Señalan que los docentes aún no incorporaron la herramienta

Plan Ceibal: según investigación no mejoró lectura ni matemática

Un informe del Instituto de Economía, financiado por el Plan Ceibal y la ANEP, señala que el acceso de los niños a las computadoras portátiles no mejoró su rendimiento en matemática y lectura. También advierte por la falta de capacitación docente.

Surgen los primeros resultados sobre el Plan Ceibal en el aprendizaje. Foto: Inés Guimaraens

  •  

El informe titulado "Profundizando en los efectos del Plan Ceibal", realizado por profesionales del Instituto de Economía de la Udelar y financiado por el propio plan y por la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) afirma que la distribución de computadoras portátiles no ha generado una mejora en los resultados académicos de los estudiantes.

La investigación analizó el impacto del Plan en los resultados académicos en matemática y lectura de un panel de estudiantes, así como sus efectos en los hábitos de estudio y en la percepción individual sobre diversas habilidades cognitivas, según señala el documento publicado en agosto de este año.

Para la evaluación se analizaron cuatro relevamientos, tanto propios como existentes: uno de 2006 (como línea de base, que brinda los datos previos a la aplicación del plan), dos de 2009 y uno de 2012. Además, se aislaron potenciales tendencias divergentes en el desempeño de las escuelas para medir directamente el impacto del Plan.

De esta forma, se señala entre las principales conclusiones de la investigación que: "Los resultados sugieren que el Plan Ceibal no habría tenido un impacto en matemática y lectura ni a nivel general ni según nivel socioeconómico".

El estudio subraya que los resultados "se encuentran en línea con la mayor parte de la literatura sobre el impacto del uso de computadoras en el aprendizaje, la cual encuentra resultados nulos o negativos".

Alina Machado, una de las investigadoras responsables del estudio y máster en Economía, dijo a El País que se comenzó por evaluar el impacto del Plan en general y ahí fue cuando "no encontramos un efecto ni en matemática ni en lectura".

En ese sentido, comentó que les pareció interesante observar si existía un efecto diferente según el nivel socioeconómico de los estudiantes. Para eso se observó el nivel educativo materno y si los alumnos vivían en hogares que tenían una computadora en 2006, "y por ninguna de las dos formas llegamos a que hubiera un efecto del Ceibal".

La investigación del Instituto de Economía señala también que no se observó un impacto en la "autopercepción de habilidades en las asignaturas analizadas, ni en otras habilidades vinculadas al uso de Internet". Luego, afirma que "al analizar datos descriptivos sobre la frecuencia de uso de la laptop en clase observamos que su uso no es masivo en todas las escuelas y mucho menos en el Ciclo Básico".

Entre las posibles explicaciones sobre la falta de repercusión en mejoras académicas, el estudio recuerda que el principal uso que se reporta de la computadora en la clase es para buscar información en Internet, lo que "sugiere por qué no habría de esperarse un efecto en habilidades como lectura y matemática" (ver cuadro).

Machado afirmó al respecto que cuando se empezó a analizar la frecuencia y el tipo de uso de las computadoras se encontró que en Secundaria había un uso "muy bajo" y que en Primaria, si bien no era bajo, se utilizaba básicamente para búsquedas en Internet o para navegar en la red, pero no para fines que pudieran tener un vínculo con el aprendizaje.

"Hay un salto entre Primaria y Secundaria. En Primaria se usa, aunque no es una utilización que posibilite un mayor aprendizaje, y en Secundaria se usa muy poco", explicó la investigadora.

Carencias.

En diciembre del 2006, el entonces presidente Tabaré Vázquez anunció que se pondría en marcha el Plan Ceibal, que haría que cada alumno y maestro de las escuelas públicas del país recibieran de forma gratuita una computadora portátil. En 2009, el Plan llegó a todo Montevideo y luego se amplió a Secundaria y UTU.

La iniciativa desarrollada en Uruguay -que se inscribe en el trabajo llevado adelante por la organización One Laptop Per Child- ha recibido elogios a nivel internacional, pero una de las críticas más reiteradas que se le han hecho es que no va acompañada de un trabajo pedagógico ni cuenta con la suficiente formación de los docentes para su uso.

Este aspecto es abordado en la investigación, que menciona distintos estudios que marcan la falta de evidencia sobre la incorporación de las XO como una herramienta de mejora del aprendizaje. También se cita el planteo que considera "primordial" el hecho de "desarrollar estrategias que apunten a fomentar el empoderamiento docente y la creación de capacidades colectivas que permitan concentrarse en la enseñanza y en el aprendizaje mediante el acceso y el uso innovador de la tecnología".

En ese marco, Machado afirmó: "Observamos que falta la integración de la herramienta a la clase". También comentó que hay problemas con la capacitación de los docentes para el correcto uso de las XO y que eso se refleja directamente en el hecho de que la computadora no se utilice como una herramienta pedagógica en el aula.

"Vimos que resulta fundamental y que es una necesidad el empoderar a los docentes respecto a la tecnología para que el uso de la misma tenga que ver con mayores aprendizajes. Nos parecía que era un desafío incorporar la computadora para mejorar los aprendizajes, incorporarla en actividades pedagógicas", señaló la investigadora del Instituto de Economía.

Machado afirmó que si los docentes no incorporan el uso de la XO al aula, "será muy difícil mejorar los resultados de aprendizaje" (ver aparte).

"No sorprende".

Machado dijo que desde el Plan Ceibal recibieron de buena manera las conclusiones del estudio y les plantearon el interés por contar con trabajos independientes, más allá de los que el propio Plan realiza. La investigadora afirmó que les respondieron que "los resultados no los sorprendían porque eran conscientes de que todavía había mucho camino para recorrer", y que las mejoras en matemática y lectura son "áreas a trabajar".

La falta de capacitación en la mira

La tarea docente con las computadoras portátiles y su rol en la mejora del aprendizaje a través de esta herramienta es un tema que resulta clave y es abordado en el estudio del Instituto de Economía de la Universidad de la República.

"En una futura investigación sería particularmente interesante evaluar el impacto de Ceibal ante distintas prácticas docentes en relación a la utilización de la computadora en clase, así como el impacto de la capacitación docente y la utilización de la vasta cantidad de recursos que se encuentran actualmente a disposición del colectivo docente para el logro de mejoras en los aprendizajes", señala el documento publicado en agosto.

En ese sentido, Alina Machado, una de las investigadoras responsables del informe, dijo a El País que el Plan Ceibal genera "grandes potencialidades a futuro" y que "el punto es que hay grandes desafíos".

"La parte más difícil es lograr que los docentes se apropien de la tecnología y que la puedan aplicar para que sirva como una herramienta para mejorar el aprendizaje", dijo la investigadora.

Machado entendió que "hay muchas herramientas del Plan Ceibal con un gran potencial para mejorar el aprendizaje y es fundamental lograr que los docentes se apropien de la tecnología, de la herramienta".

El estudio también considera "fundamental" realizar un seguimiento de "esta nueva etapa de Ceibal, donde el énfasis está puesto en la mejora de los aprendizajes".

Además, deja abierta otra opción y afirma que "es posible que el uso de computadoras tenga un efecto positivo en el desarrollo de otras habilidades cognitivas".

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.