Acusan “intereses corporativos” por parte del gremio

Pit-Cnt le declara la guerra a nuevo sindicato de nurses

El Sindicato Único de Licenciados en Enfermería (SULE), volvió a parar por 24 horas desde las seis de la mañana de ayer hasta las seis de la mañana de hoy, en la sala de Recién Nacidos del Pereira Rossell. Bloquearon la entrada a todas las camas menos las de CTI.

Es el segundo paro que realizan en la última semana. Sus medidas fueron condenadas por los otros sindicatos de la salud, que advierten que SULE no tiene legitimidad como gremio.

El Secretariado Ejecutivo del Pit-Cnt sacó un comunicado ayer en el que advierte que "rechaza enfáticamente la campaña desarrollada (…) por un grupo de enfermeros que, desconociendo la rica historia del Pit-Cnt y sus filiales (FUS y FFSP) en materia de negociación colectiva, pretende privilegiar intereses corporativos por encima de la defensa de los intereses legítimos de la clase trabajadora y en particular de los trabajadores de la salud".

El Pit-Cnt también condenó "la promoción de estas prácticas antisindicales", al advertir que "debilitan el sistema de relaciones laborales en Uruguay".

SULE le contestó a través de un comunicado tanto a la Federación Uruguaya de la Salud (FUS) como a la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP). "Los reclamos desestimados por las autoridades por no pertenecer a la FFSP ni a la FUS (…) son una vergüenza", advirtieron.

"Somos ciudadanos del Uruguay, trabajadores que nos cansamos de que paguen a profesionales salarios de hambre. Dedicados a ser cuidadores de nuestros pacientes, nos olvidamos de vivir, de defender nuestra dignidad como profesionales y como seres humanos", añaden.

SULE reclama mayores salarios, que se termine con las obras que se iniciaron ya hace tres años en el CTI pediátrico y que se contrate más personal. La Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE), que tampoco reconoce a SULE, ha contestado que ya se abrió una licitación para terminar las obras, que se contratarán 13 licenciados en enfermería más y que los sueldos dependen del próximo presupuesto.

Desde que nació SULE —que tiene personería jurídica desde el año pasado, ha tratado de poner contra las cuerdas a las autoridades. Hizo una serie de denuncias que dan cuenta de la falta de personal, de infraestructura y de higiene en el hospital Pereira Rossell. El año pasado presentaron más de 500 denuncias al MSP por la situación dentro del Servicio de Recién Nacidos, al advertir que este "ha sido puesto en situación de abandono por la negligencia de ASSE". También se quejan de la falta de licenciados en enfermería en Uruguay, donde hay un déficit de 9.000 profesionales, según el propio Ministerio de Salud Pública.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)