LA SITUACIÓN DE LA CUENCA DEL SANTA LUCÍA

Pese al alambrado de OSE, las vacas seguirán yendo a la represa

Coinciden que el cerco no soluciona el problema de fondo: los efluentes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La contaminación difusa es ocasionada por la agricultura. Foto: F. Ponzetto

Pese al alambrado que OSE está levantando en el perímetro de la represa de Paso Severino, Florida, el ganado de los tamberos de la zona seguirá yendo a beber a esas aguas porque debido a la situación del sector lácteo no tienen tajamar en sus predios.

La situación quedó en evidencia ayer luego de la visita que el diputado por Florida, José Arocena, y la senadora Carol Aviaga, ambos del Partido Nacional, realizaran a la zona contigua a donde una empresa privada viene levantando 110 kilómetros de alambrado para evitar, justamente, que los animales continúen contaminando las aguas del embalse de donde OSE toma agua para potabilizar y enviar a los domicilios de unos 2 millones de habitantes del centro y sur del país.

El diputado Arocena, que cuestionó la obra porque entiende que "no soluciona el problema de fondo, que es la llegada de efluentes de los tambos de la zona a las aguas", informó a El País que como parte de la obra se está dejando una portera frente a cada tambo para que los animales lleguen a beber a la represa.

La medida debió tomarse porque los tamberos no cuentan con tajamares propios, fundamentalmente debido a que "la situación de la industria láctea ha decaído enormemente", explicó Arocena.

Solo en Florida, debido a la caída de las exportaciones el sector lácteo recibe mensualmente US$ 4 millones menos que el mes anterior, "lo que afecta no solo a la industria sino al comercio, al empleo y a la propia familia".

El legislador consideró que una posible solución para que rápidamente los productores puedan construir un tajamar propio para que sus animales no sigan yendo a la represa es que, por ejemplo, el Banco República les conceda un préstamo blando.

La decisión de OSE de alambrar el perímetro de la represa surgió hace unos años cuando el gobierno decidió impulsar once medidas para tratar de parar con la contaminación de las aguas.

Los tambos.

Con el alambrado "no solucionamos lo de fondo, sino que vamos a la consecuencia", dijo Arocena.

El legislador coordinó en su momento para los productores de la zona reuniones con la ministra de Medio Ambiente Eneida De León y el subsecretario Jorge Rucks.

También lo hizo con el subsecretario de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech. En esos encuentros se le pidió al gobierno que no alambrara justamente porque no se solucionaba el problema de fondo de la cuenca del Santa Lucía.

"Lo que contamina el agua es el saneamiento de los tambos, y que en estos años no se hayan realizado trabajos con los tamberos para darle una línea de crédito y luego obligarlos a hacer una planta de tratamiento de efluentes", dijo el diputado.

También dijo que "no hay control sobre los valores de fósforo que se agrega en el campo y van a parar al agua por acción del escurrimiento".

"El problema es el fósforo y ¿cómo es posible que no hagamos un análisis de suelos para saber los niveles?", preguntó Arocena.

Aviaga contó a su vez que en la zona visitada "se identificó la tala de monte nativo para la realización del cerco, lo que originará la solicitud de informes a los organismos correspondientes para la obtención de una respuesta en cuanto a procedimientos llevados a cabo en la zona".

La senadora elevará el correspondiente informe a las comisiones de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial del Senado.

Los tamberos "podrán comprar una bomba".

El sitio web de la Presidencia informó ayer que OSE alambró el perímetro de la represa de Paso Severino "para detener el deterioro de esa fuente de agua, en cumplimiento de la medida 7 del Plan de Acción para la Protección de la Cuenca del Río Santa Lucía. La medida prevé restringir el acceso directo del ganado a abrevar en los cursos que son fuente de agua potable". Y que "los tamberos de la zona podrán adquirir una bomba a bajo costo para continuar extrayendo agua de la zona". Pero el informe responsabiliza a esos productores de usar "tierras públicas" para dar de beber a su ganado. "Durante décadas los tamberos de la zona utilizaron tierras públicas, a orillas de las principales fuentes de abastecimiento de agua, para el abrevado del ganado, con lo cual los desechos que generan los animales llegan en forma directa al agua". La medida de alambrar "fue analizada y aprobada en la Comisión de Cuenca del Río Santa Lucía, integrada por el gobierno, la sociedad civil y usuarios del agua, entre ellos la Asociación Nacional de Productores de Leche".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)