SACRIFICIO PERSONAL Y RESPONSABILIDAD OFICIAL

Policías despidieron como un héroe al cabo asesinado

La familia asegura que hacía tareas extras porque no le alcanzaba el salario.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Sepelio de Wilson Coronel en el cementerio de La Paz. Foto: Subrayado

No hubo honores fúnebres para el cabo Wilson Coronel, asesinado de dos disparos a quemarropa por un delincuente en una pizzería de Pocitos. Sin embargo, sus compañeros se encargaron de darle una despedida fraternal en medio del dolor. Hicieron una colecta para comprar la bandera que depositaron sobre su féretro el que fue trasladado a pulso. Hicieron sonar las sirenas y un oficial leyó un emotivo discurso.

Coronel fue definido como "valiente y aguerrido". "Siempre estaba intentando ayudar a los demás aún con el sacrificio de su propia vida", leyó el oficial. "Patrullarás en el corazón de todos tus compañeros, nunca te vamos a olvidar. Que tu muerte no quede en vano, nos secaremos las lágrimas y volveremos al patrullaje", prometió.

Las autoridades del Ministerio del Interior sostienen que Coronel estaba ejerciendo un servicio de guardia "irregular" por lo que no merece un tratamiento honorífico. La madre de dos de los cuatro hijos del Policía, Fabiana Criado, exhibió su recibo de sueldo. El efectivo ganaba $ 16.807 por mes.

Horas antes del sepelio, la mujer escribió un mensaje a las autoridades: "Se fijan en un tecnicismo, ellos que viven con un sueldo de reyes mientras él cobraba 16 mil pesos como tantos otros que están obligados hacer un 223 para vivir", dijo Criado.

Durante la improvisada ceremonia, Criado se negó a recibir la bandera. Al parecer, el propio policía se lo había solicitado en vida. La terminó recibiendo uno de sus hijos.

La mujer exigió que el Ministerio del Interior se haga cargo de sus dos hijos menores de edad. Por su parte, Valeria Coronel, la hija mayor del cabo, reclamó que su padre sea "el último policía muerto". "Lo único que quiero es que hagan algo", aseveró a El País.

El único reconocimiento oficial que recibió Coronel fue un minuto de silencio en la sesión del Senado. El nacionalista Javier García realizó la petición como integrante de la Comisión de Seguridad. La iniciativa fue aprobada por 24 votos a favor en 25 senadores presentes. En el sepelio había policías de distintos niveles. Además, se pudo ver al fiscal Gustavo Zubía y al psicólogo y licenciado en Seguridad, Robert Parrado.

Guardia.

Coronel hacía guardia en la pizzería desde hacía una semana. Se trata de una actividad que está especialmente prohibida por el Ministerio del Interior. No obstante, muchos policías lo hacen para mejorar sus menguados ingresos.

El jefe de Policía de Montevideo dijo el lunes que los efectivos que son contratados se arriesgan ser sancionados y que quedan "indefensos" ante la delincuencia. Es difícil saber con precisión la cantidad de policías que realizan estas tareas.

El encargado de asuntos legales del Sindicato Único de Policías (Supu), Miguel Barrios, estima que hasta el año 2010 el 60% de los 7.000 efectivos que revistan en Montevideo hacían unas 250 horas del servicio 222 por mes.

Desde el cambio de 2010 cada policía puede hacer hasta 50 horas por mes. "No creo que 4.200 policías hayan conseguido otro trabajo o que se arreglen con las 50 horas que pueden hacer ahora", dijo Barrios.

Investigación.

La Jefatura de Policía de Montevideo ordenó revisar todas las cámaras de vigilancia de los alrededores de la pizzería donde fue ultimado el cabo Wilson Coronel. Un joven de 19 años escribió en las redes que había hecho un "trabajo de una noche" y que había "ganado" $ 10.000. Fuentes policiales dijeron que el joven fue detenido y que se está investigando.

El jefe de Policía de Montevideo, Eduardo Pérez, dijo en Canal 4 que "hasta el momento no ha sido identificado" el asesino del policía.

El dolor de la familia policial.

El enorme dolor de la familia y los compañeros del cabo Wilson Coronel quedó de manifiesto en su sepelio que tuvo lugar en el cementerio de La Paz. Todas las asociaciones de policías en actividad se juntarán en la mañana de hoy en la Plaza Fabini, a la hora 11:00, para reclamar el fin de la violencia. Posteriormente, el secretariado del Pit-Cnt recibirá a los sindicatos policiales. A la hora 15:00 el subsecretario del Interior, Jorge Vázquez, recibirá al presidente de la central, Fernando Pereira; al secretario general, Marcelo Abdala, y a la presidenta de la Unión de Sindicatos Policiales, Patricia Rodríguez.

TESTIMONIO.

"Él siempre me decía que amaba ser policía".

En medio del dolor y como si fuera una suerte de catarsis, Fabiana Criado, la exesposa del cabo Wilson Coronel, publicó en su perfil de Facebook una carta abierta. Lo hizo antes de despedir en el cementerio al padre de sus dos hijos.

Afirmó que sentía "impotencia, bronca y miedo" por la muerte del hombre con quien compartió 16 años de su vida.

"Se va un ser humano y vuelve solo una mochila", escribió en la publicación, acompañada por una foto. "La impotencia, bronca y miedo de no poder sostener a mis hijos hoy me inunda", agregó después.

La mujer contó que muchas veces le preguntó a su marido por qué trabajaba como policía y él siempre respondía "que amaba lo que hacía".

"Nada, absolutamente nada vale la pena si dejas la vida, si dejas a tus hijos sin padre", reflexionó.

Luego, criticó a las autoridades por el manejo de la situación después del crimen, y expresó: "Los dirigentes que se fijan en un tecnicismo, viven con un sueldo de reyes mientras él cobraba 16 mil pesos como tantos otros que están obligados hacer un 223 para vivir. No quiero ver a ninguno en el velorio, y si van, que vayan con las cámaras porque yo también voy a hacer mi descargo".

"Una mochila y cuatro pesos fue lo que valió la vida del padre de mis hijos", concluyó la mujer.

El cabo Coronel pertenecía al Grupo de Reserva Táctica (GRT) y tenía 21 años de servicio en la Jefatura de Policía de Montevideo. Estaba separado y tenía cuatro hijos. Vivía en la ciudad de La Paz, Canelones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)