LA LIMPIEZA EN MONTEVIDEO

Solo 5 personas para barrer calles en varios barrios del Municipio CH

La escasez afecta a Tres Cruces, La Blanqueada, Parque Batlle y Buceo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La tarea se hace en parte con municipales y en buena medida con una ONG. Foto: D. Borrelli

El barrido manual dentro de la jurisdicción del Centro Comunal Zonal Nº 4 (Tres Cruces, Larrañaga, La Blanqueada, Parque Batlle y Buceo) viene haciéndose con solamente 5 funcionarios, informó el alcalde del Municipio CH, Andrés Abt.

"En un comienzo se tenía para esta tarea a unos 21 funcionarios; lamentablemente, por distintos problemas de recursos humanos —porque las personas manifestaron su deseo de pasar a desarrollar actividades livianas, etcétera—, hoy tenemos solamente cinco funcionarios trabajando con nosotros en el barrido", explicó Abt a la Junta Departamental.

"Cada vez que tenemos reuniones de planificación con el director de dicho centro comunal decimos que esto tiene que ver con un tema de derechos humanos. Pensar que cinco funcionarios tengan que barrer un centro comunal es algo inexplicable. El año pasado tuvimos reuniones con Gestión Humana y Recursos Materiales de la Intendencia. Con el equipo le hicimos llegar todas las necesidades de recursos humanos que teníamos, e hicimos un fuerte hincapié en lo que tenía que ver con el barrido. Por lo que me cuentan, en sus comienzos el barrido municipal fue un ejemplo para Montevideo por la manera en que se desarrollaba, por la actitud que tenían los funcionarios y por las buenas condiciones en que estaba el Centro Comunal Nº 4. Hoy la realidad es que tenemos esta escasa cantidad de funcionarios dedicados a esta tarea, lo que hace que sea prácticamente imposible desarrollarla en buena forma", agregó el alcalde del municipio con más población de Montevideo.

El director del CCZ 4, Hugo Presa, fue más lejos: "Es casi inhumano y sabemos que van desencantándose en el camino, porque hacer responsables a solo cinco funcionarios de la limpieza de nuestro territorio es complicado. Hemos pedido a la Administración funcionarios nuevos, pero nos han dicho que este año no entraban".

Contrataciones.

Como el resto de los municipios de Montevideo, el CH acude a ONG privadas para hacer las tareas de barrido. Pero únicamente en el CCZ 5, que abarca parte de los mismos barrios del CCZ 4 y otros como Pocitos, Punta Carretas y Villa Dolores.

"Se invirtieron en limpieza unos $ 24.180.000 en 2015. Esto tiene que ver principalmente con el convenio de barrido que tenemos en el Comunal Nº 5, que llevamos adelante con la ONG Tacurú", explicó Abt.

"En el convenio con Tacurú participaron 66 jóvenes de entre 18 y 29 años, de ambos sexos, en condiciones de vulnerabilidad socioeconómica y mujeres mayores de 30 años jefas de hogar. Este mismo convenio mensualmente incluye el pago de cuatro camiones en dos turnos, un auto para el supervisor y dos motos para los coordinadores", agregó el alcalde del Municipio CH.

Son varios los alcaldes que utilizan los servicios de Tacurú. Otro es Rodrigo Arcamone, del Municipio C, con jurisdicción en barrios como la Aguada, Arroyo Seco, Capurro, Prado, La Comercial y Villa Muñoz.

"Para la limpieza de los locales del Municipio y el barrido de las calles se utilizaron $ 40 millones. De esta cifra, $ 37 millones correspondieron al convenio de barrido con la ONG Tacurú", indicó Arcamone.

Barredoras.

En el caso de las barredoras mecánicas, son varios los municipios que están teniendo dificultades para utilizarlas de acuerdo con sus verdaderas necesidades. Uno de ellos es el C, que presentó ante la Junta Departamental un balance en el que informa de una ejecución del 54% del barrido mecanizado durante 2015.

"Por tres distintas razones ese porcentaje no ha sido bueno, y estamos trabajando en lo que se puede prever y mejorar de esa operativa", explicó Arcamone.

Una de las razones es la falta de recursos humanos. "No cualquier chofer puede utilizar una barredora mecánica: tiene que ser un conductor especializado, que pueda utilizar estos vehículos pesados equipados". Otro es que los días de lluvia no las barredoras no salen a la calle.

El tercer factor son las roturas mecánicas, "porque por la tecnología que usan las barredoras mecánicas y la poca cantidad que hay en plaza, puede ocurrir que algún repuesto se pueda atrasar o que no den con la falla fácilmente", explicó el alcalde del Municipio C.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)