vea la fotogalería

Piriápolis en vigilia por el fuego

Decenas de bomberos y voluntarios lanzados a combatir el incendio en el Cerro del Toro.

Incendio en Cerro del Toro. Foto: R. Figueredo
Incendio en Cerro del Toro. Foto: R. Figueredo
Trabajan para apagar el incendio en Cerro del Toro. Foto: Ricardo Figueredo.
Trabajan para apagar el incendio en Cerro del Toro. Foto: Ricardo Figueredo.
Trabajan para apagar el incendio en Cerro del Toro. Foto: Ricardo Figueredo.
Trabajan para apagar el incendio en Cerro del Toro. Foto: Ricardo Figueredo.
Trabajan para apagar el incendio en Cerro del Toro. Foto: Ricardo Figueredo.
Trabajan para apagar el incendio en Cerro del Toro. Foto: Ricardo Figueredo.
Trabajan para apagar el incendio en Cerro del Toro. Foto: Ricardo Figueredo.
Trabajan para apagar el incendio en Cerro del Toro. Foto: Ricardo Figueredo.
Trabajan para apagar el incendio en Cerro del Toro. Foto: Ricardo Figueredo.
Trabajan para apagar el incendio en Cerro del Toro. Foto: Ricardo Figueredo.
Trabajan para apagar el incendio en Cerro del Toro. Foto: Ricardo Figueredo.
Trabajan para apagar el incendio en Cerro del Toro. Foto: Ricardo Figueredo.
Nuevamente hay un incendio en Cerro del Toro. Foto: Ricardo Figueredo
Nuevamente hay un incendio en Cerro del Toro. Foto: Ricardo Figueredo
Incendio en Pinares, Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo
Incendio en Pinares, Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo

El incendio desatado ayer en el Cerro del Toro estuvo a entre 50 y 100 metros de al menos 11 casas, ubicadas en avenida Piria entre Caseros y calle 15 de Piriápolis. "Disculpá, estoy muy nervioso para hablar", dijo el dueño de una de esas viviendas a El País.

En el pasto, frente de su casa, había unos 10 bidones de seis litros llenos de agua, preparados para mojar el césped y de esa manera evitar que el fuego avanzara hacia la vivienda.

Este es el segundo incendio que se desata en el Cerro del Toro en una semana, el último fue el domingo pasado de noche, que la lluvia ayudó a extinguir. Ayer también hubo un incendio en La Floresta.

Richard Barboza, jefe regional de Bomberos, dijo esta mañana en Informativo Sarandí que se logró confirmar en las últimas horas que el origen del incendio de ayer miércoles fue un foco que se reinició del que ocurrió el domingo.

Ayer sobre las 17:00 horas había solo humo cerca de las viviendas y fuego en puntos altos del cerro. El incendio comenzó al mediodía en la cima y empezó a bajar por la ladera hasta cerca de las casas y los Bomberos lograron controlarlo con cortafuegos, colocados a metros de las viviendas.

El olor a quemado era muy fuerte en esa zona de avenida Piria —una de las más importantes del balneario— y, de a ratos, caían cenizas desde lo alto del cerro, donde estaban trabajando los Bomberos, combatiendo las llamas.

También se podían ver dos helicópteros que transportaban agua en una bolsa desde el Río de la Plata al incendio. Eran dos aeronaves de la Fuerza Aérea. También trabajó personal del Batallón de Ingenieros Nº 4 de Maldonado y la Intendencia, cuyos trabajadores hicieron cortafuegos con maquinaria pesada para frenar las llamas.

Desalojo.

Cuando el fuego comenzó en la cima, sobre el mediodía, los Bomberos solicitaron a las personas de 20 viviendas que las desalojaran, muchas salieron pero algunas se quedaron mojando el pasto con baldes, ollas, palanganas, mangueras y lo que fuera para intentar frenar el avance de las llamas a sus casas. Esta mañana los vecinos ya volvieron a sus hogares.

También se tomó la decisión de desalojar el Camping de Cerro del Toro de forma preventiva, informó el vocero de Bomberos, Ricardo Píriz. Esta mañana, Barboza señaló que los complejos turísticos permanecen cerrados, ya que esa zona aún esta en riesgo. Hoy evaluarán cuándo reabren.

Además, UTE cortó la energía por seguridad en todo Piriápolis, a pedido de Bomberos. El corte empezó a las 16:00 y culminó a las 19:30 horas, "una vez que se habilitó a UTE a realizar la energización de la línea de media tensión que atraviesa la zona afectada por el fuego", informó el organismo estatal.

Roberto de las Carreras estaba ayer junto a Alejandra Rivero en el fondo de su casa en avenida Piria, que da hacia el cerro incendiado.

Alejandra contó que antes que los Bomberos llegaran a desalojarlos estuvieron mojando el pasto. Después ella y su hija se fueron y quedó Roberto tirando agua, pero tuvo que irse poco tiempo después porque "no aguantaba el calor, era insoportable, te quemaba y más sin máscara". Para demostrar el intenso calor que vivió, señaló unos árboles que estaban cerca del fuego, que si bien no fueron alcanzados por las llamas, tenían todas sus hojas de las copas achicharradas.

Adriana Chocca es la cuidadora de una casa en Piria entre Caseros y Calle 13, ella vive enfrente. Ayer de tarde estaba en el fondo de la vivienda que cuida, con familiares y amigos, tirando agua con mangueras y baldes para frenar el fuego.

"Esta no es la primera vez que pasa, hace como siete años hubo otro incendio. Creo que habría que empezar a hacer cortafuegos con anticipación, como forma de prevenir", opinó Chocca, que considera que es importante cuidar el balneario. Un vecino que estaba en la casa junto a Chocca cree que el gobierno debería comprar aviones hidrantes. Por su parte, De las Carreras dijo que en su casa, hace como tres años colocaron un cortafuegos y que este ayudó mucho esta vez.

Rivero dijo que hace varios años hubo otro incendio grande en la zona y que al terreno donde hoy está su casa lo alcanzó el fuego, pero esta vez tuvieron suerte y quedó a 50 metros de su vivienda.

Julio Soria es otro de los dueños de esas 11 viviendas. Contó que a las 12:30 horas comenzó a mojar la cabaña cuando vio el fuego en la cima. "Y en ese momento empezó a venir el fuego rapidísimo. Llegó hasta esos eucaliptus que quedaron quemados, como dos metros antes del alambrado (que delimita el predio de su casa)", contó mientras los señalaba.

Solidaridad.

Soria dijo que el peor momento del fuego fue sobre las 14:00 y fue cuando empezaron a aparecer en su casa personas de todas partes a ayudarlo a mojar el suelo; llegaron a haber 100 personas entre vecinos, amigos e incluso turistas que sacaban agua de todos lados hasta de la piscina.

La calle 15 desemboca en la ladera del Cerro del Toro. En ella había ayer, detrás de una de las casas más comprometidas, un camión con alrededor de 100 voluntarios que tirando agua sobre los árboles humeantes, con baldes, palanganas o bidones. Según Carlos Sayavedra, coordinador de emergencia del Municipio de Piriápolis casi 500 personas se presentaron como voluntarios.

Aday era uno de ellos. Estaba con el pantalón arremangado y una remera en la cabeza, la mayoría estaba así.

Contó que vive a unas seis calles del incendio y que sobre las 14:00, cuando vio el humo, se acercó para poder ayudar. Cuando El País habló con él eran las 17:30 y seguía acarreando baldes.

Vecinos armaron en muchos lugares cadenas de hasta 40 metros de largo para lanzar agua al fuego.

Desesperante.

Sobre las 14:00 horas el fuego que se desató en la cima del Cerro del Toro llegó a entre 50 y 100 metros de 11 casas en la ladera, sobre avenida Piria, una de las más importantes de Piriápolis. No solo trabajaron los Bomberos sino personal de la Intendencia de Maldonado, del Municipio de Piriápolis y del Batallón de Ingenieros N°4 de Maldonado. Además, colaboraron vecinos, turistas y amigos y familiares de los dueños de las viviendas que más riesgo de incendiarse corrían. Hoy continuará el combate al fuego.

OPERATIVOS.

La Fuerza Aérea envía hoy cuatro helicópteros.

Esta madrugada, desde las 6:00, cuatro helicópteros de la Fuerza Aérea seguían abocados a intentar extinguir el incendio del Cerro del Toro. Anoche las dos aeronaves que trabajaron debieron retirarse al caer el sol porque no pueden operar de noche.

"Lamentablemente se nos hizo la noche. Por esta razón los helicópteros no pueden ayudar como lo hicieron durante todo el día. Estamos tranquilos, pero expectantes de lo que pueda pasar", dijo anoche Carlos Sayavedra, coordinador de emergencia del Municipio de Piriápolis.

Anoche quedó permanente una guardia del cuerpo. "Hay zonas que no son accesibles para las autobombas de Bomberos. Solo se puede entrar a pie con mochilas, pero como es muy riesgoso, aun de día, preferimos aguantar. Hay mucha vegetación y cañadones. Es un riesgo muy alto para la gente", agregó.

Luego de destruir toda la ladera Oeste, el fuego se dirigió hacia el valle en el Norte. "Le puedo decir que esto va a arder toda la noche", aseguró ayer. "Pudimos armar un cortafuegos de unos 40 metros de ancho. Estamos todos expectantes de lo que pueda ocurrir. En esta oportunidad, no creo que el cielo nos mande el agua como ocurrió el domingo, cuando la lluvia nos dio una mano grande", añadió.

Ricardo Píriz, vocero de Bomberos, indicó que el incendio no ha sido controlado, pero el fuego está dentro de la línea de contención, generada por cortafuegos.

Piriápolis vivió ayer el tercer peor incendio de su historia reciente, desde el ocurrido a fines de los años noventa y en el 2005.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)