INSEGURIDAD EN ZONA QUEBRADA

Policía declara como "zona roja" a Juan Lacaze y sus alrededores

Autoridades policiales apuestan a prevención en Juan Lacaze

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Juan Lacaze fue uno de los principales polos productivos del interior del país. Foto: R. Figueredo

Las estadísticas sobre evolución del delito de la Jefatura de Policía de Colonia demuestran un incremento de los hurtos en la ciudad de Juan Lacaze. Se trata de datos conocidos como “georeferenciación” por las jefaturas que son relevados de manera semanal por parte de las autoridades policiales del departamento.

Este incremento llevó a que la Policía definiera la ciudad y sus alrededores como “zona roja”.

El jefe de la división II de la Jefatura de Colonia, comisario mayor Fernando Andino, afirmó en la mañana de ayer en Radio del Oeste de Nueva Helvecia que la “zona Roja” en materia de delitos y por su nivel de conflictividad está ubicada en las seccionales octava y décimo sexta de Juan Lacaze.

Andino dijo a la emisora radial que “el delito ha aumentado en la zona Este” del departamento principalmente en Juan Lacaze, siendo el hurto, el delito más frecuente a combatir por los policías en esa ciudad.

El jefe de Policía de Colonia, Rovert Yroa, que también estuvo en la entrevista radial, subrayó que las dos seccionales que atienden Juan Lacaze son consideradas como “zona roja” al igual que otras tres comisarías del departamento, una de ellas la primera de la ciudad de Colonia del Sacramento.

El jerarca dijo a El País que tiene previsto “incrementar el patrullaje policial efectivo con los efectivos que tenemos”. Aclaró que Colonia no cuenta con el Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO).

Yroa destacó que la desaparición de la Fábrica Nacional de Papel (Fanapel) “preocupa” a las autoridades policiales. “El cierre de Fanapel, y el de otras industrias, tiene una incidencia muy grande, nos preocupa lo que pueda venir. Estamos trabajando fuertemente en la zona con las mesas locales de convivencia. Vamos a sentir el impacto”, afirmó el jerarca a El País.

El jefe señaló que el delito que se produce en la zona es distinto al que se desarrolla en Montevideo y el área metropolitana. “En lo que va del año tuvimos un intento de rapiña en todo el departamento de Colonia, acá hay muchos hurtos a fincas particulares y vehículos; nos preocupa la violencia de género”, afirmó Yroa.

La estrategia y despliegue de la Policía seguirá siendo “apostar a la prevención del delito con la presencia de nuestros efectivos”, destacó.

En febrero pasado, el sindicato de (Fanapel) advirtió públicamente que en caso que cerrara la planta, como sucedió días después, Juan Lacaze entraría en una “emergencia social” debido a que la fábrica es “uno de los principales motores de la economía” local, y deja a 300 familias sin un trabajo.

Cerraron otras industrias

Juan Lacaze también sufrió el cierre de la textil Agolán (que había sucedido a Campomar y Soulas), y la principal fuente de trabajo que seguía funcionando era Fanapel. La única industria que quedará en pie será Granja Pocha, que emplea a 100 personas. Muchos lacazinos trabajan en la cercana Montes del Plata.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)