El análisis

El peligro de estar cerca de la censura

Este carnaval parece tener lugar solo para la polémica. En dos días, dos situaciones generaron casi el olvido de parte del público acerca de cómo va el concurso. El final de la primera rueda pasó desapercibido, pero en el pedregullo del Teatro de Verano, no se hablaba de otra cosa que de "aprietes" y "censuras".

Cabe recordar que esto es carnaval y el carnaval tiene como esencia la crítica, la burla y el humor, por sobre todas las cosas.

El carnaval, en democracia, se ha dado el lujo de criticar a presidentes, ministros, senadores, futbolistas y todo aquel que hiciera mérito para que una murga lo mencionara en su actuación.

Tenfield quiere estar lejos de esta polémica que se generó, alrededor de la murga Cayó la Cabra por una cuarteta, en donde se "mata" a un personaje por hablar mal de ellos.

Si bien el "chiste" no cayó en gracia, Tenfield tampoco obligará al conjunto a sacarlo de los textos. Por su parte, Yern señaló que sugirió un cambio en el libreto porque considera de mal gusto "matar a alguien" arriba de un escenario. Pero de mal gusto o no, el hecho que la murga elimine esa cuarteta, puede significar un peligroso antecedente para futuros carnavales. La censura previa de libretos murió con la dictadura, pero estos casos pueden ayudar a revivirla.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)