JUSTICIA

Plan de Vivienda Sindical bajo la lupa

En un juicio, trascendió que prestamistas participaron en el negocio y estafas a empresas.

Pereira y Abdala fueron denunciados por difamación por Susana Nicodella. Foto: F. Flores
Pereira y Abdala fueron denunciados por difamación por Susana Nicodella. Foto: F. Flores

Las presuntas irregularidades en la concreción del Plan de Vivienda Sindical del Pit-Cnt quedaron en evidencia ayer en un juicio por difamación e injurias iniciado por el presidente y el secretario general de la central obrera, Fernando Pereira y Marcelo Abdala contra la empresaria de Rocha, Susana Nicodella.

Al ser indagada por la fiscal de Otros Delitos, Sandra Boragno, Nicodella declaró que firmó contratos con los gestores Milton Díaz, procesado por la Justicia por estafa, y Roberto Charlo, hoy fallecido, para construir 1.000 viviendas porque éstos le mostraron poderes y documentos firmados por la central obrera e instituciones estatales.

"Luego de firmar los contratos, hubo un reparto de cheques por US$ 300.000. Esos cheques fueron mal habidos. Tiempo después recibí llamadas telefónicas intimidatorias de prestamistas que descontaron mis cheques. Me decían que si no los pagaba, la iba a pasar mal", dijo la empresaria.

Los cheques eran en pago de "adelanto" solicitado por los gestores Díaz y Charlo. Supuestamente ese dinero era para comprar terrenos o armar plateas para futuras construcciones. Pero ello no se concretó.

En una declaración in extremis realizada el 5 de mayo de 2006 en otra sede penal, Charlo dijo que el expresidente del Plan de Vivienda Sindical, Eduardo Burgos —dirigente del gremio metalúrgico— era "socio" de ambos gestores en la empresa que negociaba con constructores.

Nicodella insistió ayer en la vinculación de Burgos con Díaz y Charlo. "Milton Díaz estaba con Burgos. Tenía contratos firmados con el Pit-Cnt. Díaz se presentó como representante del Pit-Cnt. Díaz estaba en permanente contacto con Abdala", dijo Nicodella al juez penal Marcelo Souto y a la fiscal Boragno. Agregó que "en las declaraciones realizadas a El País, yo no acusé a nadie. Nunca nombré al Pit-Cnt, a Marcelo Abdala o a Fernando Pereira".

Abdala, por su parte, advirtió que los dos gestores eran empresarios privados y no integraban el Pit-Cnt.

En varios tramos del juicio trascendió la demanda civil por daños y perjuicios iniciada por Nicodella contra 37 gremios y el Pit-Cnt en forma solidaria. Ese juicio es por US$ 2.600.000.

En 2013, Nicodella inició un juicio penal por estafa que involucró a múltiples personas. Otras tres constructoras también se sumaron a ese expediente penal. A su vez, la empresaria denunció a Pereira y Abdala por los delitos de calumnias, falsa denuncia y difamación e injurias.

En el juicio de ayer también se mencionó la demanda iniciada en 2012 por US$ 4 millones por una constructora. Ese juicio se desestimó al llegar a un acuerdo de pago.

Personería jurídica.

La abogada de Nicodella preguntó a Abdala y a Pereira si tenían algún poder que los habilitaba a representar al Pit-Cnt, ya que la central obrera carece de personería jurídica.

Pereira dijo que el Pit-Cnt no tiene personería jurídica desde que fue fundado en 1966.

"Por autonomía sindical, ningún gremio precisa de personería jurídica para actuar", respondió Pereira. Enseguida explicó que la central funciona mediante órganos representativos de todos los sindicatos.

Expresó que la entidad firma consejos de salarios y acuerdos con instituciones públicas y privadas. El Pit-Cnt "no está involucrado en los atentados a Nicodella. Acá nos ponen como una mafia. No lo somos", dijo.

Abdala reelecto en la Untmra

Más de 5.000 metalúrgicos de todo el país participaron en las elecciones del gremio (Untmra). Con un 85 % de los votos se renovó el apoyo a la línea de conducción del equipo del actual secretario General del Pit-Cnt, Marcelo Abdala. En la oportunidad la lista Unitaria, obtuvo 30 de 35 lugares en el Consejo y 10 lugares de 11 en el Comité.

PROGRAMA DE MÁS DE 15.000 CASAS

Un negocio ambicioso enlentecido

Poco antes del morir, el gestor Roberto Charlo le dijo a la jueza penal Graciela Eustachio: "¿Sabe cuántos trabajadores no tienen vivienda? ¿Cuántos médicos? ¿Cuántos abogados carecen de casa? ¿Y funcionarios públicos? Este iba a ser un negocio millonario". Ayer, ante una pregunta de la fiscal Sandra Boragno realizada en una audiencia penal, el presidente del Pit-Cnt, Fernando Pereira dijo que en 2011 había 15.000 interesados en el Plan de Vivienda Sindical. Éste se iba a realizar en dos modalidades: mediante cooperativas de ahorro financiadas por la Agencia de Vivienda y el Ministerio de Vivienda y aquellos trabajadores con mayor poder adquisitivo debían cumplir con los requisitos del BHU y promotores privados se encargarían de construir las viviendas. "Por estas denuncias quedó trabada el plan y muchas personas no accedieron a la vivienda", dijo Pereira en alusión a que el programa construyó hasta el momento 1.200 casas. El dirigente Marcelo Abdala dijo sentirse agraviado por las declaraciones de Nicodella a El País. "Un ataque a la organización nos involucra, principalmente a nosotros", explicó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)