negocios

Philip Morris ahora apuesta por un mundo sin humo de tabaco

La multinacional ha desarrollado un serie de productos libre de humo para llegar a la demanda de fumadores que buscan algo menos dañino.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Philip Morris aceptó el fallo a favor de Uruguay. Foto: AFP

En un giro radical de su modelo de negocio, Philip Morris International (PMI), la mayor empresa tabaquera del mundo, apuesta por llegar a un mundo sin humo de cigarrillos en una estrategia que su vicepresidenta de Asuntos Corporativos para Latinoamérica y Canadá, Gabriela Wurcel, define como una "decisión dramática" encaminada a la "reducción de daños" para la salud.

La directiva, que participa en una de las sesiones del "World Business Forum" (Foro Mundial de Negocios) que se celebra en Lima, explica en una entrevista a Efe que son necesarios enfoques alternativos en la industria del tabaco para complementar las regulaciones existentes en los diferentes países, que, a su juicio, "se enfocan principalmente en prevenir que la gente empiece a fumar y en estimular que deje de hacerlo".

"Los fumadores están buscando alternativas menos dañinas, y satisfacer estas demandas representa no solo una oportunidad de negocio, sino también la posibilidad de contribuir de manera significativa con un impacto positivo en la salud pública", matiza la responsable de la tabaquera, para asegurar que "nuestro compromiso con un mundo libre de humo es firme" y recordar que la OMS estima que en 2025 habrá 1.000 millones de fumadores en todo el mundo, aproximadamente el mismo número que en la actualidad.

La compañía líder de uno de los sectores más regulados del mundo, con unas ventas que suponen el 15 por ciento de del mercado mundial de cigarrillos, ha desarrollado un serie de productos libre de humo, entre los que Gabriela Wurcel destaca "IQOS", un dispositivo de tabaco calentado que no genera combustión ni humo, con potencial para "reducir el riesgo de daño que representa continuar fumando cigarrillos.

"Es mucho menos tóxico que el humo del cigarrillo", enfatiza la responsable de PMI, para explicar que los estudios clínicos demuestran que los fumadores que se cambiaron completamente al "IQOS" redujeron su exposición a componentes nocivos y potencialmente nocivos, "en niveles aproximados a los observados en personas que dejaron de fumar cigarrillos durante la duración de los estudios".

Gabriela Wurcel, que recuerda que en la Unión Europea los productos libres de humo son ya regulados como una categoría distinta de los cigarrillos", estima que los Gobiernos tienen un papel fundamental al definir las regulaciones que permitan a los fumadores informarse sobre estos nuevos productos y conseguir que "tengan un impacto positivo en la salud pública".

"Nuestra visión en PMI es que algún día esos productos libre de humo reemplazarán a los cigarrillos. Para lograrlo, estamos transformando nuestra compañía, dedicando recursos y esfuerzos gigantescos para acelerar esta transición, moviendo recursos para el desarrollo, la investigación y comercialización de productos libre de humo", puntualiza.

Tras admitir que "la mejor opción para la salud sigue siendo no empezar o dejar de fumar", la responsable de Philip Morris subraya que "nuestros estudios científicos-en los que colaboran 430 experto en diferente disciplinas- demuestran que el vapor de nuestros productos libre de humo contiene niveles mucho menores de químicos nocivos y son significativamente menos tóxicos que el humo del cigarrillo", y concluye que; "por lo tanto pueden representar una alternativa de riesgo reducido para los fumadores".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)