CLASIFICADORES

Peripecias de los carritos llegan al cine

El documental cuenta dos historias de un conflicto sin solución.

Durante el festival DocMontevideo 2017 se cumplió anoche en la Sala Zitarrosa el preestreno del documental Tracción a sangre, dirigido por Sofía Betrate.

La idea surgió en 2013 a partir de dos inquietudes de su directora: el medio ambiente y el hecho llamativo para ella de que los clasificadores de residuos se nuclearan en un sindicato, cuando no mantienen una relación de dependencia con un empleador.

Después de un primer contacto con dirigentes del Ucrus quedó planteado el interés de estos por efectuar un video institucional que explicara su historia, función y actividades.

De ese modo surgió un primer guión planteado por los propios sindicalistas, mientras la directora descubría distintas peripecias cotidianas vividas por los clasificadores.

Entre esas realidades aparecieron dos historias que dieron lugar al film "Tracción a sangre", y que tuvieron por protagonistas a los integrantes de dos parejas de clasificadores: Marcelo y Alicia, y Daniel y Rosana.

A ellos les requisaron los caballos con los que salían en carro a levantar residuos para reciclar, y a partir de entonces quedaron expuestos a varias vueltas burocráticas para recuperar a los animales.

En el contacto con estas familias, la directora del documental asistió también a las alternativas que tenían que asumir los clasificadores para poder retornar a su labor en las calles, como ser el alquiler de otro animal o el endeudamiento para comprarlo, cuando de pronto aún estaban pagando cuotas del que les quitaron.

Las dos historias relatadas en Tracción a sangre dan cuenta justamente de requisas de caballos que se estiman "abusivas" y trasuntaron la indefensión de los clasificadores así como un conflicto que no termina de solucionarse.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)