MUSEO TARANCO

Piezas históricas recuperadas tenían más de 2.300 años de antigüedad

Las piezas arqueológicas que fueron recuperadas de una subasta venían de diferentes países y las embajadas fueron notificadas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Algunas piezas tenían más de 2.300 años de antigüedad. Foto: Ministerio del Interior

La Policía recuperó piezas históricas de diferentes países que habían sido robadas del museo Taranco años atrás, en el marco de una investigación que surgió cuando se detuvo una subasta de arqueología griega, bizantina, egipcia y fenicia minutos antes de su comienzo, informó el Ministerio del Interior.

Dentro de la colección incautada hay piezas de diferentes culturas que tienen más de 2.300 años de antigüedad. Al momento aún se desconoce si las piezas están denunciadas y cómo llegaron al país.

Dentro de los objetos que estaban en el remate, encontraron un jarrón antiguo, perteneciente a la colección Andreoni, llamado Lécito Egnatio, que data del Siglo III AC, de unos 2.300 años de antigüedad.

Esta pieza había sido robada del Museo de Artes Decorativos (Palacio Taranco) en el año 2015 y se encontraba junto a otros objetos, que se presume fueron robados y que vienen siendo investigados por Interpol.

Además, en las vidrieras de la casa de subasta, estaba en exhibición una pieza con el nombre de Lekythos Apulián que permitió a los investigadores dar con el autor de los robos, ya que, quien los dejó para el remate, aportó su nombre como referencia.

“Encontramos piezas de Siria, Grecia, Egipto, arte Precolombino, Maya, fenicio y peruano que en muchos países está prohibida su comercialización”, y agregó que de ellas, 35 a 40 eran de origen egipcio, que son las más difíciles de encontrar fuera de ese país”, explicó el oficial Douglas Da Silva al Ministerio.

La Policía ubicó a Yuber Segade, quien actualmente está procesado con prisión -por hurtos menores- en el departamento de Colonia, por lo que fue llevado a declarar por este caso.

Segade tenía varios hurtos de artículos históricos en su prontuario, siéndole imputados –entre ellos- el robo a la casa de la cultura de la ciudad de Minas desde donde se llevó un sable y un poncho, pertenecientes al libertador Juan Antonio Lavalleja, el robo de cuadros del artista Juan Manuel Blanes en Salto y piezas del museo Zorrilla (todo lo que fue recuperado en su oportunidad), indicó Da Silva.

“Esta persona tiene 15 antecedentes por hurto, pero no se dedicaba específicamente al robo de piezas de arte, sí tenía el conocimiento del valor económico de lo que robaba y los contactos dónde ofrecerlos”, indicó el oficial.

Ayer martes 27 la Justicia Penal de 16to. Turno procesó –nuevamente- con prisión al autor por un delito de hurto especialmente agravado, pena que empezará a cumplir, una vez que finalice la actual condena.

La investigación inició a raíz de una denuncia sobre varios objetos históricos que se presentaban en el catálogo de una casa de venta y subasta de antigüedades de Montevideo. Los responsables del Palacio Taranco reconocieron varios artículos.

Las tareas de inteligencia fueron realizadas por personal del Departamento de Delitos Especiales (DDE) de la Dirección General de Lucha Contra el Crimen Organizado e Interpol (DLCCOeI), asistidos por arqueólogos del Ministerio de Educación y Cultura (MEC).

Los detalles de la operación fueron comunicados a la central de Interpol en Washington y a las respectivas autoridades de cada país, (embajadas) a fin de poder ubicar desde dónde fueron robados y si existen denuncias pendientes de estos artículos históricos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)