Mucha marihuana

Policía percibe aumento del mercado negro de cannabis

Uruguay es visto como “zona liberada” por las organizaciones clandestinas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Esperan que este año el gobierno abra la venta de marihuana en farmacias. Foto: AFP

El jefe de Policía de Montevideo, Mario Layera, dijo que no ha mermado el consumo de marihuana clandestina en Uruguay posiblemente como consecuencia de que no se ha aplicado en su totalidad la ley que liberalizó el uso de cannabis. Consideró que la norma tiene el efecto primario de que los traficantes perciben que hay una zona liberada para el consumo.

"La ley todavía no ha sido aplicada en su totalidad por lo que no se ha podido establecer su impacto", dijo Layera a El País. Mientras ello no ocurra, el consumo de marihuana clandestina "no va a disminuir". Hasta el momento están operativas dos de las tres modalidades que preveía la ley de liberalización: los clubes cannábicos y el autocultivo. Aún no comenzó la venta en farmacias de cannabis lo que podría ocurrir este año. Se podrán comprar en las farmacias hasta 40 gramos por mes y no más de 10 por semana. Por otra parte, la normativa permite que personas físicas cultiven en su hogar una cantidad no superior a las seis plantas hembras de "cannabis" psicoactivo. El producto de la recolección de la planta no puede superar los 480 gramos anuales.

En el caso de los clubes de membresía la normativa determina que pueden tener entre 15 y 45 socios. La plantación está limitada a 99 plantas de cannabis psicoactivo hembras por cada club.

Zona libre.

En declaraciones a Radio Uruguay, Layera había señalado que "el primer efecto más perjudicial" de la ley de liberalización "es que se considera que se ha liberado una zona para el consumo". Eso ha ocurrido "en otras partes del mundo" en que se han hecho esfuerzos similares de liberalización. Fue más allá y consideró que "las organizaciones clandestinas" al ver que hay una regulación del consumo de una sustancia que antes estaba penada analizan que "ah, esto va a ser mejor, podemos seguir haciendo negocio un poco más fácil".

De todas formas, el jefe de Policía dijo a El País que más adelante "se tendría que observar una caída en el consumo de marihuana ilegal por un tema de calidad" ya que la legal será mejor que la clandestina. La marihuana que más ingresa a Uruguay es la denominada "prensado paraguayo".

Layera enfatizó que "el narcotráfico es la causa y el origen principal de la violencia entre delincuentes y de los delincuentes hacia la sociedad" como consecuencia, en parte, de que el consumo de "pasta base" está estancado y se genera una mayor violencia entre bandas por el control de los mercados. "Percibimos cierta tendencia a un mayor consumo de cocaína. Eso está determinado por la demanda porque hay un mayor poder adquisitivo. Es una sustancia de mayor precio", explicó.

Con respecto a la "pasta base", señaló que "en un momento fue la droga de todos" y ahora "se quedó en los sectores más vulnerables, en los adictos que quedaron".

Algunas informaciones recientes muestran que se siguen requisando volúmenes muy importantes de marihuana. Por un lado, en 2015 hubo 1.233 procesados por delitos vinculados a las drogas. La cifra representó más del doble de los procesados en 2014, que fueron 538. En 2013 habían sido 739 y en 2012, 839. Y las cifras de incautaciones permiten observar que la droga que más entra a Uruguay sigue siendo la marihuana y por una amplio margen. En 2015 cayeron en manos de las autoridades 2.521 kilos. Esa cifra supone un salto respecto a las 1.457 de 2014 y supera el récord de 2013 que había sido de 2.188 kilos. Muy atrás quedan la cocaína y la pasta base, que incluso muestran disminuciones importantes: 2.521,19 kilos de marihuana cayeron en manos de las autoridades el año pasado. En 2014 habían sido 1.457,43. E inclu- so se superó a 2013, que había sido un año récord, con 2.188,70 kilos. En 2012 se habían incautado 1.848,51 kilos de marihuana.

La incautación de cocaína bajó mucho en 2015. Se llegó a solamente 134,84 kilos, lo que representó una caída relevante frente a los 430,28 de 2014. y los 1.529,12 kilos de 2013. La incautación de pasta base también viene disminuyendo.

Otro ejemplo: este mes la Policía de Cerro Largo incautó 200 kilos de marihuana que era ingresada al país por un ciudadano paraguayo. Estaba en un doble fondo de un vehículo matriculado en Argentina y su destino era Montevideo.

La Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas había informado que el año pasado se cerraron 865 "bocas" de droga.

Más homicidios y polémica política.

Esta semana hubo una nueva escaramuza entre el Ministerio del Interior y la oposición luego de que el senador colorado Pedro Bordaberry pidiera un gran acuerdo político contra el narcotráfico. En la página web de la cartera apareció una especie de editorial que recriminó a la oposición por no reconocer los logros de la cartera y por no haber ayudado al país a prepararse contra "el enemigo" del narcotráfico. "Un enemigo para el que se debía estar preparado y al que le dimos demasiada ventaja por ser tan mezquinos", decía el editorial.

Bordaberry consideró "poco republicano" el artículo de la página web, en tanto el senador blanco Luis Lacalle Pou lo consideró "una falta de respeto".

El intercambio se produjo en una semana en la que Fundapro, una organización vinculada al Partido Colorado, difundió un estudio que señala que Uruguay tiene más homicidios por año que Nueva York, Buenos Aires y Madrid. Buenos Aires tiene 2,9 millones de habitantes. En 2014 murieron asesinadas allí 198 personas. En Uruguay, con una población levemente superior hubo en 2015 293 homicidios, una cifra récord para un año. De los 293 homicidios, 186 ocurrieron en Montevideo y solamente 107 en el Interior que tiene una población similar a la de la capital. Las muertes violentas en Uruguay en 2015 subieron 9,2% frente a las de 2014, de acuerdo con datos del gobierno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)