Las identidades de Amodio

A pedido del Ministerio del Interior, gobierno español investiga a Amodio

El Ministerio del Interior de España colabora con el Ministerio del Interior de Uruguay para determinar cómo Héctor Amodio Pérez consolidó en ese país la identidad de Walter Salvador Correa Barboza, nombre que le otorgaron los militares en 1973 para que huyera, con su esposa Alicia Rey, de sus excompañeros del MLN que lo habían condenado a muerte.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Amodio Pérez llega al careo con militares. Foto: Marcelo Bonjour

Con esa identidad vivió 42 años en España, donde logró obtener la ciudadanía en el año 1981 y donde nunca tuvo problemas con la ley.

"El Ministerio del Interior de España está colaborando con el de Uruguay para tratar de aclarar lo más posible las cosas", reconoció a El País el embajador de España en Montevideo, Roberto Varela Fariña.

Amodio Pérez, según el embajador, planteó a Uruguay y España un problema de doble identidad vigente. "Para España es español porque ha vivido allí durante los últimos cuarenta años y tiene la documentación en regla. Pero es claro y notorio que cuando llegó acá dijo que era otra persona", comentó Varela Fariña.

El Ministerio del Interior español analiza también qué hará si Amodio vuelve a España y, según el embajador, se respetará la decisión de Uruguay de quitarle el pasaporte español con el nombre de Correa Barboza. "No hay muchos casos en el mundo de doble identidad, por eso es un tema complejo", dijo el diplomático.

La embajada de España no tiene claro tampoco cómo actuar en caso que Amodio Pérez solicite asistencia consular si quedara detenido, ya que el servicio se brinda a los ciudadanos españoles. "Por un lado nosotros podríamos brindarle abogados si lo solicitara en caso de ser detenido y que el juez lo autorice, pero de todas formas, seguirá siendo un tema de la Justicia uruguaya por un delito presuntamente cometido en Uruguay, por lo tanto nuestro margen de maniobra es nulo", indicó.

El sábado ante la jueza Marcela Vargas, Amodio Pérez declaró que en 1973 recibió del general Esteban Cristi una cédula de identidad, una partida de nacimiento y un pasaporte uruguayos con su nuevo nombre y explicó que nunca regularizó su situación en España porque "temía por mi vida" aun cuando se restablecieron los regímenes democráticos en ambos países, porque sabía que el MLN lo buscó para ejecutar su condena.

Ante la pregunta de por qué vino a Uruguay, dijo que para "mantener un cara a cara" con sus excompañeros que aún mantienen la denuncia. "Yo quiero que la gente lea el libro para que sepa mi verdad, yo no voy a cobrar un duro por el libro... Yo soy Walter Salvador Correa Barboza, para mí Amodio Pérez desapareció cuando me fui".

La jueza, que el sábado lo dejó en libertad, entendió que es una persona que "por circunstancias de la vida debió llevar una doble identidad", lo que hace descartar "dolo" en cuanto a la documentación presentada en la Dirección de Migración el viernes cuando llegó a Uruguay. En su resolución Vargas afirma que era la única en su poder y que carecía de documentos que certifiquen que es Amodio Pérez.

La magistrada relata que ante el archivo de las actuaciones recibió la consulta del director de Inteligencia (Williams García), que le transmitió la inquietud de la directora de Migraciones (Myriam Coitinho) "acerca de su desconocimiento legal del proceder, por no poder permitir el egreso del país al denunciado con el pasaporte de mención". Vargas asegura en la resolución que ante la consulta administrativa, "sugirió" que no se le devuelva el pasaporte y que tramitara un documento nacional para eventualmente salir de Uruguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)