DOCUMENTO PARA DISCUSIÓN

PCU quiere eliminar el "vestigio fascista" de las Fuerzas Armadas

El sector ubica a militares en un “bloque de poder” de carácter imperialista.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El sector se prepara para la discusión en el próximo congreso. Foto: A. Colmegna

El Partido Comunista pretende "democratizar" a las Fuerzas Armadas y "erradicar cualquier vestigio fascista de su seno". El planteo es parte de una estrategia más general de "democratizar el Estado" y está contenido en las bases de discusión para el Congreso del sector que se realizará en mayo de este año.

En el documento —al que accedió El País— se indica que "es necesario debatir cómo las Fuerzas Armadas se corresponden con los procesos de democratización general de la sociedad". Según afirman, hacerse este planteo supone "erradicar el vestigio fascista de su seno". Para los comunistas, todo el esfuerzo militar "se deberá dedicar estrictamente a la defensa de nuestro territorio".

El sector ubica a las Fuerzas Armadas (identificados como "sectores reaccionarios y fascistas") dentro del llamado "bloque de poder", que según dicen está integrado por "representantes directos del imperialismo" y "capitalistas de bandera nacional cuyas ganancias se asocian al capital trasnacional". Dentro de ese grupo incluyen a las cámaras empresariales, los dueños de los grandes medios de comunicación y la cúpula de los partidos tradicionales.

"Este bloque que expresa los intereses imperialistas y a una minoría de la sociedad uruguaya brega, desde el dominio que mantiene, por recuperar la administración del Estado y reconstruir su plena hegemonía", advierten. En contraposición, hablan de un "bloque contra hegemónico" que para ellos expresa "las grandes mayorías nacionales" y cuyo centro está focalizado en la "clase obrera". En ese plano señalan que están contenidos el Frente Amplio y el Pit-Cnt, junto con organizaciones populares como el movimiento estudiantil y juvenil y las asociaciones de jubilados.

"En riesgo".

En su análisis político de la realidad nacional, los comunistas sostienen que lo logrado en los gobiernos del Frente Amplio "es superior a lo obtenido bajo todos los gobiernos anteriores". Por lo que llaman a "asumirlo y defenderlo" para poder "luchar por mayores avances".

Sin embargo, alertan que "los logros alcanzados está en riesgo extremo" debido a "la debilidad de la economía frente a la realidad internacional". Sobre la economía uruguaya, indican que "esta cada vez más primarizada, concentrada y extranjerizada" y "es una pluma en el viento de la crisis general del sistema del capital".

En ese marco, reclaman. modificaciones de la política económica "con sentido nacional antimperialista" para "armar una tendencia favorable a los intereses populares". Uno de los puntos que cuestionan es la búsqueda de inversiones extranjeras en el que se focaliza el gobierno del presidente Tabaré Vázquez.

"En el plano económico la centralidad en la búsqueda de inversiones extranjeras no garantiza nada para los uruguayos", aseguran los comunistas.

Como estrategia plantean el incremento de la inversión pública como "factor dinamizador de la economía" y creador de la infraestructura para el desarrollo productivo, donde dicen que las empresas públicas deben jugar "un rol fundamental". Así como la conformación de un Banco de Desarrollo.

Los comunistas entienden que este 2017 "será crucial" para el abordaje del cumplimiento del programa de gobierno y "se deberán hacer los máximos esfuerzos en concretar lo prometido para alcanzar el cuarto gobierno del Frente".

"El FA está subsumido en tareas de gobierno"

"Como consecuencia del ejercicio del gobierno, tanto a nivel nacional, como departamental y municipal; el Frente Amplio fue subsumido por dicha responsabilidad y su agenda". Esta es la conclusión a la que llega el Partido Comunista en el documento base de discusión de cara al próximo Congreso.

Como aspecto negativo, resaltan que la discusión dentro de la coalición "se ha reducido a los temas del gobierno". En ese marco, sostienen que los temas "se tratan tarde y mal" y a su vez reconocen que "la vida política del FA se ha subordinado a lo electoral y a la discusión de los espacios de gobierno". Como consecuencia de este proceso, dan cuenta que "se ha debilitado" a los comités de base. Por otro lado, llaman a "defender el gobierno" y evitar "infantilismos de izquierda".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)