NUEVA OFENSIVA

Pit-Cnt replantea subir tributos

El 17 presentan documento con planteos: proponen aumentar Patrimonio y usar reservas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Acto del Pit-Cnt. Foto: F. Ponzetto

El Pit-Cnt volverá a la carga con sus planteos de gravar más el capital lo que augura un desencuentro con el gobierno que ya dejó claro que descarta recurrir a nuevos impuestos para reducir el déficit de las cuentas públicas.

El próximo 17 de mayo la central sindical presentará un documento que fue elaborado por el Instituto Cuesta Duarte y el Departamento de Estatales y Municipales de la central y en el que replanteará la necesidad de incrementar el Impuesto al Patrimonio, de gravar las herencias y de recurrir a las reservas internacionales, adelantó a El País, José Lorenzo López, integrante del Secretariado Ejecutivo de la organización y principal referente de la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE).

Los últimos retoques al documento serán realizados en la sesión del Secretariado de la central del próximo martes.

El Pit-Cnt está convencido de que con un déficit fiscal equivalente al 3,8% del Producto Interno Bruto (PIB) en los doce meses cerrados en marzo, no hay posibilidad ninguna de que el gobierno cumpla con sus compromisos electorales si no se incrementan impuestos.

"El ajuste fiscal recayó básicamente sobre el sector del trabajo. Creemos que debiera generarse una situación inversa para que de alguna manera el capital también aporte y se puedan asumir todos los compromisos que estaban establecidos. Evidentemente faltan más recursos para hacer frente a todo lo que está planteado y eso tiene que salir de algún lado, está claro", sostuvo López.

El sindicalista asume que muy probablemente esta postura lleve a un desencuentro con el gobierno. "Vamos a ver. Para eso están los ámbitos de negociación colectiva y esperamos que podamos avanzar en ese sentido y si no, evidentemente habrá conflicto", señaló.

"Hay que ampliar la carga tributaria sobre todo al gran capital y algunos aspectos como el patrimonio para hacer frente a los compromisos que son, no solamente reivindicaciones de los trabajadores, sino que fueron compromisos de la propia fuerza política que hoy está en el gobierno", insistió López.

En el acto por el Día de los Trabajadores, uno de los oradores, Gabriel Molina, enfatizó que "hay que avanzar en algunas cosas" y mencionó entre ellas que se debe revisar el Impuesto al Patrimonio que hoy recauda solamente el 5,2% de lo que ingresa a la Dirección General Impositiva. Para Molina, esa cifra "es muy baja" y las exoneraciones al tributo superan lo que se recauda.

En el impuesto al patrimonio los principales activos exentos son los títulos de deuda pública, los valores emitidos por el Banco Central del Uruguay, los patrimonios que corresponden a inversiones realizadas al amparo de la ley de promoción de inversiones, los patrimonios que están en zonas francas y una parte de los de origen agropecuario. En 2015 la recaudación por este tributo fue de unos US$ 590 millones.

"La imposición al capital en Uruguay es muy baja y desproporcionada en relación a los impuestos al trabajo. Por lo tanto, hay que avanzar en esto y que pague más el que tiene más, que empiecen a pagar las grandes ganancias en este país y los grandes empresarios que se han llenado de riquezas", gritó Molina, que es Secretario de Prensa y Propaganda del Pit.

Fernando Ferreira, integrante del Secretariado Ejecutivo por la corriente "5 de marzo" dijo a El País: "compartimos que a la hora de recaudar, hay que buscar alternativas. Con respecto al juego coincidimos en que debe tener carga tributaria porque no es de primera necesidad y es perfectamente gravable (...) Así como se hizo una campaña para desestimular el consumo de tabaco y se fue cargando impositivamente el cigarrillo, nosotros no vamos a hacer ninguna objeción respecto al juego", agregó.

"Coincidimos que el Impuesto al Patrimonio es bajo y que tampoco hay un impuesto a la herencia y que a la hora de buscar dónde encontrar recursos para que los programas se puedan cumplir, no pueden ser los trabajadores la variable de ajuste. El último IRPF lo que hizo fue gravar a los trabajadores de una franja un poco superior, de un salario medio, además de que se bajaron las deducciones", advirtió.

"Coincidimos sí que tiene que haber algunas modificaciones tributarias en aquellos sectores que todavía pueden tener algún tipo de ajuste y estamos en contra de que se vuelva a hacer un ajuste a la clase trabajadora", agregó.

Ferreira señaló además que el gobierno no ha cumplido sus promesas en materia de inversión pública. Opinó que si bien puede ocurrir que ahora esta se incremente por las exigencias de UPM, de la misma manera que se utilizan actualmente reservas para sostener la cotización del dólar, se podría usar parte de estos recursos para fortalecer la inversión estatal. Esta podría generar más trabajo y dinamizar el mercado interno, consideró.

Pospusieron el congreso.

Las distintas corrientes del Pit-Cnt estuvieron de acuerdo en postergar al primer semestre de 2018 el Congreso que estaba fijado inicialmente para este año. Se evaluó que en lo que queda de 2017 habrá poco margen para profundizar en la discusión de aspectos programáticos y que las baterías de la central sindical deberán apuntarse fundamentalmente a la discusión presupuestal y a la puja con las cámaras empresariales por la queja que estas presentaron ante la Organización Internacional del Trabajo en relación al sistema de negociación colectiva uruguayo. A su vez, el Congreso debería realizarse antes de que comience una nueva ronda del Consejos de Salarios, por lo que se entendió que la primera mitad de 2018 era ideal. El último congreso (el número 12) se llevó a cabo en junio de 2015. Participaron 1.150 delegados, de los que un 29% eran mujeres.

EN EL SECRETARIADO EJECUTIVO SE DIJO QUE LAS REFERENCIAS FUERON MUY GENÉRICAS.

Algunos creen que faltó hablar del ajuste fiscal.

A por lo menos dos de las cuatro corrientes internas que tiene el Pit-Cnt les pareció que a la proclama del pasado 1° de mayo le faltaron referencias al ajuste fiscal y a las necesidades de amplios grupos de trabajadores estatales. Así lo planteó José Lorenzo López en el último Secretariado Ejecutivo. López, de COFE, dijo a El País que "hubiéramos preferido que se profundizara en todo lo que fue el ajuste fiscal del gobierno en todo el período anterior, porque eso de alguna manera marca la cancha para trazarnos una perspectiva; es lo que nos hubiera gustado a nosotros (...) Estamos de acuerdo en que efectivamente el tema de la educación tiene que ser destacado en el Presupuesto (como lo enfatizó la dirigente de los maestros, Elbia Pereira) pero se podría haber profundizado en otros aspectos que involucran a un número grande de trabajadores que también dependen del presupuesto nacional", consideró.

"Hubiéramos preferido que se hiciera más hincapié en todo el tema del ajuste fiscal, de la carga que pesa sobre los trabajadores", señaló. López también echó en falta la ausencia de referencias a las dificultades en la negociación colectiva del sector público.

También Fernando Ferreira, dirigente de la corriente "5 de marzo", opinó que "faltaron referencias al tema del ajuste fiscal con el aumento del IRPF, del cual se quejan muchos trabajadores y en cuanto al tema Presupuesto no hubo referencias concretas, si bien se pidió inversión pública y el papel de las empresas del Estado como dinamizadoras de la economía".

"Creo que de aquí en más deberíamos ver en qué ponemos el foco a la hora de definir la proclama del 1° de mayo", opinó.

En el Pit-Cnt se reconoce que seguramente como consecuencia de que el 1° de mayo fue lunes y hubo entonces un "fin de semana largo" (además de que el clima estuvo muy agradable), la concurrencia a la concentración fue notoriamente menor que otros años.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)