la administración decidió ocupar un área lindera, detrás de la necrópolis. Para poder desarrollar la obra se colocó un tejido perimetral y en su interior se pusieron urnas.

Poco tiempo después, se comenzó a realizar sepulturas en tierra. Más adelante, la comuna levantó un muro en lugar de la cerca de alambre.

Actualmente, en ese espacio físico hay por lo menos 50 cuerpos sepultados en tierra y una importante cantidad de urnas, según estimó el edil Hernández, residente en la zona.

En el marco de la investigación encabezada por el edil, el escribano Marcelo Rodríguez Mancuello, quien tiene su estudio en la localidad de Migues, confirmó y mostró el título de ese terreno y el plano que están en su poder.

Con esa documentación en su poder los propietarios del bien pretenden demostrar que la ampliación del cementerio de Migues es parte del padrón 734 y que en ningún momento fue expropiado por el Estado. Entienden que no existe documentación que permita el uso del terreno por parte de la Intendencia de Canelones.

En principio, se estima que cuando el municipio decidió ocupar una franja de ese terreno el predio figuraba como deudor y que supuestamente no existían los legítimos dueños. Con el paso del tiempo los presuntos herederos se presentaron ante la comuna y manifestaron su interés de pagar la deuda tributaria del bien.

En ese marco, los titulares suscribieron un acuerdo de pago con la Intendencia de Canelones y comenzaron a abonar las cuotas correspondientes a la Contribución Inmobiliaria. Dentro de ese acuerdo se incluyó el predio que en la actualidad usa como cementerio.

Enterado del problema, el edil Hernández habló con las autoridades departamentales sobre esta situación.

"Ellos desconocían que el terreno no le pertenecía a la comuna. En febrero de este año se abrió una licitación por parte de la Intendencia para la construcción de 100 nichos nuevos en dicho predio, por lo que ahora al tomarse conocimiento de la grave irregularidad dicha ejecución quedaría en suspenso", informó a El País.

A esto se agrega que el terreno que ocupa el cementerio se encuentra en una zona inundable. De hecho, durante los últimos temporales parte de la necrópolis quedó bajo agua.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)