Mesa Representativa pidió levantar los paros docentes, que igual siguen

Pit-Cnt jugó para el gobierno pero no tuvo eco en la calle

El Pit-Cnt quiso darle una mano ayer al presidente Tabaré Vázquez y su Mesa Representativa aprobó una resolución sugiriéndole a los sindicatos de la educación pública que levanten los paros a partir de mañana viernes.

Sin embargos, tanto los docentes de Primaria como los de Secundaria decidieron continuar con sus medidas, los maestros hasta mañana viernes inclusive y los profesores de los liceos hasta el lunes 31. La idea del Pit-Cnt era que los docentes aceptaran la propuesta del gobierno de dejar sin efecto al mismo tiempo los paros y el decreto de esencialidad en la educación pública.

La resolución de la Mesa Representativa fue 24 a favor de sugerir que se levantaran los paros en la educación, y 16 en contra.

Los sindicatos del Hospital de Clínicas, UTE, funcionarios no docentes de Secundaria, industria frigorífica (Foica), OSE, Correo, COFE (estatales) y municipales (Adeom), entre otros, entendían que debía respetarse la independencia de los sindicatos de la enseñanza y que no correspondía al Pit-Cnt sugerirles qué hacer. Entonces Jorge Bermúdez, del sindicato de la salud privada, dijo que los estatutos del Pit-Cnt sí habilitan a su dirección a dar sugerencias a los sindicatos afiliados. En el mismo sentido se manifestó el presidente de la central sindical, Fernando Pereira.

Los dirigentes que argumentaron a favor de la sugerencia entendieron que la relación entre el gobierno y los sindicatos de la enseñanza está "absolutamente cortada" y que se imponía "recomponer las relaciones", para lo cual levantar los paros en forma simultánea con la declaratoria de esencialidad podía ser útil, explicó a El País el dirigente del gremio del comercio (Fuecys), Fabio Riverón.

Sin embargo, a juicio de Fernando Ferreira, del sindicato de la bebida, la resolución del Pit-Cnt "evidentemente no dio sus frutos porque los sindicatos de la enseñanza mantuvieron su posición". "No es una buena señal para la dirección política del movimiento sindical. Había un riesgo. Lo mismo expresó el compañero Martín Pereira de COFE", agregó Ferreira.

La resolución reitera el rechazo del Pit-Cnt al decreto de esencialidad y ratifica acciones legales e internacionales para demostrar la ilegalidad de la medida del gobierno.

El Pit-Cnt realizará un paro general parcial con movilización hoy jueves de 9 a 13. COFE impulsaba una paralización de 24 horas pero ningún otro sindicato apoyó su postura. Se realizará una marcha hasta la escuela Gerardo Cuesta, en Fernández Crespo entre Uruguay y Paysandú, y asambleas informativas a partir del 1° de septiembre en los lugares de trabajo.

ADES firme.

Ayer por 740 votos en 750 asambleístas la Asociación de Docentes de Secundaria de Montevideo (ADES) explícitamente descartó la sugerencia del Pit-Cnt, de la que ya estaban al tanto los sindicalistas cuando comenzaron a reunirse. Julio Moreira, integrante de la mesa directiva de ADES, dijo a El País que se mantiene el rechazo total al decreto de esencialidad. La directiva quedó mandatada, si se levantase la esencialidad, a convocar "automáticamente" a una asamblea general para analizar la posibilidad suspender los paros. "A más de eso no podemos comprometernos", aseguró Moreira.

La sugerencia del Pit-Cnt "en los hechos es lo mismo que plantea el gobierno, que es déjense de protestar", sostuvo. Según el sindicalista, está parando el 60% del personal de Secundaria, lo cual indica que incluso acatan la medida funcionarios no sindicalizados.

Moreira fue enfático en que el sindicato rechaza que se establezcan metas de gestión para la educación, aumentos salariales que calcula serán de $ 850 en 2016 y 2017 y una cláusula de paz. "Las metas de gestión son inaceptables porque no somos productores de bienes y servicios y las cláusulas de paz también, porque ¿cuándo nos vamos a movilizar si no es cuando se discute el presupuesto?", preguntó Moreira.

"Hay falta de cargos y falta de cosas. Hay muchísimos liceos con bibliotecas sin bibliotecarios y un psicólogo para atender 1.200 gurises. Tengo que imprimir materiales con mi papel y con mi tinta. No hay manuales ni lapiceras. No hay un reconocimiento mínimo del trabajo que se hace en silencio y nos insultan diciendo que no nos gusta laburar. Si la mano viene así, se caerá el sistema", advirtió Moreira. Hasta ahora se han perdido diez días de clase por paro, una cantidad que Moreira considera que "no es dramática" y evaluó que se puede recuperar lo perdido con clases extra en diciembre, siempre que esas horas sean pagadas.

Según Moreira, "es bastante vidrioso" que las propuestas del gobierno no mantengan siquiera el poder adquisitivo de los salarios, y señaló que las propuestas salariales del gobierno tienen que ver con que en diciembre del año pasado el FMI propuso la moderación salarial como forma de desacelerar la inflación.

Por otra parte, el exdirector del Codicen en representación de los profesores, Néstor Pereira, dijo a Radio Uruguay que los consejeros delegados de sindicatos presentaron su carta de renuncia a sus cargos al presidente del organismo, Wilson Netto. Pereira explicó que "se fueron endureciendo las partes" y que evaluaron que "nuestro accionar carecía de sentido" una vez que se declaró la esencialidad.

En la discusión terció el ex- candidato a la Intendencia de Montevideo por el Partido de la Concertación, Edgardo Novick quien señaló: "Estamos totalmente de acuerdo con el decreto de esencialidad del presidente Vázquez. Cuando nosotros veníamos a la escuela pública había tantos días de clase como en la escuela privada. Y la calidad también era igual. Porque así es el equilibrio de las clases sociales, es con igualdad de oportunidades. Y la igualdad de oportunidades se hace con una muy buena educación. En todos los ámbitos: público y privado… y la educación actual en Uruguay es un desastre, es la peor de la historia", sostuvo.

Distinta opinión tiene la Secretaría de Asuntos Sociales del Partido Nacional que, en un comunicado, señaló que "esta decisión del gobierno es una clara violación a los derechos de los trabajadores, y cuya intención verdadera es atacar al movimiento sindical en su conjunto, utilizando un procedimiento autoritario". El diputado Wilson Aparicio Ezquerra, de Alianza Nacional, decidió convocar al Parlamento al ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, para que aclare los fundamentos de la declaratoria de servicio esencial.

"¿Quién va a dar clases en lugar de los maestros?"


El constitucionalista Ruben Correa Fleitas considera que el gobierno "está acorralado". "La esencialidad se declara para que un servicio funcione. Si hay un paro en la recolección de basura se puede contratar a una empresa privada para que la haga. ¿Pero quién va a dar clase en lugar de los profesores y maestros? ¿Los militares, los municipales?", se preguntó Correa Freitas, exdirector de la Oficina Nacional del Servicio Civil. "El expresidente Jorge Pacheco Areco militarizó a los empleados bancarios y los hizo trabajar. Esto es distinto. Es imposible pensar en la destitución de maestros y profesores. Es una situación muy compleja. No sé cuál es la estrategia del gobierno. Supongo que tienen claros los pasos a dar", opinó Correa Fleitas para quien la constitucionalidad de haber declarado la esencialidad de la educación pública es "opinable".

"La clave es negociar. Quizás el gobierno pensó que la declaración de esencialidad lo haría un poco más fuerte y nunca pensó en la reacción de los sindicatos", reflexionó.

Por su parte, el constitucionalista Martín Risso ha dicho que le parece que no se puede aplicar una declaración de esencialidad a la educación porque suspender ese servicio no pone en peligro ni la seguridad ni la salud de la población. El gobierno apeló a la ley de Educación y a normas de la época de Pacheco y de la dictadura para fundamentar su decisión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)