En tres años ingresaron en la fuerza 2.000 efectivos

Policía: mejor sueldo atrae cada vez más interesados en enrolarse

La mejora salarial en la Policía atrae a cada vez más interesados. Hoy hay en la Jefatura de Montevideo 400 aspirantes en distintos cursos. En este gobierno ingresaron 2.072 policías más.

Según Servicio Civil, el año 2012 se cerró con 30.400 efectivos en todo el país. Inés Guimaraens.

  •  
Eduardo Barreneche

"Se percibe que hay un mayor interés en entrar en la Policía. La Jefatura de Montevideo tenía un histórico de 700 vacantes. Hoy eso se ha abatido", dijo a El País el subdirector de la Policía Nacional, inspector general (r), Raúl Perdomo.

En tanto, el jefe de Policía de Canelones, inspector mayor (r) Erodes Ruiz, señaló que la jefatura canaria tampoco tiene vacantes. "Tenemos gente en lista de espera para ingresar. Se fue la época en que a la Policía se entraba por necesidad", dijo Ruiz a El País.

El fenómeno es nuevo. Una de las explicaciones brindadas por jerarcas policiales es que los sueldos que hoy ofrece la Policía son más atractivos que en el pasado. Además el policía y su familia gozan de una buena cobertura en materia asistencia a la salud.

En este momento, un agente de segunda que recién ingresa a la fuerza cobra $ 21.000 nominales. Si se compara, por ejemplo, con lo ingresos que perciben los trabajadores de los supermercados es un salario muy decoroso. Los empleados de los supermercados se declararon en conflicto porque perciben $ 10.000 líquidos y pretenden cobrar $ 15.000.

Perdomo cree que el gran llamador que tiene la Policía son los buenos sueldos. "En las distintas leyes de presupuesto, votadas año a año por el Parlamento, han venido aumentos diferenciales de salarios para la Policía. Eso ha mejorado los nominales que cobra el policía como base. Es un atractivo más", dijo el jerarca policial.

Según Perdomo, los sueldos de la Policía se destacan en un momento en que el país tiene indicadores de desempleo bajos, ya que "no existen dificultades" para cubrir las vacantes de policías.

Ruiz coincidió con Perdomo sobre que el gran atractivo de la Policía son los buenos sueldos.

En Canelones se realizó un llamado para "policías eventuales" -se trata de personal civil adiestrado a tareas de custodia- que trabajarán en el Banco República. "Ya cubrimos muchos cupos y se anotaron muchas personas. Vamos a hacer otros llamados de eventuales para otras instituciones", dijo el jefe canario.

El 3 de septiembre pasado, en la comisión de Presupuesto integrada con Hacienda del Senado que trató la Rendición de Cuentas, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, se refirió a la contratación de personal en Montevideo.

"Se quebró la media histórica del registro de cargos sin cubrir, que oscilaban entre las 800 y 1.000 vacantes ejecutivas promedio, mediante una racionalización y mejora de la gestión de los recursos humanos", dijo.

A juicio del jerarca gubernamental, la eliminación de ese número de vacantes significó "un impacto positivo" en la operativa policial, así como también "un uso eficiente" de los recursos financieros del Estado. El resultado final de este proceso es un ingreso de 1.021 nuevos agentes" en poco más de un año, dijo Bonomi en la comisión parlamentaria.

Según cifras de la Oficina Nacional de Servicio Civil, en 2010 había 28.389 policías presupuestados y contratados en todo el país; en 2011, 29.799 y en 2012, 30.461. Es decir, en los primeros tres años del mandato de Bonomi ingresaron 2.072 nuevos policías.

Perdomo señaló que las personas con varios años en la Policía recuerdan que cuando mejoraba la actividad en la construcción -sobre todo en el Este del país- se hacía difícil llenar las vacantes porque las personas pedían la baja y se iban a trabajar en una obra donde ganaban más dinero.

En marzo de 2011, en pleno "boom" de la construcción y con un desempleo del 6%, el entonces jefe de Policía de Montevideo, Walder Ferreira, se quejó que no tenía suficientes policías para implementar una reestructura en el cuerpo. "Hay 1.000 vacantes sin llenar", dijo.

Hoy la realidad es otra. El desempleo se mantiene en guarismos similares. Sin embargo, se comprobó que hay un enfriamiento de la construcción que tiene por lo menos un año. Este rubro cayó un 11,83% en el segundo semestre de 2012 respecto del primero de ese año, según datos que divulgó el Instituto Nacional de Estadísticas el martes 1° de octubre.

Ello genera un "empuje" de trabajadores hacia la Policía. Desde siempre la construcción compite con la Policía para captar en el mercado laboral a personas de menores recursos o menos educación formal.

Para ingresar a la Policía se necesita tener aprobado Ciclo Básico, carecer de antecedentes penales y superar pruebas psicológicas y físicas.

Perdomo dijo que, si se mantiene en el tiempo que la Policía sea un lugar de trabajo atractivo para una franja de la población, ello permitiría incrementar las condiciones de ingresos.

"Es una opinión personal, pero habría que poner condiciones más exigentes para entrar a la Policía. Por ejemplo, mejorar la escolaridad y que el aspirante tenga el liceo completo", dijo.

Para Perdomo, la incorporación de tecnología que realiza en este momento el Ministerio del Interior y la demanda de los ciudadanos que exigen una mejor atención y prevención obligan a una mejor formación del aspirante a policía.

Uno de los planes del Ministerio del Interior a corto plazo apunta a que los patrulleros cuenten con computadoras portátiles conectadas a bases de datos para permitir al agente detectar si la persona detenida en actitud sospechosa posee antecedentes penales o algún pedido de captura.

Además, las autoridades de la cartera pretenden que los policías estén capacitados a tomar denuncias en el sitio de los delitos. "Es evidente que para realizar todo ello se requiere una policía mejor preparada", dijo Perdomo.

Otro plan del Ministerio del Interior es que los policías estén un año como zafral y luego pasen a ser policía ejecutivo. Ahí será presupuestado.

Plan Compromiso con la Gestión

El pasado 3 de septiembre, en la Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda del Senado que analizó el proyecto de Rendición de Cuentas, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, señaló que el presupuesto de su cartera tuvo "una mejora acentuada" a partir del año 2005 cuando el Frente Amplio se hizo cargo del gobierno por primera vez, que da respuesta a la "necesidad" de un cambio hacia una modernización organizacional.

Bonomi señaló que el Ministerio del Interior ha implementado un programa llamado "Compromiso con la Gestión" que diseña una nueva escala salarial en la que el grueso de la remuneración debe reflejar el nivel de complejidad de la tarea y el nivel de responsabilidad asociado a ella.

Agregó que se han implementado metas vinculadas a la creación e implementación de sistemas de información, controles centralizados y capacitación del personal.

En un sentido más estricto, dijo Bonomi en la comisión, el programa "Compromiso con la Gestión" se diseñó para dos áreas de intervención relevantes: por un lado, una batería de metas para monitorear un cambio de modelo en las unidades policiales dirigido a los responsables de las unidades operativas de la zona metropolitana (comisarios) y, por otro, el fortalecimiento de la gestión de la privación de la libertad dirigido a las direcciones de las unidades de internación de personas.

En el último año el Ministerio del Interior ha llevado adelante una reestructura de la Jefatura de Policía de Montevideo que en principio despertó resistencias internas.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.