ANÍBAL PEREYRA

"Si Pepe Mujica larga, estoy convencido que ganamos"

Es una de las figuras de recambio en el MPP; hoy al frente de la Intendencia de Rocha. Dice que no le gusta “hablar con cassette” como muchos políticos. 

"Con recursos públicos hay que cuidarse del dulce que pica el diente". Foto: F. Ponzetto
"Con recursos públicos hay que cuidarse del dulce que pica el diente". Foto: F. Ponzetto

Para Aníbal Pereyra el país nunca estuvo como estos últimos 13 años, que la oposición no está actuando como le exigió al FA en el caso de Sendic, y que el partido de gobierno tiene que empezar a discutir candidaturas.
Para él, si Mujica aceptara correr la carrera sería la mejor figura para mantenerse en el gobierno.

—Varios vecinos le han realizado pedidos, ¿cómo lleva la tarea en la Intendencia?

—Lo resumiría como un proceso de trabajo continuo. Si ves las demandas de Rocha hoy y las de hace diez años, han cambiado mucho. Hay decisiones importantes que se han tomado en estos últimos años en coordinación con el gobierno nacional. El intendente tiene una responsabilidad de gobierno, pero hay una cantidad de tareas ajenas que tienen que ver con la atención ciudadana. Hoy la relación con el gobierno ayuda mucho. Hace 13 años atrás era "si te he visto, ni me acuerdo". Los intendentes por suerte dejamos de andar llorando por los ministerios y pasando la gorra para conseguir unos pesos.

—¿Por qué adjudica ese cambio solo al Frente Amplio?

—Antes de venir el Frente al gobierno —y que quede claro que no es camisetear— la cosa era muy a lo: "arréglate como puedas". Tuvimos un tornado que voló 116 techos; hoy ese barrio está todo arreglado. No digo que sea fantástica la coordinación entre las intendencias y la administración nacional, pero sí se han solucionado un montón de cosas que están mucho más amalgamadas. Hay cooperación.

—Vienen de dos gobiernos frenteamplistas ¿Son muchas las demandas de los vecinos?

—Es lógico que los intendentes tenemos la presión de los vecinos planteando cosas y presionado. Está claro que hay que seguir. Se ha hecho mucho, pero hay que seguir porque la vida es así. No nos pagan el sueldo para quedarnos estáticos. Mi desvelo es el compromiso con la gente. Después que gané, un vecino me vino a pedir cargo en la intendencia. Le dije: "pero hermano, tú sabes la postura mía". La inclusión al trabajo público tiene que ser con las mismas posibilidades para todos. Sé lo que es estar sin trabajo, pero si yo le doy solo a los que están al lado estoy cometiendo un acto que no es correcto. El vecino me dijo: "yo sé que dijiste eso. Pero lo que se dice en campaña luego no se cumple". No es así, hay que prestigiar la palabra. Yo ahora reviso el programa y ya llevamos casi el 80% de lo que prometimos. Me acuerdo que en la campaña el Chueco (Artigas Barrios, dos veces intendente de Rocha) me decía que era amarrete. Era un programa medido. Y ya llevamos hechas algunas cosas más de las que planteamos. Acá lo que es fundamental es ser responsables, y prestigiar la palabra y la responsabilidad pública.

—La ética es un tema que hoy está muy latente en la política. ¿Cómo observó el caso de Raúl Sendic?

—A Sendic se le puso en una lupa mayor que al resto, que han cometido situaciones similares y no se las ha analizado de la misma manera. Cuando manejas recursos públicos hay que cuidarse del dulce que pica el diente. ¡Hay que cuidarse de todos esos dulces! Y para eso no hay vacuna. No hay que perder los pies de la tierra, porque luego entras en una dinámica que te lleva. Todo el tiempo estás tomando decisiones: desde que te levantas hasta que te acuestas y hasta dormido. Porque a veces me acuesto pensando cosas que tengo que hacer.

—¿Cómo cree que este tema pueda afectar el futuro del Frente Amplio?

—Son temas que siempre van a estar instalados, y el Uruguay lo ha resuelto; en este caso de Sendic como pocas veces se ha resuelto. Ningún partido lo resolvió así. Se debe valorar, no hay ejemplos en el mundo. Ese ejemplo tiene que seguir. El Parlamento tiene que reglamentar los viáticos. Yo estuve diez años en el Parlamento y vi muchos senadores con la displicencia en la que usaban los fondos. ¡Para cualquier cosa! Me gustaría que le pongan allí la lupa. De los del Frente y de la oposición. Se van a encontrar con cosas muy interesantes. Pero los que gritaban en la pulpería, yo quiero que griten en la comisaría. El grueso de los parlamentarios no devuelve (los viáticos que sobran), y lo digo con propiedad. ¿Esto no es lo mismo que Sendic? Es lo mismo. No me pongan cara de póker cuando toda la vida hicieron eso.

—¿Cómo ve el futuro electoral de su partido?

—Y ese futuro lo va a determinar la gente.

—Pero usted, ¿cómo lo ve?

—Yo lo veo muy bien. Porque la vida es un compromiso constante. Y lo veo bien porque el Frente —con los errores que ha tenido y va a seguir teniendo— mantiene el contacto con la ciudadanía. Eso no se puede perder: el patear la calle. Es el ADN de la izquierda. No hay otra. Hay que salir a hablar con la gente. Por eso digo: que el dulce no nos pique los dientes entre otras cosas para achancharnos. Para no olvidarnos que a gobernar vinimos a militar. No a resolver nuestros problemas personales. Como sí lo han concebido históricamente los que hoy están en la oposición.

—¿A quién visualiza de candidato en su partido para las próximas elecciones?

—Ahora es más brava porque no está claro. Y hay que entrar en esa instancia de definiciones. Es parte de un proceso histórico. Hay que renovar, es un tema biológico.

—Daniel Martínez aparece como uno de las figuras claras.

—Y el Pelado está ahí. Es el que está mejor posicionado. Intendente de Montevideo, es el más conocido fuera de los tres lides históricos. Es una referencia fuerte la que hay atrás: Tabaré (Vázquez), Pepe (Mujica) y Danilo (Astori). Son los tres políticos más populares y fuertes del país. Pepe… si larga de vuelta gana. ¡Estoy convencido! Y con él gana el Frente Amplio, sin duda.

— A usted, ¿le gustaría que largase?

—Hay que respetar la decisión de Pepe. Y tiene razón lo que él dice.

—Pero a usted en lo personal, ¿le gustaría?

—Lo mejor es lo que construya la fuerza. Hay que trabajar por esa construcción. ¡Ah, pero me encanta la idea! ¿Sabes por qué? Porque cada vez que esa figura aparece, a varios se les da vuelta el estomago en dos segundos, ¡en solo dos segundos!

—Su futuro político, ¿cuál va a ser, piensa presentarse a la reelección en la intendencia?

—Un colega tuyo me dijo recién que José Carlos Cardoso (dirigente blanco) va a pelear por la Intendencia y me preguntó a mí qué era lo que pensaba hacer. Yo voy a decir la verdad: a mí me quedan dos años y medio. Los tiempos del senador Cardoso son distintos a los tiempos míos. Él es oposición, y hace cinco períodos que quiere ser intendente de Rocha. Me parece bien que lo siga intentando. Yo tengo que pensar en lo que recién decía, en la gestión y lograr la mayor cantidad de resultados. No es una declaración para la prensa, lo siento de verdad. Queda mucho para trabajar, y después veré cómo sigue la cosa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)