SALUD PÚBLICA

Pediatras llaman a vacunarse "sí o sí"

"Sí o sí los niños entre seis meses y cinco años deben vacunarse", declaró ayer a El País desde la Sociedad Uruguaya de Pediatría (SUP) la doctora Mónica Pujadas. Lo hizo luego de que el Ministerio de Salud Pública (MSP) alertara que varios médicos estaban recomendando a padres que no vacunen a sus hijos.

"Tenemos una posición bien clara desde hace años sobre esta vacuna. Pero este año, además, especialmente insistimos por la situación epidemiológica en que esta debe darse. Puede que no haya heterogeneidad entre los pediatras, pero la recomendación de la Sociedad Uruguaya de Pediatría y de la academia es que se dé la vacuna", insistió Pujadas.

La pediatra dijo que además de los niños entre seis meses y cinco años, la SUP llama a que aquellos "con factores de riesgo por enfermedades crónicas como asma, cardiopatía u obesidad" sean vacunados.

Más allá de esto, Pujadas explicó que "es una vacuna que no importa la edad en que se reciba ni la situación clínica, siempre evita en un 70% el contraer la gripe y tener complicaciones con la enfermedad".

Crítica.

La subsecretaria de Salud Pública, Cristina Lustemberg, había dicho a radio Sarandí que el MSP detectó que "llamativamente" hay muchos pediatras "que recomiendan no vacunar".

"Yo soy pediatra y jamás se me ocurriría recomendar a una población de riesgo, como son los niños, no vacunarse", aseveró la jerarca, y explicó que "está trabajando muy fuertemente" con la Sociedad Uruguaya de Pediatría ya que "no se visualiza la gripe como una enfermedad grave".

De los niños de seis meses a cinco años, solo 14% está vacunado contra la gripe, lo que para Lustemberg es "muy, pero muy bajo".

Lustemberg reconoció que aunque nunca se vacunó a tanto personal de salud, hoy se está en apenas 43% que fueron vacunados. Dijo que se está trabajando "muy fuertemente" con las asociaciones médicas y la dirección de los centros de salud porque "esta es una vacuna que tiene muchos mitos".

"Estamos identificando que hay dificultades", precisó Lustemberg. Y añadió: "Nadie debe dar números para un mes después, es un error conceptual (...) Yo con mis hijas estuve tres días para tratar de vacunarlas, hay que ubicar rápidamente que hay lugares que tienen horario extendido de 8 a 20". Además, también dijo que cuando se identifica un lugar donde se acabó la vacuna se desvía a la gente hacia otros donde todavía tienen.

En tanto, Pujadas señaló que "en los últimos días han crecido las consultas" pediátricas. "Con esto que se adelantó la etapa invernal aumentaron las consultas por varias infecciones respiratorias, no solo influenza. Lo que pasa es que al perfil de la gripe cuesta diferenciarlo de un resfrío, realmente el perfil está siendo más intenso, hay más circulación viral, contagios, e incluso ingresos al CTI", manifestó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)