SINDICATOS CONTRA EL GOBIERNO

Pit-Cnt estudia llevar la esencialidad a la OIT

Para sindicato quedó clara falta de personal en La Tablada.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La central sindical y el PCU criticaron que se declarara la esencialidad. Foto: F. Flores

Todas las corrientes internas del Pit-Cnt coincidieron ayer en rechazar totalmente la declaratoria de esencialidad del servicio de distribución de combustible. Y decidieron consultar a los abogados de la central sindical si cabe hacer algún planteo ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) aprovechando que hay representantes de la organización en Ginebra, donde funciona esa agencia de la ONU, informó a El País el integrante del Secretariado Ejecutivo Fernando Ferreira.

La central analizará esta semana el tema en la Mesa Representativa Ampliada y el secretariado intentará mediar entre el sindicato de Ancap y el gobierno, señaló Ferreira. El secretariado entiende que no se puede atribuir al sindicato el desabastecimiento y que no cabía la aplicación de la esencialidad en la medida en que el gremio estaba realizando horas extras.

La Federación Ancap fue recibida ayer por el Secretariado Ejecutivo y planteó que en la empresa pública hace falta más personal. En el área de Logística solamente ingresaron cuatro trabajadores cuando se había convenido originalmente que lo hicieran 44, dijo el presidente del sindicato Edwin Villero en la sede del Pit-Cnt. Ferreira señaló también que la medida del gobierno es demasiado amplia en su alcance y que el sábado los trabajadores de Ancap estuvieron a la orden pero las empresas transportistas decidieron no cargar en la planta de La Tablada. Según Ferreira, que se hicieran horas extras implica que falta personal.

El secretario general del Pit-Cnt, Marcelo Abdala, se alineó totalmente con el sindicato de Ancap en este tema y escribió en Twitter que "el decreto de esencialidad está mal. Ellos (el sindicato de Ancap) no hacían horas extras y dejaban guardia gremial. Los camiones no cargaron". El dirigente Salvador Sprovieri dijo que hoy (por el lunes) "es un día muy triste para el movimiento sindical uruguayo". "Luego de una campaña mediática y de un lock-out patronal que generó desabastecimiento de combustible, el gobierno progresista responde una vez más con la esencialidad pachequista contra los trabajadores organizados y deja impune al capital que tuvo de rehén a la población", agregó.

También en algunos sectores del oficialismo generó molestia la declaratoria de esencialidad. El diputado comunista Gerardo Núñez escribió que "cuando se decreta una esencialidad, es porque fracasaron los mecanismos de negociación y diálogo". "Habla de una mala articulación, la respuesta a esto no puede ser mediante la imposición. La esencialidad, lejos de ayudar, profundiza las diferencias y complejiza los escenarios posibles para construir salidas colectivas. Una pena...", agregó.

La bancada oficialista decidió pedir una reunión a la ministra de Industria, Carolina Cosse, para que explique las razones de la declaratoria de esencialidad.

El centro de la discordia es el servicio médico de Ancap, que el gobierno quiere modificar a partir del 30 de junio. Cuesta US$ 4,5 millones anuales y tiene unos 60 médicos. Tiene también un inmueble adquirido por US$ 1 millón en 2010 en Mercedes y Cuareim que no se utiliza.

La Unión de Vendedores de Nafta del Uruguay considera que se requieren al menos tres días más para normalizar el suministro y que no se podrá abastecer la demanda sin una reestructura profunda del funcionamiento de la planta de La Tablada. La directiva de la gremial analizará hoy la situación del abastecimiento.

Médicos dicen que muchas petroleras tienen servicio propio.

El directorio de Ancap tuvo ayer de tarde una reunión "informativa" con los médicos del servicio de la empresa que entregaron una carta en la que preguntan: "¿Imaginan una refinería sin guardia médica?, ¿No existen las enfermedades laborales específicas de este colectivo de trabajadores? ¿Creen que Ancap es la única petrolera del universo con servicio médico propio? Es imposible que se desmantele por completo, por ejemplo la refinería de La Teja no podría funcionar", dice la carta.

El sindicato pretende una administración conjunta del servicio médico pero una fórmula que en principio fue acordada entre el gremio, la empresa y el Ministerio de Trabajo no fue aceptada por el Ministerio de Economía.

"El reintegro laboral luego de enfermedades es más rápido en los trabajadores de Ancap que se atienden en el servicio médico que el de aquellos trabajadores que se atienden en otros prestadores del sistema. ¿Esto no tiene impacto económico para Ancap y para el país?", pregunta la carta. "Si hay algo que un colectivo (dentro de los parámetros de la lógica) tiene mejor que el resto (como sucede con este Servicio Médico) tratemos que se convierta en universal. No lo destruyamos", insiste.

El gobierno prorrogó el año pasado hasta el próximo 30 de junio la existencia del servicio médico que tiene seis década y cuya defensa en el último año ha generado una elevada conflictividad en Ancap.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)