FRICCIONES POR CAMBIO NELSON

Polémica entre BCU y el Parlamento por controles

Retiro por US$ 800.000 de Cambio Nelson disparó choque.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El BCU dice que investigó a un cliente por el retiro y no al Cambio Nelson. Foto: R. Figueredo

La oposición y el Banco Central del Uruguay (BCU) ingresaron ayer en un enfrentamiento directo luego de que el representante nacionalista Gustavo Penadés presentara en la comisión de Hacienda de Diputados documentación probatoria de un juzgado de Concursos, advirtiendo en 2013 sobre presuntas "operaciones sospechosas" en el Cambio Nelson, cuyo titular es el prófugo ex dirigente colorado de Maldonado Francisco Sanabria, que no fueron investigadas por la autoridad monetaria.

El BCU emitió anoche un comunicado donde explicó que ese año el banco fue informado por la sede judicial de Concursos en el Oficio 281/2013 que se trataba de un concurso de acreedores y "una operación de préstamo entre particulares, pero que no había sospechas concretas sobre el Cambio Nelson, sino sobre uno de los particulares".

En su denuncia, Penadés dijo que en un concurso de acreedores presentado en 2013 ante la sede judicial, que después trasladó la información al BCU, se denunciaba por medio de un Reporte de Operación Sospechosa (ROS) que no se había podido precisar el origen de US$ 800.000 retirados de Cambio Nelson para un pago a acreedores por parte de una persona de Punta del Este.

Bergara, que la semana pasada se presentó ante la comisión de Hacienda del Senado por el mismo tema, admitió entonces que había "indicios" de lavado de dinero en la actividad del Cambio Nelson.

El comunicado del banco señaló anoche que "si bien (en la denuncia hecha al BCU en 2013 por documento judicial) se menciona al Cambio Nelson, dicho oficio "no constituyó en ningún momento un Reporte de Operación Sospechosa ni una denuncia específica contra el Cambio Nelson, sino respecto al acreedor cuyo crédito se estaba verificando".

"La investigación concluyó que el origen de los fondos referidos a la transacción mencionada fue debidamente justificado por el particular, no habiéndose detectado acciones del Cambio Nelson que generaran sospechas de actividades ilícitas", explicó el banco.

Según dijo a El País un informante que conoce el caso en detalle, en 2013 fue la Liga de Defensa Comercial (Lideco) quien presentó ante el BCU un Reporte de Operación Sospechosa (ROS) sobre ese dinero. Este caso trataba de una operación de préstamo para levantar la hipoteca de un inmueble, donde un acreedor hipotecante explicó en el juicio concursal que retiró más de US$ 800.000 en efectivo del Cambio Nelson.

Eso disparó la sospecha de Lideco.

El caso consta en el expediente judicial que presentara Penadés ante las autoridades del BCU en la comisión de Hacienda. En su alegato político, el legislador dijo que "las operaciones sospechosas eran no poder justificar el origen de algo más de US$ 800.000. Una empresa presentó concurso ese año y demostró que un pago que se había realizado no podía justificar el origen de los fondos", sostuvo el legislador, quien criticó la "falta de controles" del Central.

Bergara dijo en la comisión que el banco "jamás recibió denuncia de ningún tipo" sobre la actividad del cambio.

Fiscal de corte.

Agregando elementos a la polémica, el fiscal general Jorge Díaz criticó al Banco Central por no haber controlado en la forma que debía al Cambio Nelson. "Deberían tener los recursos para controlar a un cambio en el principal balneario de este país que está realizando una actividad financiera que es ilícita", indicó.

El comentario fue realizado el martes en su ponencia durante el seminario "Compliance Day: transparencia fiscal y prevención del lavado de dinero", organizado por el estudio jurídico Brum & Costa, según consignó el sitio Espectador.com.

Ayer, en la comisión, Penadés le preguntó qué opinaba de lo que dijo Díaz en ese ámbito académico sobre la supuesta ausencia de controles, a lo que Bergara no contestó.

Si surgen "elementos" se citará a políticos.

Esta semana la sede judicial de Maldonado que lleva adelante las investigaciones por el cierre del Cambio Nelson citará a tres personas vinculadas a esa empresa en calidad de indagados. Esas citaciones y todos los informes técnicos que se dispusieron van a definir si el caso pasa a una sede de Crimen Organizado, dijeron a El País fuentes del caso.

La estrategia de la sede ahora es trabajar entre la Policía y el Poder Judicial en los casos más apremiantes. Después se verá cómo proseguir, dijeron los informantes. Hoy en día se está fraccionando el trabajo porque es imposible citar a los 380 titulares de depósitos en el cambio. "Primero se va a atender a los que denunciaron, que son muchos, todos los días llegan denuncias nuevas. Después se analizarán los casos de quienes no comparecieron. Las denuncias son más de 20 a esta altura", agregaron las fuentes.

Por ahora la sede no tiene previsto citar a declarar a políticos que presuntamente hayan tenido relaciones con Francisco Sanabria, titular del Cambio Nelson.

No obstante, no se descarta hacerlo "si surgieran elementos que lo justifiquen", dijeron operadores judiciales.

Según el expediente del concurso de acreedores al que se presentó Cambio Nelson, el pasivo de la empresa (cuentas a pagar y acreedores fiscales) asciende a US$ 8.702.566. El activo de la empresa es de US$ 10.938.396 y el patrimonio de US$ 2.235.829.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)