CONFLICTIVIDAD SINDICAL

Petrobras podría flexibilizar postura

Reunión clave para desactivar conflicto de MontevideoGas.

El uso del gas natural no desplegó en la última década como se planeaba. Foto: D. Borrelli
Foto: D. Borrelli

Hoy al mediodía habrá una reunión clave para desactivar el prolongado conflicto en MontevideoGas, en la cual Petrobras, la operadora de la distribuidora de gas por cañería en Montevideo, deberá definir si mañana concreta o no el envío al seguro de paro de alrededor de 55 trabajadores. El dirigente del sindicato de MontevideoGas, Alejandro Acosta, dijo a El País que la empresa dio alguna señal de flexibilización de su postura pero que no se puede asegurar cuál será el desenlace del diferendo. Si se concretan los envíos al seguro de paro, el sindicato realizará una huelga de hambre. Actualmente el gremio realiza un campamento frente a la sede de la empresa en Ciudad Vieja.

Hace meses que el sindicato está fuertemente enfrentado con la compañía brasileña a la que acusa de subinvertir en la distribuidora y buscar la reducción de personal. Esta reducción, por varías vías, reduce la calidad del servicio, denunció el gremio. Petrobras también rechazó una propuesta de expansión de servicios que hizo el sindicato que hubiese supuesto incorporar 4.000 usuarios más y US$ 1,4 millones mensuales de facturación adicional.

Petrobras argumenta que hubo decisiones del gobierno que obstaculizaron sus inversiones, por lo que le planteó un arbitraje. También está en problemas Conecta, que es la distribuidora de gas natural en el interior, en la que la mayoría accionaria también corresponde a Petrobras.

El gobierno considera que las distribuidoras de gas natural podrían ser viables si se construyera la regasificadora y accedieran al producto que venden a un precio más bajo. Pero el proyecto, cuya adjudicación es investigada por una comisión parlamentaria, está detenido desde 2015. El Poder Ejecutivo firmó un memorándum con Shell para explorar la posibilidad de que la multinacional reflote el proyecto. Shell explora la posibilidad de proveer de gas natural a Argentina y Uruguay.

La plantilla de la distribuidora ha venido cayendo de 450 personas en 1995 a unas 190 actualmente. El consumo de gas natural para uso domiciliario en Uruguay (en calefacción, cocción o calentamiento de agua) no ha despegado en los últimos años.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)