CONSEJOS DE SALARIOS PRIVADOS

El Pit-Cnt pide acelerar suba del salario mínimo

La central quiere redefinir lo que es un salario ”sumergido”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Comienza la negociación en muchos grupos vinculados al sectorn comercial. Foto: F. Flores

El Pit-Cnt le planteó ayer al gobierno que el próximo 1° de enero el incremento del Salario Mínimo Nacional sea superior a lo que está previsto, y modificar el nivel a partir del cual se entiende que un salario está sumergido. El gobierno quedó en estudiar la propuesta que fue entregada ayer en la reunión del Consejo Superior de la Salarios del sector privado. La reunión supuso el puntapié inicial de una ronda de negociación tripartita que tendrá 107 ámbitos de discusión y que definirá las remuneraciones en sectores en los que se desempeñan muchos trabajadores como en el comercio, la industria de la alimentación, los servicios y la construcción.

Milton Castellano, director del Instituto Cuesta Duarte del Pit-Cnt, explicó a El País que los planteos se justifican porque cuando los lineamientos fueron definidos en 2015, la inflación era inferior y ahora está en dos dígitos (en los últimos doce meses el índice de Precios al Consumo se ubicó en 10,94%).

El otro gran planteo de la central sindical es que los convenios sean a dos y no a tres años como muchos de los que vencieron el pasado 30 de junio. La central entiende que para 2018 habrá menos incertidumbre económica, lo que le permitiría buscar mejores condiciones salariales para los trabajadores y, además, pretende que no haya negociación en 2019, por ser este un año electoral, lo que podría complicar el diálogo.

La central reiteró ayer que quiere que el gobierno modifique los lineamientos salaria- les para que pueda haber correctivos por inflación a los 12 meses de vigencia de los acuerdos, posibilidad que el gobierno ha rechazado en varias oportunidades.

La intención de la central sindical es que aquellos grupos que involucran a trabajadores con salarios bajos no comiencen hasta que el gobierno responda estos planteos. Si se definiesen esos puntos, entiende Castellano, existiría ya una base para avanzar y hacer que la negociación no se prolongue tanto. Las tratativas en los consejos iban a empezar formalmente el 25 de julio pero ahora se postergaron para agosto.

El año pasado el gobierno estableció que se considerarían salarios sumergidos aquellos sueldos nominales de entre $ 10.000 y $ 14.000 nominales. Para aquellos de entre $ 10.000 y $ 12.000 planteaba incrementos de 3,5% adicionales a los establecidos en los lineamientos del gobierno y de 2,5% extra para aquellos que van de $ 12.000 a $ 14.000. Ahora la central sindical quiere que se consideren salarios sumergidos aquellos que no pasan de $ 15.000 nominales.

La delegación empresarial transmitirá el planteo a las respectivas gremiales. Una fuente del sector privado dijo a El País que preocupa que se dilaten en demasía las conversaciones considerando que el promedio de negociación de anteriores acuerdos ronda entre 4 y 5 meses y si las tratativas se extendiesen a fin de año obligarían luego al pago en poco tiempo de retroactividades y aguinaldos. De todas formas, dijo la fuente, hay consejos que no necesitan esperar a la redefinición del nivel de los salarios sumergidos por lo que ya comenzaron a andar. "En otros no se puede avanzar hasta que el Ejecutivo no establezca qué se considerará un salario sumergido", explicó la fuente. El asunto de los salarios sumergidos es tomado por la delegación empresarial como un tema "delicado" porque puede alterar fuertemente las pirámides de remuneraciones al interior de las empresas.

Con respecto a los salarios mínimos, el cronograma previsto por el gobierno establece que el 1º de enero próximo su-ba 10% y llegue a $ 12.265 y que el 1º de enero de 2018 se incremente 9,5% y se ubique en $ 13.430. A partir del 1º de enero pasado el salario mínimo nacional es de $ 11.150.

Durante la reunión, Juan Fraschini, uno de los delegados empresariales, preguntó si el Poder Ejecutivo estaría dispuesto a avalar convenios a más largo plazo, por ejemplo a 4 años. Pero la representación del gobierno se limitó a responder que los lineamientos del gobierno son para convenios a dos años.Fraschini dijo a El País que el sector empresarial considera fundamental respetar la autonomía de los distintos consejos de salarios que son los que conocen al detalle las distintas situaciones "y hasta dónde pueden llegar".

Empresas no quieren cambiar las reglas.

Los delegados empresariales entienden que los criterios generales para las conversaciones salariales deben ser los estrictamente necesarios. El delegado empresarial Juan Fraschini, también consideró que los lineamientos fijados por el Poder Ejecutivo podrían ser complementados en algún aspecto pero no modificados sustancialmente en la medida que la que comienza es la tercera y última etapa de la sexta ronda de Consejo de Salarios "y no parece prudente cambiar las reglas de juego en la última".

Las gremiales empresariales grandes no vetarán acuerdos en los que gremiales sectoriales acepten correctivos anuales por inflación aunque sugieren tener presente que la economía está desacelerada y que hay problemas de empleo, dijo Fraschini. Hasta el momento el gobierno solamente avala convenios que tengan correctivos por inflación cada 18 o 24 meses porque quiere desindexar los salarios.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)