MEDIDAS DEL GOBIERNO

Plan de ajuste sube IRPF, corta gastos y grava más a jubilados

Astori justifica las medidas por el contexto internacional adverso; regirán a partir de enero.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ferreri, Astori y Masoller ayer en conferencia de prensa. Foto: M. Bonjour

El gobierno anunció ayer un paquete de medidas para obtener, a partir del 1° de enero de 2017, una mejora en las cuentas públicas de US$ 500 millones. Dos terceras partes de ese dinero (US$ 350 millones) lo quiere conseguir con incrementos tributarios y US$ 150 millones con la postergación y reducción de gastos.

Este ajuste del gobierno de Tabaré Vázquez desató una ola de críticas de la oposición, cuyos líderes le recordaron al presidente su promesa de campaña electoral de que no iba a aumentar los impuestos ni crear nuevos. También el Pit-Cnt recibió con desagrado el plan de ajuste, y anunció una contrapropuesta y al menos un paro.

El gobierno pretende bajar el déficit de las cuentas públicas en un punto del producto. Al mismo tiempo anunció que se rebajará el IVA para llevarlo a 18% para las compras realizadas con tarjetas de débito u otros medios electrónicos, con lo que resignará una recaudación de US$ 50 millones. A partir del 1° de mayo de 2017 todos los trabajadores formales y pasivos deberán cobrar sus haberes en una cuenta bancaria o con instrumentos de dinero electrónico.

Los anuncios los hizo el ministro de Economía, Danilo Astori, en una presentación de una hora de duración que realizó en la Torre Ejecutiva. Astori justificó las medidas por el drástico cambio para mal del contexto internacional.

El gobierno propondrá al Parlamento incrementar algunas franjas del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) tanto en su franja de rentas de trabajo como en la de rentas del capital. El Poder Ejecutivo también quiere alzas en el Impuesto a la Asistencia a la Seguridad Social (IASS). Por ejemplo, alguien sin hijos que hoy gana $ 40.308 nominales y paga $ 1.609,93 de IRPF, en el futuro pagará $ 2.047,93 por ese tributo y percibirá en la mano $ 438 menos. En tanto alguien en iguales condiciones que hoy gana $ 100.000 nominales y hoy paga $ 12.244,5 de IRPF en el futuro pagará $ 15.296 de IRPF y percibirá en la mano $ 3.050,75 menos. Para un caso en que la persona cobra $ 200.000 nominales y hoy paga $ 28.134 de IRPF en el futuro pagará $ 36.332 de impuesto y en la mano tendrá para gastar $ 8.201 menos.

Se restringirá el ingreso de funcionarios tanto a la Administración Central como a las empresas públicas. Esta medida, dijo Astori a El País, tendrá vigencia "por lo menos" hasta que termine este gobierno.

Por otro lado, se enviará un proyecto de ley para que se apruebe este año la reforma de la Caja Militar que hoy demanda una asistencia anual de US$ 400 millones, que no desaparecerá pero que se quiere reducir en forma significativa. En Uruguay hay actualmente 53.197 retirados militares y 27.247 cotizantes, lo que equivale a dos pasivos por cada activo.

Ayer en horas de la mañana en Batlle y Ordóñez (Lavalleja) donde se realizó un Consejo de Ministros, el presidente Tabaré Vázquez había dado un primer esbozo de las medidas y dijo que el 80% de la recaudación adicional del IRPF provendría del 10% de la población de mayores ingresos.

IMPACTO.

Cautelosa autocrítica sobre el gasto.

Para justificar el ajuste, un sereno Danilo Astori reconoció lo que muchos ya advertían hace tiempo: la situación fiscal no era sostenible en el largo plazo debido a que la desaceleración impacta en las cuentas públicas, por lo que se debía introducir una corrección que tomase en cuenta que el gasto ya comprometido y sobre el que no se puede actuar llega al 70% del total. Y ya adelantó que en la Rendición de Cuentas no habrá nuevos gastos.

Consultado respecto a si el gobierno no había propiciado la actual situación con una conducta descuidada en materia de gasto en el pasado, señaló que "autocrítica no falta nunca" y reconoció que "nos sigue faltando calidad en el gasto público".

Pero evitó referirse a lo ocurrido durante la anterior administración que entregó las cuentas públicas con un desequilibrio de un 3,5% del PIB.

Astori dijo que un grupo de trabajo analizará los pagos de seguros por enfermedad del Banco de Previsión Social cuyo incremento ha llamado la atención y que no están previsto cambios en la devolución de aportes al Fonasa.

Tasa fija de 8% para las deducciones por el IRPF.

Un aspecto importante de los anuncios de ayer es que las deducciones del IRPF por rentas de trabajo pasarán a ser calculadas a una tasa fija de 8%, lo que afectará también a las franjas a las que no se le sube la alícuota del tributo. Hoy van de 10% a 25%.

Unos 400.000 uruguayos pagarán más IRPF. Son unos 275.000 que ganan entre $ 30.000 y $ 60.000 nominales, 100.000 que perciben entre $ 60.000 y $ 120.000 y 32.000 que ganan más de $ 120.000. Hoy el IRPF es pagado por el 37% de las personas que obtienen rentas de trabajo y no lo pagan quienes perciben menos de $ 23.380 nominales. Es el segundo tributo que más recauda (por debajo del IVA) y representa el 14,8% de los ingresos de la Dirección General Impositiva. El IVA, que grava el consumo y es considerado regresivo, supone algo más del 50%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)