vea video

Piden más plazo para obras en las colonias psiquiátricas

La Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) abrió ayer las puertas de las colonias Etchepare y Santín Carlos Rossi a la prensa. El día no fue casual: vencía la segunda prórroga que otorgó la Justicia para trasladar a los pacientes judiciales del ruinoso pabellón 24.

En la recorrida, las autoridades mostraron el lugar que están refaccionando contrarreloj para trasladar a los 19 pacientes de alta peligrosidad que aún permanecen allí. Estiman que quedará pronto el viernes y por eso solicitaron una nueva prórroga a la Justicia. "Sí, sí llegamos", alentaba la presidenta de ASSE, Susana Muñiz, al director de Salud Mental, Horacio Porciúncula.

El Pabellón J, como se llama, tendrá un cerco perimetral, baños especiales y un sistema de calefacción central que se maneja desde afuera. "Está todo pensado para evitar incidentes, incendios", explicó a El País la gerenta general de ASSE, Marlene Sica.

La obra demandó una inversión de cuatro millones de pesos. El Pabellón 24 será demolido una vez que no haya más pacientes. Repararlo, según Sica, es muy costoso.

A pasos de allí está el Pabellón 8. Miradas perdidas, pasos sin rumbo y palabras sin sentido dieron la bienvenida a los visitantes. El lugar está hecho a nuevo. Una mujer hacía las manos y maquillaba a las pacientes más coquetas, otros deambulaban por el lugar y los más tranquilos estaban sentados al sol.

Un hombre que cargaba un bolso contó a El País que era de Salto, que hacía 13 años que estaba allí y que su familia cada tanto iba a visitarlo. Dijo que a veces no puede dormir porque hay peleas. "A mí no me gustan, igual que los robos", afirmó y presentó a su nueva compañera. "Es sorda y muda", dijo mientras ella lo cinchaba del brazo.

El 70% de las construcciones de las colonias ha sido reparado, según Muñiz.

"Nos queda mucho por hacer en infraestructura, pero sobre todo tenemos que revisar el sistema de la atención a la salud mental. Hay que reducir los ingresos y mejorar los egresos, pero para eso necesitamos compromisos más amplios, como el de las familias", afirmó a El País la presidenta.

La salud mental será prioridad de la Comisión de Salud de Diputados y se planea redactar una nueva ley, en coordinación con el Poder Ejecutivo.

Tras el muro.

En las dos colonias hay actualmente 860 pacientes. Muchos son ancianos, tienen problemas orgánicos severos, problemas sociales, porque no tienen familia ni un lugar donde vivir, y antecedentes judiciales, es decir que fueron enviados allí por algún delito. Pero la mayoría tiene todo eso junto. Oficiales de la Guardia Republicana, que tiene a su cargo el monitoreo de los perros, que llegaron a ser cientos y que incluso dieron muerte a un paciente septuagenario y con dificultades de movimiento, aseguraron a El País que no hay más canes y que monitorean cada dos o tres días todo el terreno de ambos centros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)