DENUNCIA DE PEÓN EN SALTO

Pericia siquiátrica para el agresor del trabajador rural

Manifestaron frente a la casa del dueño de la estancia salteña.

Trabajadores muestran apoyo en la puerta de la sede penal. Foto: Luis Pérez
Trabajadores muestran apoyo en la puerta de la sede penal. Foto: Luis Pérez

Unas 150 personas convocadas por el Pit-Cnt, gremiales estudiantiles y activistas de la organización Crysol que reúne a ex presos políticos manifestaron frente a la casa del productor en cuyo establecimiento se produjo la presunta agresión a un peón rural.

El trabajador, Hugo Leites Iglesia, declaró ayer en un juzgado de la ciudad de Salto, acompañado por su esposa, que actuó como testigo, y su abogado. El peón declaró hasta bien entrada la noche y participó en un careo con el capataz que lo habría atacado.

El juez a cargo del caso ordenó una reconstrucción de los hechos, una pericia siquiátrica del capataz denunciado, y la incautación del rebenque y un cuchillo.

La audiencia debió ser suspendida porque la esposa del denunciante sufrió una descompensación y debió ser traslada a una mutualista.

La diputada salteña Manuela Mutti, del Movimiento de Participación Popular, acompañó al hombre y a su pareja en todo momento.

El trabajador rural, de 53 años, cumplía tareas en la estancia "Flor de Ceibo" cerca de la localidad de Estación Itapebí a unos 55 kilómetros al noreste de la ciudad de Salto y denunció ante la Policía que, tras realizar varios reclamos laborales por jornadas de trabajo demasiado extensas, fue agredido con un rebenque por el capataz del establecimiento que lo golpeó en la espalda, provocándole heridas que fueron fotografiadas por su esposa.

La Mesa Representativa Nacional Ampliada (MRNA) del Pit-Cnt resolvió ayer poner a consideración de los abogados asesores de la central sindical el inicio de un juicio penal contra el dueño de la Estancia "Flor de Ceibo" y el capataz.

El peón denunciará su situación junto a su abogado, Gabriel Cartagena, al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

Tanto la Asociación como la Federación Rural rechazaron de plano la agresión aunque la segunda criticó que se pretenda presentar el hecho como algo generalizado en el campo.

Los manifestantes marcharon desde la plaza Treinta y Tres por la calle Uruguay (la principal de Salto) hasta la plaza Artigas, donde reside el productor. Allí se leyó una proclama. El trabajador dijo que tiene machucones y una costilla fracturada, y que en la estancia no se respetaban nunca las jornadas laborales de ocho horas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)