Cree que son 180.000 y no 426.000 quienes recibirán subas adicionales

El Pit cree que los sueldos bajos no subirán como dice el gobierno

Un documento presentado por el gobierno como insumo para las inminentes negociaciones en los Consejos de Salarios del sector privado da cuenta que un grupo de 426.000 trabajadores uruguayos —que ganan menos de $ 15.000— se verían beneficiados por aumentos adicionales de 2,5 % a 3,5% para los sueldos más sumergidos, que están previstos en las pautas oficiales para los salarios más deprimidos. Pero en el Pit-Cnt se entiende que la medida abarcará solo a 180.000 empleados dependientes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El PIT ha preparado durante semanas el paro general. Foto: Ariel Colmegna

De acuerdo con la información que presentaron los ministerios de Trabajo y Economía, a la que accedió El País, los puestos cotizantes de la actividad privada con ingresos inferiores a 5 Bases de Prestaciones y Contribuciones (BPC, unos $ 15.260) a marzo de 2015 son un total de 425.952. De estos, 70.478 pertenecen al comercio, 45.791 a la producción agropecuaria, forestación y pesca y 36.907 a las industrias manufactureras.

Al presentar estos datos, en el marco de la negociación colectiva con privados, el Ejecutivo hizo dos aclaraciones: los puestos cotizantes no equivalen exactamente a la cantidad de trabajadores (las personas pueden tener más de un empleo) y para hacer los cálculos no se tuvieron en cuenta la cantidad de horas de trabajo. Además se tomó como referencia a los ingresos nominales.

Pero más allá de las diferencias metodológicas con respecto al documento elaborado por el Ejecutivo, el Instituto Cuesta Duarte del Pit-Cnt entiende que no serán 426.000 los trabajadores favorecidos con los ajustes diferenciales para salarios sumergidos. El asesor del instituto, Hugo Bai, dijo a El País que los lineamientos del gobierno son para los salarios de $ 11.400 líquidos, por lo que serían beneficiados por la medida alrededor de 180.000 trabajadores de los 480.000 que según la central cobran menos de $ 15.000. "Para nosotros la política no va más allá de los 180.000, ni loco va a abarcar a esos 426.000", enfatizó el economista.

"Además de ser porcentajes muy bajos de aumentos diferenciales, nos parece que abarcan a una población que no podemos decir que es chica, pero que no es lo suficientemente grande como quisiéramos como es casi ese medio millón de uruguayos que gana menos de $ 15.000", señaló Bai.

El Instituto Cuesta Duarte entiende que los lineamientos que planteó el gobierno son insuficientes porque abarcan a una cantidad "bastante menor" que los "quince mil pesistas", y que los adicionales planteados "son muy bajos". Bai explicó que el 2,5% o 3,5% de incremento en sueldos de $ 15.000 o menos pueden representar mejoras de $ 200, $ 300 o $ 350 pesos por mes.

"Por ser incrementos tan bajos, no sería para nosotros una buena priorización. Además pusieron el umbral demasiado bajo y eso abarcaría a una porción con trabajadores sumergidos mucho menor a la que nosotros queremos llegar", insistió el asesor del Cuesta Duarte.

De todos modos, el instituto entiende que el dato de que en Uruguay hay casi 426.000 trabajadores que cobran menos de $ 15.000 es "interesante", debido a que refleja una problemática que desde hace varios meses viene denunciado la central.

El Pit-Cnt cuestiona las pautas salariales para el sector privado que presentó el gobierno y para manifestar su disconformidad convocó a un paro general para el 6 de agosto.

¿Quiénes son?

En el acto del 1° de mayo, el Pit-Cnt reclamó el incremento del salario mínimo a $ 15.000 y denunció la situación de los trabajadores que ganan menos de esa cifra en Uruguay. El gobierno anunció que el salario mínimo nacional, hoy en $10.000, llegará a los $15.000 el 1 de enero de 2019.

Según un estudio realizado por el Instituto Cuesta Duarte —en base a datos del año 2014— en el país hay 479.870 uruguayos que ganan menos de $ 15.000 líquidos. De esos, 179.516 perciben salarios menores a $ 10.000.

La mayor parte de los trabajadores "quince mil pesistas" están en el comercio (70.424), seguidos de la industria manufacturera (39.487), el servicio doméstico (36.015) y la ganadería, agricultura y pesca (30.725).

A diferencia del gobierno, para realizar estos cálculos el Instituto Cuesta Duarte tuvo en cuenta los salarios líquidos y un promedio de la cantidad de horas de trabajo semanales.

De acuerdo con la información del Pit-Cnt, en Uruguay hay 237.175 trabajadores que cobran entre $ 15.000 y $ 20.000, 271.096 ganan entre $ 20.000 y 30.000 y 172.223 que perciben entre $ 30.000 y 50.000.

En tanto, 63.209 tienen salarios mayores a $ 50.000 líquidos. De esos, 9.525 pertenecen al área sanitaria, 7.532 cumplen tareas financieras y vinculadas a los seguros, 7.150 tienen ingresos en la enseñanza, 5.684 se desempeñan en la industria y 4.644 en el comercio.

En junio y julio vencieron 57 convenios que comenzarán a negociarse una vez que esté oficializada la designación de las respectivas delegaciones. Son el 25,8% del total. En el resto del año vencerán otros 36 acuerdos (16% del total). El año próximo se discutirán 126 convenios.

Anestésicos quirúrgicos anuncian serie de paros

El Sindicato Anestésico Quirúrgico decidió adherir al paro general del 6 de agosto decidido por el Pit-Cnt y resolvió además que si no es convocado a la comisión multipartita que discute la remuneración de los cargos médicos de alta dedicación, a partir de los días 12 y 13 de agosto realizará detenciones de actividades dos días por semana. El sindicato asegura que durante el paro del 6 de agosto se atenderán emergencias y urgencias así como intervenciones oncológicas que ya hayan sido coordinadas.

El gremio discute la forma en que se instrumentarían esos cargos porque considera que se apunta a la determinación de topes salariales y al establecimiento de un sistema de dedicación completa que impedirá a los profesionales tener dos empleos, dijo a El País Neder Beyhaut, presidente de la Sociedad de Anestesiología del Uruguay. El sindicato pretende también participar directamente en las negociaciones de los Consejos de Salarios y ya no a través del Sindicato Médico del Uruguay, al que no le reconoce representatividad, dijo Beyhaut.

El Sindicato Anestésico Quirúrgico dice representar a 2.000 especialistas, reunidos en 14 sociedades. El gremio se atribuye haber tenido un rol importante en la mejora del salario de los médicos en los últimos años y se opone a las rebajas y los topes salariales. Según Beyhaut, en el sector público las especialidades no están bien remuneradas (se paga un tercio de lo que se paga en el privado) y eso provoca la falta de especialistas en los centros de asistencia estatales. "Cerca del 70% de quienes anestesian en el sector público son gente sin título", denunció Beyhaut.

Las remuneraciones tienen un componente fijo y otro variable, por "acto médico" y el sindicato denuncia que se quiere hacer desaparecer este concepto, algo a lo que se opondrá. "El acto médico representa la mitad de la remuneración o algo menos y se la quiere eliminar pese a que es un estímulo y una forma de reforzar el compromiso y pese a que existe en muchos países", señaló.

Los actos médicos y las remuneraciones de los anestésico quirúrgicos no tienen un peso significativo en las cuentas de las instituciones de asistencia, aseguró Beyhaut.

El gobierno no ha fijado todavía pautas para que se lleve adelante la negociación salarial en el sector público que reclaman los sindicatos estatales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)