INSEGURIDAD CIUDADANA

Policía alerta sobre modalidad de estafa por teléfono

Llaman e intiman a pagar rescate por un hijo “secuestrado”.

"Al momento se contabilizaron siete tentativas y dos hechos consumado", según Interior. Foto: Archivo
"Se contabilizaron siete tentativas y dos hechos consumado", según Interior. Foto: Archivo

El Ministerio del Interior advirtió ayer acerca de una "nueva modalidad delictiva" contra personas vulnerables a las que se les intima a entregar sumas de dinero "a cambio de liberar a un familiar al que dicen tener secuestrado".

"Dos casos consumados y otras siete tentativas han disparado las alertas", agrega el ministerio. La artimaña "consiste en que la víctima recibe una llamada en su celular o teléfono fijo desde un número desconocido, y se les dice que tienen a su hijo secuestrado". En caso de que no realicen un giro de dinero, amenazan con hacerle daño.

"Para amedrentar a la víctima, utilizan distintas estratagemas como por ejemplo un audio grabado de una voz infantil llorando o diciendo papá, me van a hacer daño", informó el ministerio.

Los delincuentes muchas veces emplean la información que la persona publica en sus redes sociales. El nombre de sus hijos, su descripción, incluso a qué centro educativo va o dónde veranea la familia. "Todo con un único objetivo: convencer a la víctima que tienen a su hijo y que le pueden hacer daño si no paga el rescate inmediatamente", dice el Ministerio del Interior.

Los casos.

Según el Ministerio, "al momento se contabilizaron siete tentativas y dos hechos consumados".

El primer caso se perpetró contra una señora de 83 años que recibió una llamada telefónica donde le hacían saber que tenían a su hijo secuestrado. Le exigieron dinero para liberarlo y la mujer accedió, dejando un sobre en la reja de su casa con 1.300 euros y 2.000 dólares.

Otro caso ocurrió en la madrugada del pasado lunes 18 de septiembre. La víctima, de 90 años de edad, recibió el llamado de un desconocido con una estratagema similar. Fue intimado a entregar todo el dinero que tuviese en su casa. La víctima depositó en una bolsa la suma de 2.000 dólares y dos cadenas de oro, dejándola al costado de un árbol frente a su domicilio.

Tras unos minutos decidió llamar a la Policía y a su hija, quien estaba en perfecto estado, comprobando así que había sido víctima de una estafa.

El ministerio ha dado intervención a la Dirección General de Lucha Contra el Crimen Organizado e Interpol para dar con los autores de los llamados.

Asimismo, recomienda no dar nunca datos personales por teléfono a desconocidos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)